27 feb. 2011

Los "datos" y estadìsticas como expresiones protegidas



(publicado hoy en clarín)

La Secretaría de Comercio Interior acaba de aplicar la Ley de Lealtad Comercial contra una consultora (Orlando Ferreres y Asociados), fijándole una multa de $ 500.000 por difundir cálculos sobre la inflación más elevados que los del INDEC. Según la Secretaría, estarían “induciendo a error, engaño o confusión” a quien reciba esa información. La iniciativa tiene mucho de surrealista, viniendo de la Secretaría de Comercio, que ha alcanzado notoriedad por una abierta distorsión de las estadísticas. De todos modos, tiene sentido concentrar la atención en el significado de la medida, en tanto abierta persecución a las ideas que el Gobierno no quiere escuchar.

Resulta curioso el paralelismo entre este caso y uno que terminara por convertirse en uno de los más emblemáticos en la historia del derecho moderno, de condena a un Gobierno por su persecución a las ideas de sus eventuales críticos. El caso es New York Times vs. Sullivan, habitualmente citado por la Corte Suprema argentina en sus decisiones en defensa de la libertad de expresión. En dicha ocasión, estaba en juego una solicitada –publicada en el New York Times – en defensa de Martin Luther King, en la que se denunciaban diversas acciones estatales contra activistas de los derechos civiles. Una de las principales autoridades policiales de Nueva York denunció al diario porque dijo sentirse difamado por la solicitada, ya que en ella (aunque no se lo mencionaba directamente) se incluían imprecisiones (referidas a la represión policial llevada a cabo contra los activistas) que lo afectaban en su honor. Sullivan pidió, como resarcimiento, una cifra altísima.

Hay varios paralelos importantes con la Argentina: 1) un funcionario emprende una acción contra personas que, en los hechos, impugnan ciertas acciones llevadas a cabo por el Gobierno; 2) lo que se denuncia, desde el Gobierno, no son las opiniones políticas de los opositores (siempre difíciles de castigar), sino los “datos descriptivos” transmitidos por ellos, que son comprometedores para el Gobierno; y 3) hay un castigo en juego, que implica una cifra extraordinaria, a ser pagada por los que, a través de los datos que transmiten, se muestran como críticos del Gobierno.

Aunque el funcionario ganó el caso en instancias inferiores, la Corte revirtió la decisión y terminó dirigiendo contra él, y así contra el Gobierno, una de sus directivas más poderosas en defensa de la libertad de expresión. Con total lucidez, la justicia sostuvo que si se le daba por ganado el caso al funcionario (allí, la autoridad policial; aquí la Secretaría de Comercio), ningún crítico del Gobierno se animaría, en el futuro, a escribir algo contra las autoridades: ¡cualquier imprecisión podría costarle cientos de miles de dólares (pesos)! Por eso, la Corte sostuvo que su preocupación principal era otra: no la de proteger la investidura y honor de los funcionarios, sino la de mantener un debate público “desinhibido, robusto y abierto”. La Justicia reconoció que el debate iba a incluir, siempre, “ataques vehementes, cáusticos y algunas veces desagradablemente agudos sobre los funcionarios y el Gobierno”; y que dada la extraordinaria importancia de mantener esa discusión abierta, estaba dispuesta a proteger las críticas contra el Gobierno, aunque las mismas trajeran (incluso) “afirmaciones fácticas falsas”.

La lección pasó a la historia: contra la pretensión de los funcionarios que, bajo la excusa de custodiar la precisión de la información, pusiera en riesgo la aparición de opiniones críticas, y la vitalidad del debate, la Justicia siempre tomaría partido por las voces que cuestionaban al Gobierno . Y es que en una democracia representativa, resulta fundamental que se garantice, siempre, que la ciudadanía tenga la más amplia capacidad de protestar y someter a crítica a quienes manejan el aparato coercitivo y los recursos que pertenecen a todos.

82 comentarios:

Renato J Berrino dijo...

Oportunísimo comentario, RG... Estamos asistiendo en medio de un silencio (mayormente por ignorancia) a un intento de avance de prácticas totalitarias, solamente inscriptos en el actual estado de cultura respecto a que "lo normal es ya lo anormal"..Prácticas que allá por los años 83/84 habían quedado clarísimamente descriptas y sobre las cuales había un consenso de no permitir que se volvieran a repetir...
Además de esta persecución a la libertad de expresión que muy bien describís, yo encuentro inevitablemente paralelismos entre "Deportes para todos" y el Mundial 78, entre el intento de instalación "CRISTINA YA GANÓ" y el "Vamos Ganando 82"... Vuelvo a repetir: están operando en medio de un vacío propio de una sociedad adormecida a este respecto, y es gravísimo, porque de avanzar estos intentos podrían surgir respuestas también "anormales"...
Gracias por este Blog, al que recurro a menudo...Saludos. Renato.

Noriega dijo...

Muy bueno, Robert. Como Renato, estoy un poco sorprendido por la escasa repercusión que tuvo esta medida autoritaria de Moreno.

REP dijo...

Es que no deberia ni existir una norma de esa naturaleza excepto cuando hay una intencion de engañar al consumidor. O sea, no se trata de derecho sino de la esencia de la cosa:
1. estas consultoras publican datos sobre la inflacion porque el gobierno ha vaciado el INDEC y el estado ha dejado de producir estadisticas confiables (y gratuitas!). Ferreres y tantos otros estan cubriendo lo que el estado ha dejado vacante.
2. si de verdad Ferreres esta errandole tan feo a la inflacion real, es su prestigio y credibilidad la que esta en juego y sera el mercado el que lo castigue por mentiroso, si ese es el caso.
En sintesis, no necesitamos de Moreno ni de los jueces para este asunto. El mercado puede resolverlo sin "ayuda".

rg dijo...

