6 dic. 2012

Cine latin american way

Por distintas razones y fortunas, en los últimos tiempos pude ver varios filmes que tenía pendientes, anotados o en vista, de los alrededores latinoamericanos. El recorrido incluyó:

* La interesante película chilena No, de Pablo Larraín, sobre el plebiscito que insólitamente convocó y perdió Pinochet -un plebiscito que lo llevara a dejar el poder (casi) definitivamente. Es la tercera obra dentro de la "trilogía Pinochet" de Larraín, luego de sus -difícil no decirlo así- dos perturbadoras películas previas, Tony Manero y Post-Mortem.

* Una delicada película peruana, Las malas intenciones, de Rosario García Montero, un pequeño oasis en una filmografía -la peruana- muy marcada por la violencia (aquí también presente, pero sólo en el trasfondo, con Sendero Luminoso afirmando su lugar amenazante).

* La argentina Errata, del muy prometedor Ivan Vescovo (y en cuya producción participó la amiga Sofía C.). Entre otras cosas, la película es una buena prueba de la existencia de una comunidad (en un sentido fuerte del término) muy amplia de jovencísimos y talentosxs realizadores, productores y actores (increíble: todos amigos entre sí¡). Mucho bueno, necesariamente, saldrá de allí.

* Tres películas brasileñas: O Palhaco, de Selton Mello -una película de qualité, pensada para agradar a críticos extranjeros en busca de exotismo latinoamericano; un film para tragar amargo, Super Nada, de Rubens Rewald; y un extraordinario cuasi-documental, hecho en un barrio rico de Recife, O som ao redor, una gran muestra de cómo dar cuenta de un mundo (en este caso Recife) a partir de una limitadísima sección del mismo (en este caso, co-propietarios reunidos en un consorcio rico, y atravesado por los temores de la inseguridad).

* Otro gran semi-documental, en este caso uruguayo, El Bella Vista, de Alicia Cano -una sorpresa, y una buena muestra de cómo mostrar los cambios (la decadencia?) de un viejo club de fútbol barrial, devenido en antro prostibulario, en donde el vecindario se vincula con lxs viejxs travestis locales.

* Dos mexicanas, la muy valiosa Fecha de Caducidad, de Kenya Márquez, de una sordidez ripsteiniana; y la última película de Carlos Reygadas, Post Tenebras Lux. Reafirmando un estilo reconocible, que se sobrepone a las meras ganas de provocar shock, el film de Reygadas (que es muchas cosas) contribuye también a marcar una época, insistiendo en una línea de reflexión particular, dentro del nuevo cine latinoamericano.

En efecto, y como las recién citadas O som ao redor, de Brasil y Las malas intenciones, de Perú, Post Tenebras habla de los temores de las clases acomodadas, frente a las inseguridades que les deparan ciudades cada vez más "sitiadas" por la pobreza alrededor. Este tópico reiterado también dice algo acerca de las condiciones materiales de la producción cinematográfica, en la región, y el origen social de muchos de sus directores de cine más avezados y mejor receptados.

P.D.: Aunque se me va de la región, no puedo dejar de mencionar Journal de France, del francés Raymond Depardon y su mujer Claudine Nougaret, que en parte recopila fragmentos (impresionantes) de sus arriesgados trabajos previos (que van desde la Praga primaveral a la Nicaragua revolucionaria), y en parte muestra a Depardon -viejo y lleno de vida- recorriendo Francia, para tomar fotos fijas y de gran formato en lugares entrañables.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Como se tiene acceso a películas tan fascinantes?! Alguna página de internet?
Nicolás.

Maria Valeria Di Battista dijo...

Hola, soy María Valeria. Descubro tu blog por recoendación de una gran amiga y traductora de inglés. Soy traductora literaria e intérprete de francés, vivo en Francia de manera permanente desde 2007 e intento seguir comprendiendo y viviendo la Argentina (aunque regresé a mi país todos loa años) desde acá. Gracias por tus lecturas, las mejores que tal vez haya leído. Gracias por los datos sobre las películas (soy muy cinéfila). Y gracias por el comentario sobre el film de Depardon, uno de los tantos grandes hombres, buenos hombres, que todavía quedan en países como Francia. Libertad, igualdad y fraternidad para todos. A bientôt !