21 nov. 2014

Todos sediciosos

Excelente el abogado oficial Barcesat, pidiendo saldar las diferencias políticas existentes a través del procesamiento penal de la oposición. Y ya que estamos, y para no irnos con pequeñeces, usando la figura de la sedición, así todos los opositores quedan a un paso de transformarse en "traidores a la patria," y a otro de ir a la cárcel como tales: sólo hace falta encontrar el juez adecuado. Adelante¡ Sedición para todxs¡ Por un derecho al servicio de los verdaderos intereses del pueblo¡

6 comentarios:

Eduardo Reviriego dijo...

En nuestro pasado un gobierno que tenía mayoría en ambas cámaras, también persiguió penalmente a los legisladores de la oposición. En ese ir "por todo" ¿irán ahora por las bancas?

Anónimo dijo...

Qué este señor explique por qué las Madres le pagaron 1 millón de dólares y de dónde salió ese dinero

Anónimo dijo...

Menos mal que algunos se dicen constitucionalistas...
y despues hacen todo lo contrario a la letra de nuestra querida y maltratada Constitucion.
ah eso si vamos que tenemos nuevo Codigo Civil... pero de respeto a la ley suprema muy poco.
Rocìo

Anónimo dijo...

Mas allá de la ridícula denuncia de E.B. creo que corresponde destacar que el documento firmado por los 28 senadores opositores es un mamarracho. Pareciera que los asesoró Kunkel.
Todos sabemos que los k han sido traicioneros en negociaciones parlamentarias (ley de medios o ley de partidos políticos por ej.) pero ellos están negando una facultad del PEN (designar el juez) sin siquiera esperar a ver quien designan.
No es lo mismo que designen a Zanini o Barcesat, que a Mónica Pinto o a RG.
A mi entender el oponerse a cualquier designación da lugar a que el kirchnerismo se ponga en lugar de víctíma.
Por otro lado nadie asegura que el próximo presidente no intentará colocar a un juez adicto.
Sin ir mas lejos, Macro hizo algo similar en el tribunal superior, Scioli es parte de este gobierno y Masas fue parte y esta rodeado de ex kirchneristas hace 5 minutos.
Nico

Eduardo Reviriego dijo...

En efecto, existió un poco de sobreactuación, aunque es probable que los senadores hayan querido comprometer a algunos colegas no muy confiables y que ya en varias oportunidades fueron sorprendidos por la astucia del oficialismo. Lo cierto es que se avecinan grandes batallas en ese cuerpo, la resurrección de Carlitos es una prueba de ello.

Anónimo dijo...

Imaginen si persiguieramos penalmente a nuestros "representantes" por no sancionar la ley de coparticipacion. Todos sopres!