Holas (acá con las facturas del domingo, leyendo diarios). Espero que sea así porque hay certeza de que semejante arremetida no puede prosperar legalmente. Aunque me temo que un poquito va a prosperar. Salutes

Emilio dijo...

Es interesante que la denuncia de Comercio enmarca, conceptualmente, la producción de datos como una actividad comercial, de curiosas características: si no "produzco" los mismos datos que el INDEC, caigo en prácticas de deslealtad comercial. Con lo cual Comercio defiende un monopolio del "mercado" de las estadísticas (ya que la denuncia, por extensión, no sólo habla del carácter de las consultoras "desleales", sino del del organismo "leal"). Notable para un organismo que es arte y parte entonces de tal monopolio, notable para un organismo público que no hace uso de argumentos "públicos" sino mercantiles...

Una propuesta, para las consultoras: cambien de rubro, editen los datos bajo la forma de, por ejemplo, libros de poemas (podrían pensarse ediciones conjuntas con otras "producciones" y autores, utilización de licencias Creative Commons, mesas redondas acerca del carácter público de la producción estética, etc.).

CV dijo...

Doy opinión tentativa, ya que realmente no conozco el acto administrativo que impuso la multa.

La primera cosa que diría es que la Secretaría de Comercio actuó dentro de la órbita de su competencia y aplicando una Ley (o Decreto-Ley, para ser más preciso) vigente.

La segunda es que posiblemente es una Ley técnicamente deficiente y que merecería reforma. Pero hago esto a un lado, porque ahora es irrelevante.

La tercera es que, me parece, la analogía con New York Times vs. Sullivan no se sostiene. Acá no hay un problema de difamación o de afectación del honor de un funcionario público.

La cuarta es, aceptando que aquí está en juego una cuestión de libertad de expresión, si no sería posible bajo determinados supuestos que se trate de una restricción legítima. Me explico.

En la cuestión inflacionaria las expectativas son cruciales. Si todos creemos que la inflación va a ser de X%, entonces la inflación va a ser de X%. A2 lo dijo en el post anterior: profecía autocumplida.

Entonces, ¿no sería posible aplicar a este caso la doctrina que estableció Oliver W. Holmes en Schenk - más allá de las particularidades de aquel triste caso - de falsamente gritar fuego en un teatro lleno"?
("http://en.wikipedia.org/wiki/Shouting_fire_in_a_crowded_theater)

Porque la difusión de índices que forman expectativas de inflación pueden realizar esas mismas expectativas inflacionarias, acarreando un daño social (generar inflación).

En resumen: veo un caso en que se deberá ponderar el valor de la libertad de expresión vs. el posible daño social que esa expresión pueda causar, más que un caso de libertad de expresión vs. honor.

Saludos.

rg dijo...

cv, la analogia con el "gritar fuego" de holmes es insostenible para el propio holmes. como holmes vio que se ponian a usar su "standard" (en realidad, "peligro claro y presente") livianamente, se encargo el mismo de precisar el caracter mas bien extremo de su postura, que lo iba a llevar a convertirse en el simbolo de la hiper-defensa de la libertad de expresion. es decir, invocar holmes frente a una expresion paso a significar: es expresion protegida. en sintesis: holmes impediria la condena en este caso, sin dudas.

sobre la analogia que yo uso, como con cualquier analogia, primero depende de a que nivel hablamos. en un nivel de abstraccion muy bajo: y si, moreno no es sullivan; el ultimo no es policia y el otro no lo es oficialmente aunque si en la practica. el punto teorico que me interesa, y que me da lugar al paralelismo, es uno que me resulta muy interesante: la libertad de expresion protege solo las opiniones politicas, o tambien los "datos", los hechos relatados, las estadisticas que pretenden describir? ese me parece que es terreno fertil para pensar

rg dijo...

algo mas sobre como holmes rechazaria lo que decis. el se dio cuenta -por las criticas que recibio, desde la propia universidad- que el standard que defendia -"clear and present danger"- daba lugar a lecturas rapidamente "censoras" (como la que vos mismo sugeris), y entonces aclaro que la idea de "present" debia entenderse como peligro inminente, algo que pasa ya.
esto salvaba a su ejemplo del teatro (alguien grita fuego y YA desata una estampida muy riesgosa), pero al mismo tiempo mostraba el caracter hiper-protector de la propuesta. Si un panfleto del po dice "abajo la democracia," eso no se puede censurar bajo la idea de "genera peligro", porque si lo genera, no es en absoluto inminente: entre ese reclamo de basta de democracia y la caida de la democracia existe, esperablemente, un trecho larguisimo (de hecho, en 1925, 6 anios despues de enunciado el standard, se aplico en proteccion de un caso exactamente asi). Lo mismo con las estadisticas: la relacion entre "estadistica floja" y "se dispara la inflacion" y entre "inflacion" y caos social, es muy flojita. asi que el standard que invocas, contra mi argumento, es muy firme, en verdad, contra el tuyo, y a favor del mio

Jota Jota dijo...

Lo de las facturas es en la ciudad Condal o en BA? BCN tiene una larga tradicion pastelera pero carece de dulce de leche, lo que hace a sus medievales facturas peores que las de aca.

Que contento que volvi a mi casa anoche del Bajo Flores, Roberto!

rg dijo...

aca, en baires las facturas. las de barcelona, lamentablemente, no esssisten, aunque ahora en el barrio de gracia hay una buena panaderia argenta.
y si, grande colombia. un vinculo profundo, indestructible, de los colombianos con la academia rc

CV dijo...

