17 oct. 2014

Empezó el juicio por la toma del Indoamericano/ Rousseau

Ayer comenzó el juicio a dos tremendos militantes sociales -el tano Nardulli y Diosnel Pérez- por su presunta participación en la ocupación del Parque Indoamericano (info de la audiencia, en donde estuvimos, acá). La toma resultó un evento desgraciado, que en todo caso sirvió para poner de manifiesto el grave problema que miles de familias padecen, en relación con su derecho constitucional  a una vivienda digna (el Código Civil, bien gracias). Frente a esa situación, que implica la activa violación de sus derechos constitucionales (de la Nación y de la Ciudad), el Gobierno de la Ciudad y el de la Nación actuaron como suelen hacerlo, más allá de la retórica para la tribuna: hermanados, se ocuparon de los negocios y descumplieron sus promesas de solucionar la cuestión habitacional. 

Mientras tanto, como no podía ser de otra manera, los únicos que la siguen padeciendo son los de siempre, por un lado los sin vivienda, por otro lado los militantes sociales, para quienes se busca ahora una sanción ejemplar. Tiene que quedar en claro el mensaje que propician el gobierno nacional y citadino: que a nadie se le ocurra protestar. Esperamos que la jueza Cristina Lara sepa comprender lo ocurrido, y poner el foco de su atención en las gravísimas faltas gubernamentales del caso, que explican la desesperación de muchos, por asegurar sus derechos vitales.

Mientras tanto, ayer en el juicio oral, lo de siempre: 

Afuera, los enviados de los medios (muchos oficialistas) tratando de sacar jugo a la posibilidad de criticar a Macri (resultaba gracioso verlos asentir entusiastas cuando los militantes -en declaraciones radiales y televisivas- iban avanzando en su diatriba antimacrista, y retirar los micrófonos presurosos cuando la crítica seguía de largo, hacia el gobierno nacional).

Adentro, el fiscal Cevasco llevando adelante una imputación pobre y manipuladora (fue llamado varias veces la atención, durante las declaraciones de los imputados, por sus preguntas capciosas e indicativas). El fiscal cerró su breve alocución inicial con una insólita cita a Rousseau. Con tono marcial   y profesorial se dirigió a los imputados recordándoles a Rousseau: "el hombre debe someterse al dulce yugo de la ley." Es curioso porque es una cita similar a otra a la que recurro siempre, para sostener exactamente lo contrario que Cevasco: debemos ser esclavos de la ley, sí, en la medida en que seamos sus plenos autores, en que podamos vernos reflejados en ella, en que podamos escuchar nuestra voz cuando ella habla. El efecto es el contrario si lo que ocurre es también lo contrario.

Por eso la cita de siempre a A.Duff:

Si existen individuos o grupos dentro de la sociedad que (en los hechos, aún si de un modo no buscado) se encuentran excluidos de modo persistente y sistemático de la participación en la vida política, y de los bienes materiales, normativamente excluidos en cuanto a que el tratamiento que reciben por parte de las leyes e instituciones existentes no reflejase un genuino cuidado hacia ellos como miembros de una comunidad de valores, y lingüísticamente excluidos en tanto que la voz del derecho (la voz a través de la cual la comunidad le habla a sus miembros en el lenguaje de los valores compartidos) les resulta una voz extraña que no es ni podría ser de ellos, luego la idea de que ellos se encuentran, como ciudadanos, atados a las leyes y que deben responder a la comunidad, se convierte en una idea vacía. Las fallas persistentes y sistemáticas, las fallas no reconocidas o no corregidas en lo que hace al trato de los individuos o grupos como miembros de la comunidad, socava la idea de que ellos se encuentran atados por el derecho. Ellos sólo pueden sentirse atados como ciudadanos, pero tales fracasos les niegan, implícitamente, su ciudadanía, al negarles el respecto y consideración que se les debe como ciudadanos (Duff 2001, 195-6)

13 comentarios:

Eduardo dijo...

