21 nov. 2014

Lavado

Qué curiosa sensación la de tener una Presidenta que financió su primera campaña con dinero narco, y que ahora está señalada judicialmente por ser propietaria de una cadena de hoteles donde -simplemente, sin vueltas- se lavaba dinero, a través del alquiler millonario de más de mil habitaciones por mes durante años (¡¡¡). Habitaciones que, por supuesto, nadie ocupaba. Este tipo de información, judicialmente apoyada y bien documentada, no ameritaría alguna consideración, por parte de los medios oficiales, más que las denuncias de "golpismo"? No se reconoce allí un problemita, digamos, de tremenda gravedad institucional?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No. De hecho nuestro juez de la corte dice que si se va Cristina, se viene el caos... http://www.diariojornada.com.ar/111662/politica/El_exministro_de_la_Corte_mano_a_mano_con_Jornada_a_solas_con_Zaffaroni

Eduardo Reviriego dijo...

No hay dudas de que hay algo de golpismo: bastante golpeada se la ve a la presidenta. Aclaro: "se la ve" en un sentido figurado.
Lo grave que surge de estas documentadas investigaciones, es la pasividad/complicidad de la AFIP, UIF, IGJ, y otros organismos, colonizados por el kirchnerismo como nunca se ha dado en nuestra historia. A los K, que les gusta construir hitos históricos, aquí tienen uno que va a ser difícil superar.