Por eso la desanolagía la planteé a un nivel alto de abstracción (libertad de expresión vs. honor; libertad de expresión vs. posible daño social).

Por favor, no entremos en que G. Moreno es amigo de la Tota Santillán y Sullivan no...

Creo que no podemos saber y que, en todo caso, tampoco interesa mucho qué es lo que diría Oliver Holmes sobre este caso, ¿no?

Sobre lo otro, tengo presente lo del "peligro claro e inminente". Puede ser que no exista en este caso. Pero negar a priori que pueda configurarse, me parece un tanto dogmático.

(Ahora no tengo tiempo de hacerlo, pero habría que mirar un poco la literatura económica sobre expectativas e inflación).

Saludos.

rg dijo...

cv, g moreno es gio moreno?? ah, no, guillermo, buhhh
lo de holmes es un hecho. no, no tengo la minima duda, y no tiene sentido sembrarlas. te equivocas citandolo. lo de el sobre libertad de expresion, en este caso, es un punto fijo del universo legal.

CV dijo...

Ah, bueno... No sigo a equipos de la B, je.

Mi argumento no es ad verecundiam, así que por eso digo que lo de Holmes no es importante.

rg dijo...

cv, buscar que en la literatura economica??? las cifras fueron publicadas y no se disparo la inflacion creando caos social. punto. era lo previsible y es lo que paso. si seguis con las busquedas, me vas a dejar en claro que vos como juez cerrarias el diario del po, clausurarias internet, porque "se viene el terremoto" con tantas ideas radicales dando vueltas

rg dijo...

me dirias, como ahora "bueno, no hay que ser dogmatico, no puede negarse a priori que con la publicacion de un diario anti-burgues por parte del po se cae la democracia. no lo sabemos, hay que consultar a la literatura." si que lo sabemos, no hay que consultar nada, hay que dejar que publiquen en paz, por favor

CV dijo...

Con más razón: no hubo "censura previa", sino responsabilidades (en este caso: admininistrativas) ulteriores (discutibles, claro).

Pero bueno, la corto acá. Es el problema de opinar sobre estos casos que están tan en el "candelero público"... que yo termino censurando el diario del PO y clausurando internet!!

Eduardo dijo...

¿Sullivan? ¿Holmes?, por qué irnos tan lejos si basta con ir una vez a la semana al super para saber quien miente.-

Gabriel dijo...

Lo que sí creo que es de resaltar es la contribución que han hecho los medios de comunicación a la inflación (responsabilidad del gobierno por no controlar y limitar mediante leyes antiolligopólicas a controladores de precios, aparte). En un contexto donde la expectativa en los costos de los bienes y servicios es operada al principio de la línea por pocos actores, la interpretación que establece que están legitimados en subir los costos funciona como una promotora de esa suba y del efecto cadena.

Pero claro, este debate no debiera haber tenido lugar en Febrero de 2011 sino en Enero de 2005, cuando se comenzó a promover, desde la nación - diario jmitre -, la 'inverosimilitud del INDEC'.

Las decisiones que puedan tomarse hoy para contrarrestar a las consultoras van a tener un efecto inverso. Lo que sí puede hacerse es aumentar la credibilidad pública mediante políticas orientadas a destruir las bases sobre las que se alzan gran parte de los oligopolios.

Por el carácter de la decisión de Moreno, me parece que él solo se hunde, como dijo el presidente de la consultora.

rg dijo...

mira, decian que se hundia solo hace anios, y sigue ahi

cv, tambien la corto, pero no se trata de candelero politico, sino de estandares para pensar la libertad de expresion. no es que vos censures al po, sino que el estandard que proponias se relacionaba con una interpretacion que el propio holmes rechazaba, con buenas razones

fahirsch dijo...

Dejando de lado la cuestión de que es un ataque a la libertad de expresión, la inflación solo es generada por el Estado. Ningún particular puede generar inflación, y menos por abrir la boca.

Aparte veo, con preocupación, que algunos creen que por que exista una norma legal, ella convierte en autorizante al Estado en hacer lo que le deviene en gana.

PIC dijo...

rg,

en en todo de acuerdo con el artículo.

lo que añadriría es que la medida no sólo atenta contra la libertad de expresión, sino también contra la libertad económica. en ese sentido, la medida también impide tener un mercado con los atributos que dás al debate público (ie deshinibido, robusto, abierto). por el contrario, monopoliza y concentra más la economía, en este caso, en el mercado de provisión de datos y estadísticas.
algunos creemos que, además de la democracia, el mercado también tiene una función epistémica, para la coordinación de los fines interindividuales, y por tanto la medida no se justifica porque obstaculiza la cooperación social.

Quintín dijo...

Excelente. Es solo el fascismo que avanza. No hay por qué preocuparse.

rg dijo...

Por suerte este fin de semana apareció un tal teófilo gutierrez, sino...

Anónimo dijo...

Haz lo que yo digo , mas no lo que yo hago. Que multa impondremos a Moreno por los falsos indices que durante tanto tiempo publico? O como se llama esto traicion a la patria?

fahirsch dijo...

Anónimo 5:36. Hay que ser un poco más moderado en el lenguaje C.N. Artículo 119.- La traición contra la Nación consistirá únicamente en tomar las armas contra ella, o en unirse a sus enemigos prestándoles ayuda y socorro.
Y los enemigos no son los que opinan distinto ni los malos funcionarios.
Pero quizás alguno caiga en:
Artículo 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincias, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.

David Grasún dijo...

