7 dic. 2011

CONICET y libertad de expresión


Hace unos pocos días, los investigadores del CONICET recibimos el siguiente "comunicado":

"Comunicado
Estimado Sr Investigador/ra:
Con el motivo de aclarar algunas cuestiones referidas a la relacion de nuestro personal con los medios de comunicación, quisiera participarles de un concepto rector:
Sólo la Presidente del Conicet, o la persona en quien ésta expresamente delegue tal facultad, puede expresar de modo válido la opinión institucional del Consejo.
Al no tener personería jurídica propia, ninguna unidad divisional o instituto del CONICET o de doble dependencia tiene de por sí delegadas facultades para hablar en nombre del, o de los organismos en los cuales se desempeña o depende. Si surgiera alguna duda al respecto, la Dirección de Comunicación del Consejo está permanentemente a disposición y plenamente capacitada para aportar orientación e inclusive aconsejar el mejor modo de proceder ante una cuestión concreta, siempre que se lo haga con antelación a pronunciarse. A esto se suma la red de comunicadores en los CCT, que pueden aportar su saber en la faz operativa y canalizar las consultas debidamente.
Este criterio persigue un principio de unidad de discurso necesario en materia de comunicación institucional, sin perjuicio del cual el Directorio del Conicet continúa preservando la pluralidad de las ideas de sus miembros, de modo que cualquiera de ellos pueda comunicar sus opiniones o los resultados de sus investigaciones, aclarando cuidadosamente que tales resultados u opiniones, sean de una investigadora, investigador o de un grupo, no representan necesariamente la opinión del organismo sobre el tema, sino que son ejemplos del legítimo ejercicio del derecho a la libertad de expresión individual que proverbialmente defendemos.
De más está decir que no nos referimos a los resultados de investigaciones, de cualquier tipo que fuesen, comunicadas en los ámbitos académicos.
El Conicet está en proceso de elaboración de una política estructural de comunicación con mayor grado de detalle, que será oportunamente difundida a todas las unidades ejecutoras ni bien esté aprobada por el Directorio.
Le agradezco su colaboración y quedo a su disposición para cualquier aclaración.
Muy cordiales saludos.
Dr xx
Vice Presidente de Asuntos Tecnológicos"


El texto presenta algunos problemas y genera algunas preguntas, en particular para aquellos que estamos interesados en asuntos de libertad de expresión. Enumero algunos:

1) La idea de "unidad de discurso"* a la que se refiere el sr. Vice Presidente** puede ser entendible en determinadas organizaciones jerárquicas (desde las fuerzas armadas a una empresa), pero es más riesgosa en una institución conformada por investigadores, provenientes de disciplinas y orientaciones fundamentalmente diversas. Ello no quiere decir que uno no vea problema alguno en que -por caso- las "unidades ejecutoras" se pronuncien sobre temas de interés público en nombre del Conicet, sin embargo...
2) lo cierto es que el Conicet lleva décadas de existencia sin que jamás se haya producido el mínimo problema interpretativo al respecto. En efecto, cualquier persona sabe que si un investigador x pone junto a su firma, la indicación de pertenencia "UBA-Derecho", por ejemplo, dicho investigador está hablando por sí mismo, sin pretender comprometer por ello a los 30000 alumnos y profesores de la Facultad.
3) Luego de años que lleva el gobierno falseando sistemáticamente informaciones y datos de interés público (caso INDEC); en momentos en que surgen voces denunciando la "unidad de discurso" promovida por el gobierno (caso Instituto Dorrego); ante la evidencia de la falta de pluralismo reinante en instituciones financiadas con dineros públicos (caso del canal 7); y luego de los meses que el gobierno lleva violando sistemáticamente un importantísimo fallo de la Corte Suprema (caso Perfil) sobre abuso y discriminación en la utilización de las pautas publicitarias (incurriendo, según la Corte, en una grave violación -"indirecta"- de la libertad de expresión), el "comunicado" del Vice Presidente resulta al menos inoportuno; las salvedades acerca de que "el Directorio continúa preservando" nuestra pluralidad de ideas, pueden verse como amenazantes; y el señalamiento de que se está en el proceso de elaborar una política de comunicación mucho más detallada todavía, temible.

Esperemos que todo se trate, simplemente, de un error involuntario, que no volverá a repetirse.


* El uso de términos como "unidad de discurso", "comunicado", "unidades ejecutoras" o "faz operativa" me remiten a un universo de lenguaje que, confieso, suman temor a mis prejuicios.
** Es curioso que
la primera indicación del "comunicado" señale que "sólo la Presidente del Conicet, o la persona en quien ésta expresamente delegue tal facultad, puede expresar de modo válido la opinión institucional del Consejo", y que la nota resulte firmada por el "Vice Presidente de Asuntos Tecnológicos", sin ninguna constancia de que "la Presidente del Conicet" le haya delegado tal facultad de expresarse en nombre del todo...

