22 feb. 2011

Desaparecer narcos

El lamentable y exitosísimo escritor Frederick Forsyth tiene una solución para el problema del narcotráfico: hacer desaparecer a los narcos, así se desmoralizan sus compañeros. Suena conocido. Su respuesta, abajo, y más abajo el link al reportaje completo.

"Yo en mi novela he imaginado un espacio de reclusión donde los detenidos no están muertos, ni se les trata mal, simplemente están retenidos en un lugar apartado y nadie sabe nada de ellos. Eso desmoraliza decisivamente a sus compañeros. Ya sé que no se va a hacer nunca, pero si EE.UU. creó un Guantánamo en Cuba para sospechosos de terrorismo, ¿por qué no crear un Guantánamo para los narcos?"

http://www.lavanguardia.es/cultura/20110222/54118174635/frederick-forsyth-y-si-creamos-un-guantanamo-para-narcotraficantes.html

25 comentarios:

PIC dijo...

Vos sabés que yo estoy aquí para azuzar a los participantes del blog con pensamientos políticamente incorrectos (PIC), así que me voy a despachar con lo que sigue.

El narcotráfico es un problema porque, a diferencia de otras actividades ilegales,incide directamente sobre la política, en la medida que los narcos compran poder político e incluso terminan siendo una parte fundamental de la economía y política de una nación.

A nivel teórico, sólo puedo señalar dos soluciones para el problema que funcionan:

1) Represión brutal de narcos, por fuera del Estado de derecho. De esto es un ejemplo excelente Mao, quien advirtió que el opio era un negocio del imperialismo británico, y que envenenaba a mucha de su población e impedía que esta pudiera tener sobriedad para el trabajo. Hizo incendiar los campos de opio y ejecutar a los narcos. (Incluso hizo matar a los adictos, puesto que el Estado chino tenía urgencias económicas más graves que costear tratamientos para estos.)

En efecto, la política represiva ha dado muy buen resultado en China, la URSS, Cuba (bajo el régimen de Castro), muchos países árabes (donde las drogas son prohibidas por contrariar el Islam), y posiblemente también las dictaduras de derecha latinoamericanas.

2) La legalización total de las drogas. Aquí no hay experiencias históricas, pero un argumento muy sólido de libre mercado (razón por la que el argumento le queda bien a M. Friedman, Hayek, Vargas Llosa o William Buckley, Jr. y es totalmente inconsistente en boca de los izquierdistas que lo invocan).

Hay pocas dudas de que el precio de la droga caería estrepitosamente, que se volvería más barata y los adictos no tendrían que robar para comprarse su dosis. Mejoraría la calidad porque aumentaría la competencia y los excedentes derivados de la venta quedarían en los laboratorios para R+D y no en los bolsillos de los narcos para comprar políticos.

El problema, sin embargo, es que al bajar el precio aumentaría el consumo--por la misma razón que si baja el precio del cigarrillo común se incrementará su consumo, cosa que la izquierda advierte cada vez que propone gravar con impuestos al cigarrillo. Y si aumenta el consumo, aumentará la cantidad de adictos, en países donde el sistema de salud no podría darles atención.

Lo que de ningún modo da resultados positivos es lo que tenemos hoy, i.e. prohibición de elaboración y venta + legalización del consumo. Lo último permite que se amplíe la demanda (y consecuentemente la oferta) al tiempo que mantiene LA PROHIBICIÓN QUE ES EN DEFINITIVA LO QUE CREA LA OPORTUNIDAD DE MERCADO PARA LOS NARCOS.

Tampoco creo que el narcotráfico se reduzca con el nivel de garantías penales que defiende la izquierda: un narco contrata a aun abogado especialista en garantías y seguro que sale.

sl dijo...

totalmente de acuerdo PIC. Cuando trato este tema en clase, y hablo de que el consumo de drogas forma parte de la esfera privada de los individuos, dentro de la cual cada uno es soberano de decidir qué es bueno para uno, siempre aparece un estudiante que me plantea: y el que vende droga también elige libremente sin lesionar los derechos de nadie, ¿por qué no considerar la venta de drogas parte de la esfera privada de las personas también?
Me cuesta encontrar una respuesta adecuada a esa pregunta. La respuesta podría ser que el que produce y vende drogas genera en el largo plazo adicción en los consumidores, pero ese no es un buen argumento de moral intersubjetiva. Porque también podría decirse que el que demanda drogas genera la oferta de la misma. Castigar tan severamente al que produce y tan débilmente al que consume me parece, en términos justificativos, una asimetría díficil de sostener.