Gargarella se equivoca junto a la mayoría de sus lectores. No estamos en el campo de los derechos humanos y ni de la libertad de expresión sino en el campo de las corporaciones. Orlando Ferreres y Asociados S.A. es una sociedad anónima (con personalidad jurídica distinta de las personas que la componen), prevista y regulada en la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales. Es una sociedad comercial con fines de lucro y por consiguiente se encuentra atrapada bajo el poder de policía estatal. En consecuencia es de aplicación el art. 42 de la Constitución Nacional que jerarquiza el derecho de los consumidores de bienes y servicios a una "información adecuada y veraz".
Orlando Ferreres y Asociados Sociedad Anónima no cumple con su obligación de brindar una información adecuada y veraz, por lo tanto debe ser sancionada porque "lucra" con la desinformación y con la mentira.
Es bueno recordar que la Convención Americana de DDHH garantiza "derechos humanos" considerando que "Para los efectos de esta Convención, persona es todo ser humano" (art. 1.2 CADH).
Gargarella asimila los derechos de una corporación comercial (con fines de lucro) con los derechos humanos, lo cual es aberrante. Gargarella confunde el poder de una corporación del mercado (una Consultora) poniéndolo por encima de los derechos civiles de los usuarios y consumidores, violando el art. 42 CN.
Gargarella decepciona porque alegando ser de izquierda se pone del lado de las corporaciones y no de los ciudadanos.

fahirsch dijo...

No, nos equivocamos. Primero Moreno o cualquier funcionario no es juez de la verdad, independientemente de la veracidad, o para ser más preciso, la certeza en la medición de los distintos índices. Lo que venden es una opinión, no un producto material, y lo que se pretende es acallarlos.
No somos estúpidos, a pesar de lo que cree el gobierno, ni puede engrupir a todo el mundo.

Anónimo dijo...

Yo propongo aplicar el "principio de verdad" y defensa de los consumidores y usuarios lo mismo a Página 12 y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, que no provee información veraz sobre los desaparecidos y la guerrilla de lo s'60 y '70.

David Grasún dijo...

Aberrante argumentación de los anónimos. Como si el número de desaparecidos pudiera cohonestar que hubo una Dictadura que asoló con tortura y muerte a miles de argentinos, mujeres, ancianos y embarazadas, privándole de sus bienes, derechos e identidad.

fahirsch dijo...

Grasún: "Gargarella decepciona porque alegando ser de izquierda se pone del lado de las corporaciones y no de los ciudadanos"
Aparentemente para usted el derecho y la verdad dependen de la ideología de quien pretende ejercerlo

Anónimo dijo...

Aberrante idiotez la de Grasun, como si cuando la inflación es de más del 20% importe mucho si es del 25% o del 22%.

PIC dijo...

Yo comparto todo lo que dice RG acá, pero me gustaría insistir en que el derecho de propiedad funciona como coraza para la protección de derechos más fundamentales, como el de la libertad de expresión. Para vulnerar este último, hace falta vulnerar el anterior. Defender el derecho de propiedad puede sonar "muy burgués" pero es la mejor forma de mantener alejados a los tiranos de cuestiones más fundamentales.

PIC dijo...

Yo comparto todo lo que dice RG acá, pero me gustaría insistir en que el derecho de propiedad funciona como coraza para la protección de derechos más fundamentales, como el de la libertad de expresión. Para vulnerar este último, hace falta vulnerar el anterior. Defender el derecho de propiedad puede sonar "muy burgués" pero es la mejor forma de mantener alejados a los tiranos de cuestiones más fundamentales.

elbosnio dijo...

RG, creo que tu interpretacion esta teñida por la opinion que tenes, posiblemente compartida por muchos de nosotros, de Moreno. Pero es un error limitar las acciones de control del estado porque muchos estamos persuadidos que el estado no las cumple. Deberiamos haber liberado el comercio de cocaina cuando duhalde era presidente y dejar de reprimir el crimen con la policia de la PBA.

Pensemos que sucederia con una noticia igual en un lugar que nos merece respeto. EEUU o Francia. Si nos enterasemos que les exigen a las agencias que informan indiices de inflacion (podria ser las calificadoras de riesgos) que expliquen su metodologia y si cumple con ciertos estandares de las buenas artes.
No aplaudiriamos?

La secretaria no objeta a Ferreres porque no coincide su Indice con el Indec. (Aunque muchos estemos persuadidos que lo hace por eso, es solo una percepcion de muchos, nada menos ni nada mas). La secretaria objeta que no demuestra ninguna operacion para poder calcularlo.

Moreno pasara. Si se le comprueba mala gestion, manipulacion o lo que sea que sospechamos, debera someterse a los cargos que correspondan.
Pero que los Ferreres de este mundo no ande por ahi tirando sin responsabilidad cualquier dato, no me parece mal.

Coincido con CV que tu ejemplo no aplica. Moreno no ataca a Ferreres porque Ferreres lo esta atancando a el. Ni siquiera lo ataca porque Ferreres ataque al gobierno. (No han objetado a nadie que diga que la inflacion esta al 45%). Lo hace responsable de demostrar como calcula un indice.
No aplica a Sullivan. Podes acusarlo de parcialidad, de porque no le exige lo mismo a otros. Pero lo que exige, no es por su defensa ni de su gobierno, sino del publico.
Y si creo que los hechos han demostrado que la informacion que acicatea los indices de inflacion generan mayor expectativa de inflacion y mayor inflacion. Todos coinciden que la inflacion tiene mucho de expectativas. Si un indice trucho no ayuda a crearlas, no veo que otra cosa ayuda a crearlas. Ademas de toda la lista que quieras poner de errores politicos, anunciar datos truchos ayuda a inflar la expectativas.

Quintín dijo...

