6 jun. 2010

LF sobre HN

El colega Leonardo Filippini, sobre el caso Herrera-Noble, siguiendo varios de los argumentos abiertos por acá hace un par de días, hoy en nota en Página, acá

3 comentarios:

Alejandro Kafka dijo...

Si nos atenemos a lo manifestado por la jueza Arroyo Salgado, que actuó "sin más demora ni dilaciones", conforme la instruyó la Cámara Federal, y aún considerando que a Marcela y Felipe Noble les habrá resultado muy desagradable, no hubo ningún trato vejatorio.

""Cuando fue la requisa más íntima sólo estuvo presente la técnica especialista, que debe asegurar el elemento que está secuestrando, y una testigo, nada más. Se hizo en presencia de dos personas, no en presencia de siete personas", dijo la jueza.

La magistrada agregó: "Ordené, como lo manda el código, que la requisa se hiciera por separado cuidando preservar el pudor de las personas teniendo fundamentalmente en cuenta que se trata de víctimas de un hecho denunciado, por lo cual que se realizara de la manera menos lesiva cuidando de no revictimizar".

En cuanto a las denuncias de que habría sido un operativo "vejatorio" e "intimidatorio", Arroyo Salgado comentó que "tengo muy presente lo que trascendió en los medios de comunicación que pude consultar pero lo que me llama la atención es que en todo lo actuado los abogados no dejaron constancia de nada de esto"." (http://www.perfil.com/contenidos/2010/05/31/noticia_0012.html)

Anónimo dijo...

Me parece que el inicio de la nota se queda a pie y descalzo: "...es parte de un largo proceso donde el derecho a la verdad se enfrenta con la decisión de dos adultos que deciden preservar su autonomía y no cooperar con el avance de un proceso por crímenes contra la humanidad..."; no veo confrontacion de derechos sino mas bien una falta de correcta coordinacion de los derechos en juego que luego la nota va desandando. La intimidad, la libertad de Marcela y Felipe puede ser respetada sin ser negar el derecho de las primeras victimas directas del delito investigado (acciones ejercidas hoy por sus sucesores) a que se establezcan las responsabilidades existentes. Sino -mas alla de la entidad de los delitos investigados (tomandose los mismos con la categoria que quieran como conflicto social, personal o juridico)- Marcela y Felipe (como victimas de otro delito) ejercerian actos de disposicion de derechos de otras personas (que son -en teoria- los padres biologicos).

Cristian

Ana dijo...

"Se trata de un dilema trágico, que padecen quienes ya han sufrido mucho por un pasado doloroso cuyas consecuencias todavía persisten."
RG me parece muy acertado este pàrrafo. Me parece muy acertado y cuidadoso el modo como trataste el tema - aunque te insistieron para que escribieras sobre ésto sabiendo que en una situación con aristas tan filosas, tocar el tema sin cortarse es complejo -
Este tema no es una comedia ni un sainete - como aparece tratado en algunos medios - ni siquiera un drama, es efectivamente una tragedia ¿No sería interesante en honor a alguna clase de honestidad intelectual aceptar que se va a revictimizar a las vìctimas (Marcela y Felipe Noble) en pos de una verdad que es - tal vez - necesaria para no mantener la victimización de los familiares biológicos de las mismas vìctimas perpetuando así la cadena de impunidades?
Me da la sensación de que se habla de este tema con ligereza y liviandad.

El trato cotidiano con víctimas modifica ciertas perspectivas.

Gracias por acercar temas arduos - para los que queremos saber pero estamos en una disciplina tan diversa - con tanta claridad y buena leche.