rg dijo...

pero nadie quiere castigar al que elije y decide, por hacerlo, pero la comunidad tiene derecho a controlar la circulacion de elementos altamente daninos, ya sea armas, remedios que sin prescripcion medica pueden causar la muerte del paciente que no debia tomarlo, o drogas

sl dijo...

si, pero controlar puede significar muchas cosas, y actualmente significa el castigo más severo al que produce y vende y la tolerancia y a veces hasta el elogio de quien consume. Quien se aspira una raya, lamentablemente, no está solo con su destino y su placer. Está comprometiéndose y, fnialmente, contribuyendo a un sistema de reglas que genera sufrimiento, muerte, dolor y violencia

PIC dijo...

sl,

Yo no sé qué es realmente peor: si tener adictos por doquier o tener narco-políticos, narco-guerrilleros y villas de millonarios narcos. En México y Colombia, por ejemplo, preferiría lo primero.

Pero, insisto, defender la legalización del consumo y no de la producción y el comercio es ampliar la demanda y proteger siempre a los mismos tipos, que tienen la oportunidad de mercado gracias a la prohibición. Siempre que hubo prohibición hubo mercado negro y con el sistema de garantías actuales no es posible perseguir a los narcos.

Me pregunto qué pensarán expertos en derechos civiles como este: http://francomercuriali.blogspot.com/2009/06/alejandro-carrio-abogado-de-francisco.html

PIC dijo...

Por supuesto que estas ideas no están en los medios actualmente.

Incluso los políticos más comprometidos que tenemos con la lucha contra el narcotráfico no ven el problema. Eduardo Duhalde, por ejemplo, ha dicho que está en contra de la legalización. También señaló que si bien alguna vez creyó que esto se solucionaba como en las películas yankees, hoy tampoco está a favor de la violencia.
Después de tantos años de lucha contra el narcotráfico en el Conurbano, e inspirado por sus convicciones religiosas, ha llegado a la misma conclusión sobre la droga que los curas villeros: la droga es un problema espiritual, de pérdida del sentido de la vida, que no se remedia ni con represión ni con legalización, sino con la religión.

A diferencia de Duhalde, yo creo que esto se soluciona con sangre o con legalización total (y el control social necesario para evitar que se caiga en la anarquía).

sl dijo...

No están en los medios porque no hay libertad de expresión. Hay autocensura. Para un político es difícil defender públicamente la legalización total sin terminar siendo acusado de complicidad con la producción y venta de drogas.

A 2 dijo...

Coincido en parte con PIC. Lo que no entiendo es porqué equiparar todas las drogas. No es lo mismo la marihuana que la cocaína, o el éxtasis que la heroína, o todas ellas que el paco. Para poner dos extremos. Para la marihuana liberalización absoluta para el paco sangre, porqué no? Eso sí, siempre hay que dejar afuera al consumidor.

PIC dijo...

Un caso exitoso de erradicación del narcotráfico: http://revcom.us/a/china/opium.htm

pic dijo...

A 2, de acuerdo con lo que decís. Algunas simplemente habría que legalizar.

Pero se advierte esto que digo: si no legalizo la elaboración y venta pero sí el consumo, va a aumentar la demanda, subirá el precio y esto enrriquecerá a los narcos.

Administrador bananero dijo...

Podemos transitar por el canon de este debate. Lo curioso es que parte del consenso pacifico sobre el consumo de drogas y su venta no se traduce en una opinion minoritaria con fuerza como para convertirlo en agenda de algun partido.

Llendo por el canon:
Creo que hablar de drogas peligrosas es un sinsentido. Muchas drogas legales son mas peligrosas que la heroina. Sin mencionar los efectos perturbadores que tienen algunas sustancias que no llegn a ser calificadas de drogas, como los componentes quimicos y nutricionales de la comida chatarra.

Hay que legalizar todo. Y ayudar a quien se considere adicto. Es mas barato, eficaz y funge como una mejor estrategia contra el aumento del consumo - Portugal-

Administrador bananero dijo...

Yendo por el canon: gran error no excusable por el uso de teclado sin enies ni acentos

PIC dijo...