Solo una extraordinaria mala vluntad y un seguidismo oficialista sin matices puede habilitar la defensa de lo que hizo Moreno, un caso flagrante de abuso de poder agravado por el incumplimiento de la obligación de suministrar información veraz y comprobable por parte del Estado.

Los que se prestan a este juego perverso están completamente desatados y no hay acto fascista de la administración K que no estén dispuestos a convalidar.

Lo que hizo Moreno solo es posible en un país sin ley y sin mecanismos de control de los actos públicos por parte de la ciudadanía.

Anónimo dijo...

¿Alguien puede conseguir la resolución?

CV dijo...

"algunos creemos que, además de la democracia, el mercado también tiene una función epistémica, para la coordinación de los fines interindividuales, y por tanto la medida no se justifica porque obstaculiza la cooperación social."

Justamente, para Hayek cuando existe inflación hay una distorsión de las "señales de precios" que impide la coordinación interindividual.

Insisto con un punto: no es que haga falta leer la teoría de las expectativas de G.L.S. Shackle...

¿Tan descabellado es pensar en la posibilidad de que la divulgación de cierta información económica falsa pueda, por ejemplo, originar una corrida cambiaria o bancaria?

CV dijo...

Fahirsch:

Si, como vos decís, "la inflación solo es generada por el Estado", entonces no entiendo muy bien por qué todas las diatribas que se pueden leer casi a diario en "La Nación" en contra los sindicatos y sus "desmesuradas" e "inflacionarias" pretensiones de incrementos salariales...

PIC dijo...

Las principales causas de la inflación en Argentina son: emisión monetaria + gasto público + economía cerrada + problemas institucionales (a nivel de la microeconomía). Los dos primeros estimulan la demanda, los dos segundos aseguran que habrá una oferta limitada que tendrá cautiva a esa demanda.

PIC dijo...

La inflación es un problema monetario, no derivado de los costos laborales.
Los mayores salarios no pueden empujar principalmente el precio agregado de todos los bienes a menos que los compradores tengan más dinero para comprarlos.

Las presiones de los sindicatos no causan principalmente la inflación, causan desempleo. Por el contrario, el gobierno libera a los sindicatos de responsabilidad por el desempleo prometiendo mantener el pleno empleo _a cualquier nivel de salarios_, por lo cual vive devaluando para mantener baja la cifra de desocupación que causan los sindicatos (y las transferencias de costos entre los gremios, i.e. camioneros sube un 40% y consecuentemente otros gremios sólo pueden subir un 15-20%).

Todo esto se ve fogoneado cuando el gobierno sostiene que para que haya competitividad hay que proteger a industrias de la competencia extranjera que cobran hasta 3x el precio de sus contrapartes europeas (lo que genera más concentración económica en la oferta, respecto de la demanda), mientras deprecia la moneda, aumenta los subsidios e incentiva el consumo y sostiene un marco institucional altamente burocratizado que impide el dinamismo en la economía.

rg dijo...

elbosnio, ferreres es un ex menemista (como boudou, bossio, echegaray o tantos son de la misma escuela), y mi aprecio personal hacia ellos es 0. pero la idea se mantiene: los datos sobre la pobreza, la inflacion o el desempleo, tienen y merecen tener un estatus de proteccion alto. sino permitimos que nos acalle el gobierno de turno. fijate que pasa si en vez de ferreres pones altamira: tambien podrias decir "los Altamira de este mundo no ande por ahi tirando sin responsabilidad cualquier dato, no me parece mal." Eso se llama censura. Por favor, no te rebajes a defender eso, en tren de defender al gobierno. Podemos criticarlo, decirle que es un trucho, hacer oidos sordos. pero no acallar a nadie porque, en definitiva, lo que dice no le gusta a un funcionario, que es lo que ahora pasa.

rg dijo...

finalmente, el problema no es que aparezcan los moreno -siempre va a haber patoteros, apretadores, y siempre habra que combatirlos. pero el problema, insisto, no es tanto que haya moreos, sino que haya tantos que se sientan obligados a justificar lo que hacen. eso es lo realmente triste. por que no decir, por ejemplo: la decision de moreno es censura, y estamos en democracia. todo mejora si decimos la verdad (del mismo modo, la defensa a la no censura contra ferrreres no tiene por que llevarnos a justificar absolutamente nada de lo hace o dice)

Anónimo dijo...

"Todos coinciden que la inflacion tiene mucho de expectativas. Si un indice trucho no ayuda a crearlas, no veo que otra cosa ayuda a crearlas. Ademas de toda la lista que quieras poner de errores politicos, anunciar datos truchos ayuda a inflar la expectativas."

Este argumento es absolutamente falaz, ad populum, utilizando la lógica contraria podemos decir que el índice trucho del Indec por prepotencia y constancia debería haber bajado la inflación.
A la inflación ayuda a crearla y mucho más atendiblemente que las abstractas expectativas, la inacción del Estado con una política económica específica.

Empecemos por todas las S.A. y luego por tipos como Solanas o Lozano, seguimos por los trabajadores que lejos de las cifras del Indec piden subas salariales por encima de lo que dice Moreno, o mejor todavía neguemos los aumentos salariales, que los empleados públicos de Jujuy se vengan a comprar la comida al mercado central.

CV dijo...

Voy a hacerme cargo y voy contestar sólo porque NUNCA me escondí como el "avestruz"...

Yo (hablo por mí) no me siento "obligado" a justificar nada.

Pero tampoco tengo por qué compartir 100% la visión que dan ciertos medios de comunicación respecto a determinados funcionarios que, curiosamente, intervienen en asuntos en los que aquellos tienen fuertes intereses económicos.

Concuerdo con el anónimo 11:04: leamos primero la resolución y sus fundamentos.

