24 jun. 2010

Almorzando con la Barrick



La presidenta no le niega un almuerzo a nadie, ni si se tiene que trasladar hasta Toronto. Y menos que menos al dueño de la Barrick Gold (acá). Y qué siga siga la explotación a cielo abierto! Vamos Argentina!

4 comentarios:

Domingo dijo...

Mírele el lado positivo, Robert .. al menos se sabe! En Chile pedimos información sobre las relacioens gobierno/barrick y nos dijeron "no."
Un aguante,
D.

Anónimo dijo...

Son todos socios del saqueo, seria ingenuo pensar otra cosa. Y los pseudoprogres le buscan una justificación ideológica, que falta de sentido critico! Ay! Ay! Cuanto daño y en tan poco tiempo! Que no nos secuestren los goles!! dijo una vez quien hoy pretende secuestrar el derecho a un ambiente sano consagrado en la constitucion.
No hay que buscar un análisis profundo , son una banda -una corporación que ha tomado por asalto a la ciudadanía. En el pasado fueron los milicos con sus armas, hoy la corporación política ha instaurado un dictadura de la peor calaña. La sola idea del veto presidencial me estremece!
Y buscar soluciones en la oposición es como pedirle a un tiburón que le diga al tiburón que te esta por comer que se cope y no te coma. Corporativismo del peor!

Ipodiano

Ana dijo...

El mix entre la reunión de la presidenta con Peter Munk y la amenaza del veto - junto al recuerdo del veto a la ley de glaciares - me ha producido espanto, más si es posible.

Anónimo dijo...

¿ dónde estan los commenters K?