Yo te agrego algo:

"ayudar a quien se considere adicto."

Hay que ayudar a quien se considere adicto o al que sea adicto? No me vengas con la antipsiquiatría. Un adicto que sale a golpear y matar gente tiene que ser detenido.

Luego el problema que los Estados pobres como el nuestro deben enfrentar es cómo se deberán asignar los recursos en el margen: cuánto irá a la atención de jubilados, a los hospitales públicos para determinadas enfermedades más convencionales y cuánto para las adicciones.

Así como el consumo de drogas debería ser una decisión privada, el costo de esa elección también debería serlo. En otras palabras, el adicto no tiene derecho a comprarse la droga (lo cual le sale un dineral) y luego no pagar su atención si se vuelve adicto.

En efecto, en el caso de drogas como la heroína, donde toma mucho trabajo acostumbrarse a las inyecciones y las sensaciones primeras, yo propongo no considerar a tal cosa una adicción.

PIC dijo...

Y esto que digo no lo hago como un libertario. Un "luck egalitarian" también podría estar de acuerdo en que el Estado debería dar atención médica prioritariamente a enfermedades que resultan de la fortuna (e.g. las genéticas, las medioambientales que resultan de consecuencias no intentadas) frente a aquellas que derivan de la elección.

fahirsch dijo...

Hay muchas substancias que alteran el comportamiento. Dos de ellas son las que provocan más muertes: el alcohol y el tabaco. En Estados Unidos se hizo el experimento de prohibir una de ellas en forma masiva: el resultado: aumentó el consumo, el delito, y la corrupción política y policial.
La prostitución no será una substancia, pero es una realidad, está prohibida en muchos países, y en otros permitidos. ¿Me equivoco en pensar que en aquellos lugares donde es clandestina le da de comer a muchos policías y funcionarios?
Soy partidario de no prohibir el uso de drogas. Si de regularlo: prohibición de venta a menores, de fumarlo en lugares públicos cerrados, de tratarlo de manera similar al alcohol en cuanto a las consecuencias.
En buena medida las prohibiciones lo son no porque causen daño, sino por razones "morales". ¿Quién soy yo para impedirle a alguien a cometer estupideces con su cuerpo? Mi hermano menor está muy excedido en peso. Ya ha tenido problemas por eso. ¿Debo obligarlo a hacer régimen y sacarle la adicción a comer demasiado?
No faltará quien me diga que no es lo mismo. Es similar. Tiene poco control sobre si mismo y está abusando con el uso de una "substancia". Lo mismo le pasa a millones, solo que algunos terminan presos por consumir y otros por proveer.
En la sociedad hay costumbres que me desagradan: piercing y tatuajes. ¿Debo dedicarme a perseguir a quienes lo practican?
Algunos sugieren que la libertad aumentaría el consumo. Lo dudo (salvo quizás en un primer momento).
Es lo prohibido lo que lo hace atractivo, aparte de la imitación social.
Hay grupos donde todos fuman, otros donde nadie. Idem el alcohol.
Lo mismo va ocurrir con la droga

Gabriel dijo...

Bueno PIC. Lo de ayudar a quien se considere adicto va por el mismo lugar de quien se considere que tiene 'desorden de atencion', 'bipolaridad', 'disrritmia'. El negocio del vademecum siquiatrico.

No porque sea o no adicto, ni siquiera porque sea responsable de la situacion, sino porque el Estado de bienestar debe intentar encontrar las mejores respuestas para la mayor cantidad de demandas.

Siguiengo el ejemplo de fahrisch. El adicto a la comida es responsable - muchas veces, otras no - por su estado. A mi me parece que el Estado, igualmente, debe proveerlo de tratamiento y salud, cuando la prevencion ha fallado.

Total en el 'estado que estamos haciendo con las palabrass' los impuestos sobre comidas supercaloricas y estupefacientes sicotropicos de alta dependencia llenana las arcas.

Ademas construimos unas lindas escuelas y una buena infraestructura para el desarrollo de la economia de servicios en Catamarca, donde, recientemente hemos volado la ultima gran mina a cielo abierto: Agua Rica.

fahirsch dijo...

Gabriel: para que no haya confusión: yo no soy partidario de forzar a un gordo, adicto, alcohólico, etc. a "ser curado".
Mañana vendrían a "curarme" de mis opiniones.
Disclaimer: no fumo, no bebo, no me drogo, pero mis hijos dicen que como demasiado (bastante menos que mi hermano)

PIC dijo...