Entiendo que no hubo "censura previa", sino responsabilidades ulteriores, y eso sería compatible con el art. 13.2 de la CADH.

Dejo algo que puede ser interesante para continuar pensando algunos temas de libertad de expresión y sus consecuencias:

http://www.guardian.co.uk/books/2009/sep/27/on-rumours-cass-sunstein

Saludos.

Gabriel dijo...

Buen aporte CV. Y lo que dijo Grasun no puede pasarse por alto. Quiero decir, hay que rebatirlo.

Yo creo que tenes razon David. Sin embargo esa 'informacion confiable' solo puede medirse o evaluarse de acuerdo a un patron, que en este caso no existe. Hasta te diria que es discutible que las personas no puedan divulgar datos estadisticos cuando existe un organismo funcionando de manera eficaz y transparente.

Creo que en ese caso estamos en una situacion de 'rumores', como la descripta en el articulo. Que, aunque son muy daninos para la democracia, todavia no hay modo ni de regularlos ni controlarlos y el intento, por definicion, tendria consecuencias autoritarias. Creo, con vos, que si podria intentarse con las personas juridicas.

rg dijo...

pero como no se va a poder difundir info al margen de las estadisticas, aun confiables, del gobierno! por que tendriamos que contener los rumores!!

PIC dijo...

alguien te podría decir que por las mismas razones que tenemos una ley de defensa del consumidor (aún el yogur que degustan gratis, si está contamiando y produce una intoxicación, genera responsabilidad).

a mí me parece que hay que pasar por la justificación de la propiedad privada para proteger la libertad de expresión.

PIC dijo...

yo aca veo un conundrum del cual no se sale desde la izquierda argentina, porque cree que todo el mercado es muy imperfecto y que el estado siempre hace las cosas mejor que las empresas, que los medios y la publicidad engañan y guían a la gente, que el Estado tiene que hasta regular una grilla de canales, etc.

si alguien dice que las consultoras son capaces de desatar una crisis solo con gritos de casandra, desde la izuqierda deberia ser intuitivamente aceptable como cierto.

por el contrario, para oponerse a Moreno ahbría que justificar que el mercado de ideas no es tan imperfecto, y que, en cualquier caso, el Estado tiene más recursos para abrir la caja negra de su economía, hacer auditar su política monetaria por organismos int'les, y así refutar las mentiras de los particulares y reestablecer la confianza.

CV dijo...

Si lo de las consultoras fueran "gritos de Casandra", entonces no sólo para la "izquierda" debería "ser intuitivamente aceptable como cierto" que son capaces de "desatar una crisis", sino para cualquiera que haya leído la Orestíada.

PIC dijo...

No menos que los gritos de Casandra de Lilita... Y nadie propone censurarla, o vos sí?

Gabriel dijo...

Es cierto que no hay que censurar rumores - no quise decir lo que dije, jaja-. Pero si equiparamos las consultoras a un medio periodistico, como podemos aplicarles los mismos principios por los que se guia la ley de medios?

Como hacemos para que participen mas voces? Porque ni el indec ni esta SA dan lugar a todas las voces. La particularidad, ademas, en el caso de las estadisticas, es que para tener voz se necesita herramientas tecnicas que no tiene cualquier ciudadano. En este caso la consultora ejerce un oligopolio de la informacion, junto al indec y otras. Como lo cambiamos? suponiendo un acceso democratico a la plural.

Gabriel dijo...

democratico y plural

CV dijo...

PIC:

Si los "vaticinios" de Lilita Carrió no se cumplieron, entonces no es Casandra.

Y dale con que quiero censurar y la "censura"... Un primer paso es tratar de entender el problema que estoy señalando (la difusión de rumores económicos y el posible daño social que eso podría generar), la segunda cuestión es cómo podrían contenerse y cuáles respuestas que serían admisibles.

Y esto es algo que no parece que el "mercado de las ideas" pueda corregir. Un ejemplo lo tenés en el mercado de valores. Cuando los rumores de que los valores se precipitaran y empiezan a caer, lo que se hace es, por ejemplo, suspender la rueda.

PIC dijo...

Auditoría de ONU, UE, BM, FMI y otros.

Pero no, aquí todos esos conspiran para el imperialismo yankee, así que mejor no busquemos a los "expertos" de las universidades gringas. Qué van a saber estos yankees (como los del CIa Factbook que dicen que desde 2006 las estadísticas oficiales no son confiables). Seguro que Moreno puede enseñarles técnicas más modernas que aprendió en la UADE, donde se codeó con gente de Duhalde e industrialistas que creen que hay que devaluar la moneda permanentemente para tener crecimiento económico (de sus bolsillos, claro).

Por otra parte, los datos que difunden las consultoras son bastante ajustados: todas ellas indican una inflación cicrca 25%, que coincide con muchas mediciones públicas provinciales.

PIC dijo...

La difusión de información falsa (al igual que la de zapatos de mala calidad) se resuelve con más mercado, no menos. Y, en este caso, con un instrumento privilegiado, que sólo el Estado puede aportar: estadísticas públicas confiables, un cuerpo técnico formado con criterios académicos y no políticos, y auditoría permanente de organismos int'les (que mencioné más arriba).

Anónimo dijo...