35 comentarios:

Anónimo dijo...

Sos bastante cauto al respecto y entiendo que al pertenecer a la institución no podés hacer otra cosa. Yo que no pertenezco a ella y habiendo leido el comunicado, creo, tal vez me equivoque, estar en condiciones de afirmar que es el primer paso en un intento de disciplinamiento del "relato" que en no poco tiempo más desembocará en la prescindencia de voces "díscolas". Esperemos que no se produzcan los despidos al estilo Indec pero esas palabras son indicativas de lo contrario. Y, lo peor del caso, es que el disciplinamiento pretende operar sobre investigadores. Una muestra más del doble discurso de este gobierno y de su inocultable autoritarismo.

Anónimo dijo...

Señor blogger: me parece que la tergiversación que su comentario sugiere se pasa ya de castaño oscuro.
+ ¿O acaso la opinión INSTITUCIONAL del CONICET, a la que se refiere el Comunicado, puede darla a su juicio cualquiera?
+ ¿O acaso niega el Comunicado la Libertad de Expresión de los investigadores del Consejo cuando claramente define que "cualquiera de ellos pueda comunicar sus opiniones o los resultados de sus investigaciones, aclarando cuidadosamente que tales resultados u opiniones, sean de una investigadora, investigador o de un grupo, no representan necesariamente la opinión del organismo sobre el tema"?
¿Piensa el Sr. blogger que las opiniones personales de alguien o algún grupo DEBEN representar la opinión INSTITUCIONAL del Organismo, en lugar de las de sus directivos?
+ La COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL ... ¿no debe ser a su juicio materia de unidad de discurso sino que cualquiera debe ser habilitado a decir lo que le venga en gana EN NOMBRE DE LA INSTITUCIÓN y no en el suyo propio?
+ Las opiniones acerca del gobierno, sus falsedades y su falta de pluralismo (con las cuales, aclaro, podría hasta llegar a coincidir en muchos casos) ... ¿también forman parte de lo que el Sr. blogger pretendería decir EN NOMBRE DE LA INSTITUCIÓN?

Todo es político, amigo Gargarella, pero los errores y tregiversaciones políticas me generan repudio vengan de donde vengan.

GS dijo...

Muy llamativo el comunicado. Con unos cuantos colegas lo comentamos con perplejidad y preocupación. ¿Qué nos están queriendo decir? ¿Deberíamos reclamar que sean más claros o están siendo suficientemente claros?
Recordemos de paso que hace un par de meses recibimos otro comunicado institucional donde el Conicet manifestaba su respaldo a Cecilia, la de la fuerza de Cecilia (la investigadora que había tenido la fuerza de irse y luego volver al país aunque la ida, como pronto se supo, no había sido en 2002 según sugería la propaganda oficial sino en 2007, lo cual cuanto menos constituía publicidad engañosa; ello con total independencia de los méritos de Cecilia como científica).
Tampoco estuvo demasiado claro entonces por qué el Conicet debía respaldar la consistencia de una propaganda de una candidatura en particular, en este caso la del partido gobernante.

Gerardo Scherlis

Eduardo dijo...

Preocupante, pero no de extrañar.
No hay dudas de que el comunicado ha tenido su origen en el decreto 1880/2011 de creación del Instituto Dorrego y las voces críticas de muchos investigadores.

Anónimo dijo...

Compartiendo lo manifestado, surge otro problema de caracter más científico: ¿hay que consultar con las dependencias responsable para hacer divulgación científica?. ¿Pueden disciplinarse las opiniones y los relatos de quienes se suponen que deben deconstruirlos para el progreso de la ciencia?. Si el CONICET opera bajo estos parámetros es comprensible que el Estado pretenda construir relatos que son cuanto menos, cuestionables de legitimidad democrática

Admin dijo...

El comunicado no tiene NADA de llamativo, es corriente, en cualquier entidad, empresa, organismo es LOGICO que un particular no pueda hablar en nombre de TODA la empresa, entidad u organismo. Me parece una ridiculez absoluta esto.

Tomatis dijo...

Tenía que aparecer al kirchnerista al que absolutamente TODO le parece normal, y hasta MARAVILLOSO.
Es LOGICO, que quienes critican, por ejemplo, al Instituto Dorrego, no hablan en nombre del CONICET, sino de ellos mismos. Lo explica bien Roberto, es decir, cuando alguien pone UBA al lado de su nombre no significa que su OPINION sea de la UBA, sino que esa persona trabaja en la UBA. NADA MÁS

SM-UNGS dijo...

rg, me parece que los prejuicios te hacen ver cucos... la unidad de discurso es algo común en cualquier emprendimiento de comunicación institucional (emprendimiento que, se aclara en la nota, está en marcha). Acá, como dice Admin, no hay nada.