Gabriel,
Pero eso no debe hacernos saltear la cuestión de que deberían tener prioridad los que resultan desfavorecidos por la fortuna antes que por sus propias decisiones.
Saludos,
PIC

werte dijo...

Estoy a favor de crear también un símil Guantánamo para los malos escritores.

rg dijo...

jaja, si, asi se desalienta a los que quieran imitarlos con mas best sellers

Gabriel dijo...

No, claro. Pasa que el tema del sobrepeso no es mas individual - como tal vez podria ser la 'decision?' de ingerir estupefacientes -, es social. Promovemos el consumo hipercalorico y desmedido al mismo tiempo que reducimos la ingesta de agua, que es reemplazada por gasesosas y alcohol.

Para mi y con el objeto de prevenir los costos en salud que tienen el sobrepeso y las enfermedades derivadas como la diabetes y la hipertension, hay que alientar a la industria alimentaria a producir alimentos mas sanos.

Es una opinion. Ni siquiera se como implementarlo especificamente. Ni siquiera tengo claro como comunicarlo.

Gabriel dijo...

PIC, habria que preguntarse que es una decision. La teoria de juegos y los seguidores de la rational choice lo tienen clarisimo. A mi me cuesta definirlo.

Al menos yo creo no haber tomado muchas decisiones en mi vida. Sin embargo parece que estoy rodeado de sus supuestas consecuencias. En este punto siempre interrumpe una lectura moral de la cuestion 'hay que hacerse cargo' 'ser maduro es entender que'. La verdad que cuando ingresan estos criterios se me pierde toda brujula de comprension.

Creo que juzgar la situacion del ciudadano o el administrado para ofrecer el producto publico no necesita del criterio de 'lo decisional', sino de lo politico y lo ideologico. El Estado apoya preferiblemente a este grupo o a este otro porque quiere, se le da la gana y esta legitimado para hacerlo. No hace falta mas que entrevistarse con dos personas en situaciones de vulnerablidad, no importan los motivos, para darse cuenta que ambas tienen meritos suficientes como para ejercer y ejecutar sus derechos: a un plan de vida, a la salud, al trabajo.

Creo que decidir en esas circunstancias es una cuestion de desesperacion. No es comodo y de eso, me parece, se trata lo tragico de la politica.

PIC dijo...

Gabriel,

Tu pregunta excede lo que podemos discutir aquí.

Es como si yo respondiera a cualquier proyecto de Gargarella "habría que ver si hay determinismo o no".

Pero volviendo al topic inicial y mi comentario, creés que hay salida posible fuera de:

(i) abolir el narcotráfico a sangre y a fuego;

(ii) legalizar todo.

Anónimo dijo...

Pic: Si hay que elegir entre, por un lado, evitar que se dañe la integridad física de las personas (cosa que hacen ciertas drogas), en muchos casos personas menores de edad y, por otro, pasar por encima de los derechos de los narcos, creo que es lógico buscar el mal menor.

Anónimo dijo...

No estaba pensando en esa discusion sino en aplicar la lupa bourdieuna al problema de politicas publicas. En este caso el narcotrafico.

Bourdieu limita la libertad de los agentes a su illusio, apuestas y capitales. Pensado de este modo, el gobierno no es la actividad del 'dominio de iguales sobre iguales' sino que es un campo que tiene, entre otras consecuencias, la multiplicacion de los criterios de desigualdad.

Sin embargo tomo el guante. Lo que quise decir tambien con esa entrada es que para el Estado quien esta en situacion de vulnerabilidad y reclama ayuda no debe ser atendido por sus meritos, sino por su reclamo.

Hace tiempo resolvimos el tema de la legalizacion en nuestro estado de las palabras.

Sobre el tema que propuso Robert, solo me queda pensar en los usos de la literatura, la posicion que ocupan ciertos escritores, la estable y amplia legitimidad que tienen los gobiernos democraticos de derecha (el mejor ejemplo es la hegemonia derechosa en EE.UU durante los ultimos 30 anios).
y como ese consenso crece aun mas cuanto mas pobre y subdesarrollada es la politica y sociedad de un estado.

Y vos PIC. Como pensas que se combaten las declaraciones de este escritor?

Gabriel