23 oct. 2014

Se conoció el Código Procesal: qué es lo que la Presidencia eligió discutir

Se conoció, finalmente, el texto del proyecto de Código Procesal Penal. La discusión, ahora, deberá orientarse a examinar los detalles del mismo, y no la muy peculiar selección de temas que la propia Presidenta escogiera hacer, en cadena nacional, y en relación con el Código. El Código, como ya veremos, combina cuestiones atractivas y preocupantes, y frente a su complejidad aparece la pregunta acerca de por qué la Presidente eligió referirse al mismo del modo en que lo hizo; por qué decidió tocar las cuerdas que tocó en su primer discurso dedicado plenamente al Código; y por qué, además, enfatizó en cada uno de los temas seleccionados, los aspectos más polémicos, y la interpretación menos garantista de las cláusulas seleccionadas.


La respuesta a tales preguntas no es muy difícil: por razones de competencia electoral, la Presidenta decidió acercarse al Código “por abajo”, inyectando en el discurso público temas y enfoques que contaminan al mismo, que ensucian derechos, que alimentan los sospechas sociales, pero que…resultan a la vez productivos en términos políticos. Para decirlo brutalmente: hay que sacarle votos a Massa, y si ello implica  quemar en la hoguera pública el discurso de las garantías penales, o poner en duda la respetabilidad social de los inmigrantes pobres, bienvenido sea. Para decirlo ahora con una respuesta más larga: es preferible siempre ganar un voto, no importa que ello requiera degradar la discusión pública, dándole aliento a los sectores más represivos de su gobierno (léase Berni, Milani, ciertos sectores de los servicios de inteligencia o la gendarmería ocupados del espionaje social, y que ella supo, consistentemente, y a lo largo del tiempo alentar); agitar en público las banderas características del discurso punitivista; mezclar aspiraciones propias del populismo penal y el derecho penal del enemigo; estigmatizar de modo irresponsable al extranjero proveniente de países vecinos; o poner el foco penal de la lucha contra el crimen en los marginales y perejiles nacidos al calor de la Argentina desigual que ella consolidó. No sorprende entonces, y en este sentido, que en cadena nacional, la Presidenta haya escogido al “motochorro” como figura paradigmática de la inseguridad en la Argentina, o como canal apropiado para hablar de la criminalidad –criminalidad que en el país merecería sin dudas otra mirada, en un marco dominado por la corrupción estructural, o el tráfico de sustancias prohibidas desde las propias entrañas del poder.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

"ARTÍCULO 136.- Duración máxima del proceso. Efectos. Sin perjuicio de lo establecido para los
procedimientos especiales, todo proceso tendrá una duración máxima de DOS (2) años contados desde el
acto de formalización de la investigación. No se computará a estos efectos el tiempo necesario para
resolver los recursos de casación y extraordinario federal. La rebeldía o la suspensión del trámite por
cualquiera de las causas previstas en la ley suspenderá el plazo antes referido.
Vencido el plazo previsto de duración máxima del proceso, el juez o el tribunal, de oficio o a petición de
parte, cuando determine que la prolongación de la causa conlleva una grave lesión al derecho de ser
juzgado en un plazo razonable, dictará el sobreseimiento del imputado. " - ¿Receta para la impunidad?

Anónimo dijo...

ARTÍCULO 136.- Duración máxima del proceso. Efectos. Sin perjuicio de lo establecido para los
procedimientos especiales, todo proceso tendrá una duración máxima de DOS (2) años contados desde el
acto de formalización de la investigación. No se computará a estos efectos el tiempo necesario para
resolver los recursos de casación y extraordinario federal. La rebeldía o la suspensión del trámite por
cualquiera de las causas previstas en la ley suspenderá el plazo antes referido.
Vencido el plazo previsto de duración máxima del proceso, el juez o el tribunal, de oficio o a petición de
parte, cuando determine que la prolongación de la causa conlleva una grave lesión al derecho de ser
juzgado en un plazo razonable, dictará el sobreseimiento del imputado. - ¿Receta para la impunidad?

Martín L. dijo...

¿O sea que el discurso de CFK es más "manodurista" que la legislación concreta que está proponiendo?

rg dijo...

si y no. no, en cuanto a que las coincidencias están. sí, en cuanto a que el derecho debe ser siempre interpretado, y muchas de estas normas (como la ley antiterrorista) pueden ser leídas de modo más benigno o más estricto, y ella está abonando las lecturas más escandalosas: es su opción, porque necesita hacer ruido por ahí, por una cuestión de mero cálculo electoral

Anónimo dijo...

anonimo 11:12 ese no es el proyecto

JRLRC dijo...

Tengo que preguntar (mexicano...), qué es un "motochorro"??

rg dijo...

uh, perdón. se llama así a aquellos que delinquen (i.e., arrebato de bolsos o carteras) montados en una moto. hubo un caso reciente, famoso, de uno que fue filmado asaltando a un turista, y que generó una (boba) discusión, muy extendida

Alejandro Kafka dijo...

La censura no existe, mi

rg dijo...

lo que existen son reglas de moderación del debate, que están escritas en la página del blog: vos venís hace tiempo, por este medio y otros, buscando insultar y descalificar, en lugar de ponerte a discutir argumentos, que acá siempre damos. asi que no sos bienvenido en esos términos

Anónimo dijo...

El proyecto, en su extensión..

(más allá de la "conmoción social" y la deportación de extranjeros, lo cual me parece indignante, xq no se está hablando de los nuevo títeres adictos al gobierno que van a nombrarse?)

Saludos
Sally McL.
http://www.eldial.com/nuevo/boletin/2014/codprocpen/Proyecto_Codigo_Procesal_Penal.pdf

Alejandro Kafka dijo...

"Regla de moderación

Son bienvenidos todos los comentarios y críticas, aún los más extremos, pero no así los agravios hacia otras personas o grupos."

Chicanear, sí, como también vos lo has hecho en varias oportunidades,pero ¿insultar? ¿descalificar?

Publicás y simpatizás con los que descalifican como inútiles a quienes adhieren a este gobierno nacional... más allá de tus propias descalificaciones.

Parece, RG, que vos mismo no respetás las reglas de moderación de tu blog.

O, al menos, medís con varas muy diferentes.

Otra pena.

rg dijo...

me has estado insultando, acá, por twitter o por donde sea. argumentá y escucharemos tus argumentos.

JRLRC dijo...

Gracias.
Saludos!