Roberto,
En qué medida separás los justificados reclamos sociales por vivienda, del negocio de unos pocos que organizan tomas para luego lotear terrenos, venderlos o alquilarlos?
Respeto el derecho de los más débiles a reclamar una vivienda digna mientras todos los gobiernos le dan la espalda.
Pero lo que no respeto es el derecho a la consolidación de mafias alrededor de los vacios legales.
Es decir en una ocupación como la del Indoamericano, donde se generan vacios legales, la proliferación de mafias que controlan ese espacio es enorme, y estas mafias operan en detrimento de los que menos tienen. Cobrando alquileres altos, vendiendo a varias personas el mismo lote. Etc.

Por otra parte como conteplás el derecho de los vecinos que se oponen al asentamiento en estos casos? Es decir si yo vivo en una casa y en frente se me instala una asentamiento precario, el valor de mi casa cae muchísimo, y por lo tanto yo pierdo la posibilidad de mudarme a un lugar que considere que tiene las mismas condiciones que donde vivía antes, por lo tanto, de alguna manera pierdo derechos.
Si a eso se suma un aumento en los robos que sufro, tengo una pérdida de derechos en materia de seguridad.
Te agradezco la respuesta.
Saludos

rg dijo...

por suerte en el juicio no esta en juego el tema mafias de la vivienda, sino una ocupacion hecha por gente desesperada (inducida o no por otros, eso pasa siempre), frente a ordenamientos nacionales y locales super exigentes sobre los gobiernos en materia de vivienda.

el buen derecho ha sabido lidiar con este tipo de casos: desalojo condicionado a reinstalacion en condiciones dignas y constitucionalmente sostenibles

Diego R. dijo...

Marco algunos problemas en lo que decís:
1. La cita podría hacer pensar que, por ejemplo, un tipo que vive en una villa asesina al asesino de su hijo que (como en tantos casos) está en la impunidad, no es merecedor del reproche penal.
2. Idem en casos de gente de un barrio que está harta de que les roben y lincha.
3. Un problema más propio de la manera en que ofrecés la solución del desalojo condicionado...¿Qué incentivo estás creando? Básicamente, un incentivo a la usurpación.

rg dijo...

diego, pero mira que escribi un monton sobre el tema, por eso no creo que necesite aclarar tanto (es un tema recurrente en el blog, el del castigo en condiciones de desigualdad)
para resumir rapido lo que trato largo:

1) merece reproche, es responsable de lo que hizo, otra cosa es que reproche y quien reprocha. por lo demas, por suerte, asesinar y ocupar (sobre todo en estas condiciones) son faltas demasiado distintas

2) rechazo el populismo penal (por razones largas) y ademas, hay otras vias accesibles para solucionar aquel problema, que no requieren la muerte de nadie (i.e., mas custodia en lugares sensibles)

3) cuando algunas cortes (i.e., la sudafricana) decidieron sobre el tema, no lo hicieron con la calculadora en la mano, sino con ciertos principios constitucionales en la mano: "usted, estado, incumplio lo que les prometio, no actue entonces como si hubiera cumplido"

Anónimo dijo...

Bueno, pero la cita de Duff no conduce a nada, si estan excluidos (??? que es excluidos???), del derecho???? entonces reclaman un derecho justo (pero no estaban excluidos justamente del derecho???) por otro lado que es eso de la exclusion del derecho, una muerte civil??? retorica barata, igual que la cita a Rousseau

rg dijo...

otro lector de solapas, actor de twitter y facebook: un dia lee algo que vaya mas alla de una cita. agarrá el libro de duff, por ejemplo, y hablamos. la alternativa es esto: que sigas reduciendo un libro que argumenta a un parrafito, y lo desautorices porque no argumenta bien

Martin dijo...

"No se trata, sin embargo, de recitar los nombres de los principales gobernantes de la región, responsables de los derechos que no se efectivizan, bajo retóricas siempre encendidas. Se trata de denunciar un modo errado de pensar el constitucionalismo, que después de más de doscientos años de práctica no ha aprendido a reconocer lo obvio, esto es, que el poder concentrado (político, económico) no puede sino resistir la puesta en práctica de los derechos nuevos, porque ella promete socavar también el poder de quienes hoy gobiernan discrecionalmente, bajo el control de nadie". Gargarella, en su nota de opinion del Pais. Mire, si me tengo que guiar por su interpretacion de Duff, ya que Ud. al parecer es el principal exegeta de el en la Argentina. Quisiera por favor explicarme primero que quiso decir ese este parrafo publicado en el diario el pais? No solo porque esta redactado en un castellano incomprensible, sino tampoco porque no se puede distinguir de que esta hablando. Si no entendi mal, me parece que Ud. tiene buenas intenciones, pero luego, descalificar a cualquiera por no interpretar correctamente a Duff, no hace bien a su buena intencion, mucho menos si consideramos sus propios problemas basicos de comunicacion.

