20 oct. 2014

Reportaggio

Reportaje a don Arballo, hoy en Página, con varias coincidencias, acá

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si Petracchi consideraba a la ley de medios obsoleta e inútil nunca pudo sostener que superaba el test del escrutinio estricto. Esto es así porque una ley inútil no es apta para conseguir el fin propuesto por el legislador y, por consiguiente, viola el principio de razonabilidad.
En mi opinión Petracchi fue más un juez del poder que que un genuino liberal.
Su voto en Sejean, que comparto totalmente, se dictó cuando el Congreso estaba discutiendo la ley de divorcio. El de Bazterrica, que también comparto, fue contra una ley de Lopez Rega repudiada por represiva en los 80.
Los votos en temas de libertad de prensa, que también comparto, no tocaban al poder sino que eran asuntos entre privados.
En los 80 avaló la constitucionalidad de la ley de obediencia debida a pesar de la valiente y correcta disidencia de Baqué.
Arenzón y CHA fueron buenos votos pero también casos fáciles.
En los noventa avaló el rebalanceo telefónico que consistió en una suba de las tarifas de los servicios monopólicos para subsidiar los servicios que se prestan en competencia. De esa manera aseguró el monopolio de Telefónica y Telecom en una de las industrias más rentables del país.
En síntesis, se lucía como liberal en cuestiones que al poder no le importaban mucho y avaló las cuestiones que sí le importaron como la obediencia debida en su momento, el rebalanceo telefónico y la ley de medios.
Digo esto con todo respeto por su persona y reconociendo su inteligencia y conocimientos jurídicos y las enseñanzas que dejó en muchos de sus fallos.