El indec debería ser la voz de la ciudadanía que mediante los impuestos sostiene la estructura burocrática necesaria para tener estadísticas, si el Estado niega su voz a la ciudadanía o la distorsiona el problema es el Estado, de hecho en todas las provincias no se dan estadísticas falsas, pero es injustificable siquiera pensar en intentar regular, o sancionar, lo que dice una consultora simplemente porque no se adecua a la mentira de un organismo público cuestionado por otras instituciones públicas como, por ejemplo, las universidades nacionales. Y aún si este no fuera el caso, que lo es, tampoco suena muy sensato que se pueda multar a alguien por difundir información falsa, menos cuando no hay forma objetiva de medir cuál es el alcance del supuesto perjuicio que causa, en todo caso la sanción tiene que venir demostrando la falsedad de lo publicado destruyendo el capital cultural de la empresa, el problema en este caso es que destruyeron el indec con lo que terminan discutiendo estadísticas con consultoras privadas amigas como la de Artemio López, que tiene tanto sustento como las demás para publicar estadísticas de imagen positiva, intención de voto (misiones 2006), pobreza, desocupación, inflación, etc.

matias dijo...

Y los derechos de todo los ciudadanos a conocer los fundamentos de los indices que publicamente difundes los estadistas privados? Podemos discrepar, y yo lo hago, la forma en que el INDEC hace sus mediciones, pero no estaría nada mal saber como lo hacen las consultoras privadas.-

Anónimo dijo...

Una cosa es pedir que alguien informe cómo llegó a determinada información y luego cuestionar el método o incluso cuestionar que no quiera difundir la fuente, se puede atacar la credibilidad de quien informa algo sin necesidad de multar a alguien por decir algo, son dos cosas muy distintas, sin mencionar el agravante de que el Estado tiene la obligación de informar con estadisticas fiables ya que eso afecta directamente a los derechos de los ciudadanos base del Estado.

Gabriel dijo...

Las privadas, en general, no ocultan cómo realizan sus estadísticas. Por lo demás, sería como querer tapar el sol con las manos, porque muchas veces participan estudiantes y pasantes de universidades privadas.

No interpretaría el problema, PIC, como una tradicional lucha entre 'Estado y mercado', donde es mejor que decida la abstracción mercado. Ambas categorías fueron creadas para interpretar ciertos niveles de interacción de las sociedades norteamericanas y europeas. Este criterio no tiene tanta pertinencia en el caso de Argentina. Por empezar, observá que nuestro Estado nació intervencionista, por lo tanto el modo de construir riqueza de los privados siempre estuvo sujeto a una profunda dependencia con el Estado.

Si lo vemos por el lado de mercado, los privados negociarán una posición dominante no con los consumidores, como plantea la teoría neoclásica, sino con la abstracción Estado, en algunas de sus cesuras: sea la secretaría de comercio, el ministerio de economía y sus subvenciones o la aduana. Volvemos al mismo problema y esta vez con actores que no responden frente al público por sus acciones, como en este caso, una consultora privada con 'un alto poder de fuego'.

Anónimo dijo...

"Alto poder de fuego"? cuáles son los parámetros que le dan verosimilitud a esa afirmación? a partir de qué datos? analizados cómo? Personalmente creo tanto en Ferreres como en Broda cuando dijo que el dolar se iba a $10, y no creo que Coto suba los precios por lo que dice Ferreres más bien lo hace porque sabe que puede firmar un acuerdo con el gobierno y en 10 días desdecirse y no va a pasar nada porque el gobierno no tiene un plan económico (y la intención, por el motivo que fuere) que contemple bajar la inflación, pequeño detalle mucho más significativo que el supuesto e incomprobable poder de fuego que pudiera tener o no una consultora particular.

PIC dijo...

Te repito: ampliá el mercado de las consultoras, abrí la economía, generá reglas que favorezcan la libre entrada al mercado y la imparcialidad.

Y, desde el Estado, recurrí a la auditoría de ONU, UE, BM, FMI, UNIVERSIDADES PRESTIGIOSAS.

La solución no es la censura. En un ámbito democrático como Internet, tanto 678 como Moreno pueden decir que la inflación es del 10%, y otros consultores decir que es del 25%. En ese ágora inmenso que es Internet, en ese mercado de ideas imposible de regular, la gente le cree más a los segundos: http://www.cavallo.com.ar/?p=1079

CV dijo...

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/05/18/AR2010051804288.html?sid=ST2010051804307

http://www.sec.gov/answers/circuit.htm

PIC dijo...

Estás comparando mercados de capitales altamente volátiles y muy grandes con información básica sobre la economía. La provisión de estadísticas, en cambio, puede ser hecha por el Estado (no así reemplazarse la operatoria en mercados de capitales) a un bajo costo, y disipar todas las dudas. Que traigan supervisores de la ONU, UE, FMI, BMI, UNIVERSIDADES NORTEAMERICANAS y elabren un índice confiable.

La crisis de 2001 se debió a los medios también?

PIC dijo...

Y cómo regulamos al gob. para que dé cifras confiables? Por el momento, no se me ocurre más que proteger a las consultoras privadas. Sin ellas no sabríamos de cuánto es la inflación. Por eso el gobierno quiere callarlas.

CV dijo...

De dónde sacás que yo sostuve alguna vez que "la crisis de 2001 se debió a los medios"?

Leés lo que escribís? Por momentos pareciera que estás discutiendo con otra persona...

La comparación es a partir de que el problema subyacente es el mismo: la formación de expectativas.

Anónimo dijo...

El problema subyacente es que el Estado no tiene una política económica que pretenda bajar la inflación y quiere ocultar que existe, todo lo otro es una pavada frente a la abrumadora evidencia de ese dato.

CV dijo...

Ya que vos no hablás pavadas, anónimo, ¿Cuál es esa "abrumadora evidencia"?

Anónimo dijo...

¿La abrumadora evidencia de que el Estado no tiene una política antiinflacionaria?, no sé cuál será... quizá el hecho de que el propio ministro de Economía de gobierno de ese Estado, entre muchos otros funcionarios, diga que no hay inflación?

CV dijo...

En fin... Sí, "abrumador" lo tuyo...