Ramiro dijo...

Roberto, podrias explicar brevemente a que te referis con lo de populismo penal? Yo pregunto, pues sostengo que, por ejemplo, el uso del discuro de Zaffaroni, en gran parte por el mismo tambien, es la mejor muestra de ello. Te referis a eso, o es a una suerte de demagogia que viene de la politica, o a otra cosa?

rg dijo...

el populismo penal se ha asimilado al neopuntivismo: mas conductas criminalizadas con penas mas altas, invocando la voluntad del pueblo a la que no se escucha y con la que no se discute

rg dijo...

se trata de no descalificar a nadie, justamente. no se puede hacer la argentina de voltear a un autor por una cita. la cita uno la toma o no, si le interesa va y lee al autor, si no le interesa la deja, si le parece horrenda trata de leer al autor para criticarlo o, si se va a quedar en ese pedacito, no se agranda pensando que ya lo conoce o responde asumiendo que ya sabe todo lo que el autor tiene para decir

Martin dijo...

Comprendo su punto, disculpe Ud. mi castellano, no es mi lengua madre. De todas maneras, no creo que sea esa la funcion de una cita, pues tengo que asumir, y corrijame si me equivoco, que su intencion entonces es abrir paso a la lectura del autor, y no debatir sobre su propio punto de vista. Pero lo que deberia estar en el centro de debate deberia ser justamente el argumento, y no el autor, pues de ese deficit adolece tambien la cita que efectuo?? el fiscal sobre Rousseau. En todo caso, ?por que no discutir sobre argumentos, en lugar de abrir notas al pie para remitir a otro argumento, pues si uno coindice con ese argumento, simplemente lo puede hacer propio, (explicandolo primero) y luego remitir al autor. Eso es un fundamento de semantica comunicativa. Si siguieramos esa logica, no podriamos citar a ningun autor de lengua extranjera, solo porque la audiencia no tiene acceso al material en otro idioma, simplemente porque no lo conoce. O tiene el acceso, y simplemente no lo ha leido, ni tampoco tiene interes en leerlo, aunque si tiene interes en debatir con argumentos propios. Desconocer a tal o cual autor no me parece nada grave, ni tampoco invalida una interpretacion de una cita, cuando no se explica correctamente el contexto o el sentido. LE agradezco por su comentario, profesor.

rg dijo...

no te entiendo martin. ante todo, hay posts que desarrollan argumentos, hay otros, como éste, que no son más que breves comentarios, casi al pasar, detalles sobre la actualidad -finalmente, estamos en un blog. en todo caso, apuntaba a criticar a un argumento del fiscal, que no era tal, o que desarrollado naturalmente (tomar en serio al autor que el citaba), mostraba que lo que el señalaba se caia por su propio peso. mi cita de duff forma parte del modo en que, en varios textos largos, traté la cuestión. si a alguien le interesa el tema (porque, obviamente, nadie está obligado a leer nada o a conocer todo) puede ir a mis textos, o ir al texto de duff. tan simple como eso.

Martin dijo...

Si entiendo lo que Ud. dice, profesor. Solo vi su referencia al ultimo comentario y me centre en el post en general. No observe la dinamica de su blog. Ud. entendera que el internet se presta a muchas interpretaciones pues es muy ambiguo, por lo que valdria la pena aclarar simplemente el fundamento por qué uno cita, con el fin de evitar que se normalice (?? se vuelva normal), precisamente, entre los lectores, muchos de ellos alumnos, la disparatada alocusion a autores, como lo hizo -disparatadamente- el fiscal en su pladoye. Mi comentario simplemente pretende mejorar la calidad de su blog, para llegar mas rapido a un acuerdo o desacuerdo, siguiendo su posicion teorica, sin perderse en temas como este.Le agradezco por su tiempo, profesor.