31 may. 2011

Perú (con addenda)

Un muy buen análisis de la situación pre-electoral en Perú, por nuestra gran corresponsal Natalia S., por acá (gracias Natalia!)
Politólogos contra Fujimori, acá (gracias Mariela!)
Historiadores contra Fujimori, acá
Escritores contra Fujimori, acá

3 comentarios:

rib dijo...

Ésta si que es una auténtica kulturkampf entre el Kokumin Shintō y el Movimiento Etnonacionalista Peruano.
El Perú es un Estado de Malestar.

Coco dijo...

Roberto,

Obviamente, estoy en contra del sesgo de este post tuyo. Me decepciona bastante.

La realidad política del Perú es aún más polarizada que en la Argentina. Pero esas condiciones no las ponemos nosotros, simplemente están. Por supuesto que me gustaría elegir entre un partido liberal-conservador y uno liberal de izquierda, pero eso no es lo que está en juego, y ser de izquierda implica más que votar contra la "derecha".

Que un socialista democrático elija como mal menor al etnocacerismo da cuenta de la debilidad y naïveté de su posición para enfrentar los clivajes que tiene Latinoamérica.

Cuando Humala eche a las empresas (las únicas que aseguran clase media, de electores independientes), persiga a la poca clase media que hay, les diga maricones a los socialdemócratas y ataque a los gays y a los blancos, ampare el ataque de indígenas armados sobre las ciudades, o proponga restaurar el Inkario, ahí quiero ver a los socialdemócratas ingenuos, y de qué les sirve su corrección política para defenderse de semejante barbarie. Seguramente Rawls y Habermas no dicen como hacerlo.

natalia sobrevilla dijo...

Coco,
en todo caso quien te debe decepcionar soy yo que escribí el texto.

Efectivamente Humala no era un gran candidato, estoy segura que nos dejara sobre todo a los progresistas grandes decepciones, el es un hombre pragmático que no tengo duda pactará con la derecha para gobernar antes de hacer las cosas que temes tu, pero en todo caso ante la posibilidad de volver a tener en el poder a una mafia como la de los Fujimori muchos la tuvimos absolutamente clara.

Si encuentras inexactitudes sobre la manera en que presenté al Fujimorismo en esta nota te invito a que me las hagas notar. Era más sobre eso que sobre Humala.

En todo caso ahora celebro que los Fujimori no hayan vuelto al poder y desde este momento estaré donde siempre he estado en la oposición responsable.