PIC dijo...

Para consultar un índice de inflación basado en alimentos, http://www.inflacionverdadera.com/

La inflación del 25% anual que dice las consultorsa no parece modelar irracionalmente nuestras expectativas. La manera de corregir las irracionalidades que pueda haber en proveedores privados de datos o noticias periodísticas, es algo que puede hacer el Estado a muy bajo costo. Ya lo dije 2 veces: supervisión de ONU, FMI, UE, BM, UNIVERSIDADES DE ALTO NIVEL.

Anónimo dijo...

No, tenés razón vos CV, el Estado tiene una política antiinflacionaria y no destruyó la credibilidad del Indec... por eso el verdadero problema subyacente es la importancia de la formación de expectativas y el incalculable daño social que ello pueda causar, el daño social que causó el Estado y causa con lo que hizo y hace no te importa, lo tuyo de tan pavo es abrumador qué se le va a hacer

CV dijo...

Claro, sí, es el problema que me interesa analizar, porque si hay inflación inercial, esta tiene un componente de expectativas.
Pero bueno, pavadas, pavadas...

PIC:

En cuanto a la volatilidad de los precios de alimentos está este informe de FAO-CEPAL-IICA:

http://www.rlc.fao.org/es/politicas/pdf/boletines/bol01.pdf

Son organismos internacionales como a vos te gusta, ¿no?

http://www.rlc.fao.org/es/politicas/pdf/boletines/bol01.pdf

Saludos.

Anónimo dijo...

Si hablamos de expectativas son mucho mayores las que puede generar un estado que no interviene en la economía en medio de un proceso inflacionario

PIC dijo...

Lo que decís tendría algún viso de realidad como para empezar a considerar tu punto si la consultora sancionada viniera difundiendo un índice irracional de inflación. Pero el que defiende es el mismo de las agencias povinciales. Luego, no incide en ninguna expetativa de un modo injustificado.

CV dijo...

Si el índice que se defiende es el mismo de las agencias provinciales, entonces no se entiende muy bien por qué se niega a divulgar la metodología que emplea para medir el aumento de precios, que es lo que, aparentemente, habría motivado la sanción.

(Claro, todo según "rumores" periodísticos...
http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0552/articulo.php?art=27526&ed=0552).

Anónimo dijo...

El problema es entonces que la consultora no divulga la metodología con la cual obtiene sus índices, eso también genera expectativas. Cada vez que rebaten tus argumentos volvés con otro argumento en una falacia circular tan falaz como el espantapajaros de la consultora con respecto al tema inflación.

CV dijo...

No se entiende tu punto, anónimo.

"eso también genera expectativas".

Claro, estás concediendo que una consultora que dice -sin hacer el debido disclosure de la metodología que emplea para hacer su estimación- "la inflación será X% anual (supongamos, 50% anual)" puede contribuir a formar expectativas de inflación en otros agentes económicos.

Y esto, creo yo, porque su trabajo es un trabajo (supuestamente) técnico.

Si, en cambio, la Dra. Elisa Carrió dice, como dijo, que la inflación será del 50% anual, se toma como parte del debate político.

http://www.perfil.com/contenidos/2011/03/07/noticia_0027.html

Es por eso que en un caso puede resultar razonable cierta regulación (por ejemplo, permisión de publicación o difusión pero con obligación de disclosure de la metodología); en el otro, claramente no.

Habría que pensar mucho más detenidamente quién sostiene falacias y cuáles son los argumentos que han sido rebatidos hasta acá, ¿no?

Saludos.

Anónimo dijo...

Sí Don "Supongamos", lástima para tu argumentación que no informó un 50%. Te llevás Holmes I a la tumba, que te vaya bien.

CV dijo...

Anónimo:

Si es un supuesto, y yo explícitamente digo que se trata de un supuesto, no hay ninguna "lástima", porque eso no afecta mi argumento.

Saludos, que también te vaya bien.

labatteg dijo...

El mero hecho de que una consultora deba exponer la metodología que utiliza hace que el índice que ésta publica pueda ser manipulado por el gobierno.

Ejemplo: "The Economist" publica el "Indice Big Mac", que consiste basicamente en comparar el precio que McDonald's cobra por esa hamburguesa en distintos países del mundo. Puede ser bueno o malo, pero es un indicador más.

Es vox populi que McDonalds fue presionada por el gobierno para no ajustar el precio del Big Mac. Si bien esos son rumores, sí es un hecho notorio que desde hace varios meses el otrora producto estrella de la firma ya no aparece publicitado ostensiblemente en las carteleras de los locales como ocurría antes, y su precio relativo es mucho menor que el que solía tener.

Lo que quiero decir es que toda metodología para elaborar un índice de precios se basa en tomar una muestra de ciertos precios testigo. Esa muestra es lógicamente muy chica comparada con el universo que intenta representar, por lo tanto, conociendo qué productos integran esa muestra, la manipulación del índice resulta muy sencilla. El "Indice Big Mac" es sólo el caso extremo (la muestra consta de un solo producto, y una sola llamada telefónica puede bastar para distorcionar el resultado), pero manipular un índice producto de una metodología más refinada tampoco sería demasiado complejo.

Por eso creo que proteger la confidencialidad de los detalles fundamentales de la metodología empleada por las consultoras es primordial. Diría que es equiparable a la protección de las fuentes periodísticas. Sin esa protección cualquier índice quedaría comprometido.

CV dijo...

Que informen de la metodología que utilizaron es una forma de que el público en general - esto es: todos - pueda controlar cómo construyeron sus índices. Más información y no menos.

Alberto J. Acosta dijo...

Erm... Sullivan no era de New York, era de Montgomery, Alabama.