Fresca dijo...

Estan buscando el pelo en la sopa, y no lo encontraron aun, lo q siento, con todo respeto, es q estan diciendo, ya lo vamos a encontrar.... por q hay sopa.

rg dijo...

estoy tranquilo aca en mi casa, tomando cafe, y no con miedo al opresor. lo que si digo, y es lo que escribi, es que en decadas de historia, el conicet nunca tuvo que salir a advertirle a los investigadores que hay unidad de discurso, y que cuidado con lo que dicen en ciertos ambitos no academicos. simplemente inoportuno y bobo

rg dijo...

asumamos que fue una bobada -de la que tienen que dar explicaciones. nadie esta con gran miedo, pero lee el comunicado. es una asonada tipo "comunicado n. 1", sin sentido, luego de decadas en donde todos convivimos sin necesidad de que nadie te diga "cuidadito con lo que decis que puede haber problemas"

gracia dijo...

me parece q es algo mas que una bobada ...

Anónimo dijo...

"..El Conicet está en proceso de elaboración de una política estructural de comunicación con mayor grado de detalle, que será oportunamente difundida a todas las unidades ejecutoras ni bien esté aprobada por el Directorio.."

en el contexto del comunicado, aquí dice: señores investigadores,les informamos que pronto habrá una "bajada de línea" respecto de qué es SER investigador de Conicet, ergo, todo lo que usted diga respecto de cualquier tema no vinculado a sus temas de investigación y en ámbitos no académicos, no podrá decirlo firmando como investigador de CONICET.

Es repudiable esto tanto como cuando un "titular" o "adjunto" de cátedra advierte: "cuidado con lo que decís o hacés" porque puede generarte problemas en la Universidad, aunque sos libre de hacer lo que quieras.

Por otra parte, Admin, no estoy de acuerdo contigo, el CONICET no es una empresa, ni debería convertirse en una institución selectiva en donde la inclusión garantizada viene de la mano de algún investigador coniceteano amigo. Aún cuando exista, pero en menor proporción, el ingreso de aquéllos que son incorporados por CONICET una vez reconocidos los atributos del CV propio.

Saludos,
mm

(elegí la identidad anónima, porque el comentario anterior con la identidad "mm" me parece que se perdió, sucedió otras veces pero opté por no insistir)

Matías dijo...

En estos temas cuando se aclara oscurece. Lo que comentaron antes sobre el respaldo a Cecilia por parte de la institución cuando se trataba de apoyar una propaganda política del gobierno (y que encima tenía información falsa y engañosa), es bastante preocupante. Si se toma eso como indicativo de la línea de comunicación política que va a tener el Conicet no es nada bueno.

Anónimo dijo...

Miembros del CONICET: Lo que les están queriendo decir, es que si van a hablar a favor del Gobierno y su línea de pensamiento, no tienen que pedir permiso, pero que si lo van a hacer criticando algún acto del Gobierno, deben hacerlo con nombre y apellido y haciéndose responsables individualmente.

Por ende el comunicado hay que leerlo como una amenaza de mayor control a las opiniones de cualquier miembro del CONICET que exprese una línea de pensamiento distinta a la del Gobierno Nacional.

Saludos

¿Conicet oficialista? dijo...

Lejos estoy de pertenecer a la comunidad científica. Simplemente, un ciudadano común, más enterado de este suceso que del Conicet ; ello alcanza a mi pertenencia al vulgo que poco sabe del trabajo científico del organismo, aunque percibo el prestigio que lo caracteriza.

La repercusión de la indicación emanada por la autoridad del Conicet llama la atención de cualquier observador, si se tiene en cuenta que no estamos frente a una organización empresaria ni una agrupación política, sino un organismo que alberga calificados intelectuales que no requieren de arengas, y menos aún, de instructivos de comportamiento verbal.

Pero hay una preocupación adicional en todo esto, aún más grave: el mensaje interno a la comunidad del Conicet no deja de ser, por extensión, una advertencia pública a la ciudadanía. Una ciudadanía que observa y relaciona este hecho con tantos otros que se vienen sucediendo en diferentes ámbitos, relacionado con el discurso armado, lo que hoy se conoce como el “relato”. Es decir, el Conicet, visto como un objeto más, susceptible de ser apropiado por la acción de la comunicación oficial.

Se observa, a la vez, una pretendida explicación y justificación del mensaje dado, sobre qué y cómo decir cada vez que un integrante del Conicet se exprese en nombre propio ante la opinión pública, como una parte particularidad de la comunicación institucional que, supuestamente, debería regir en esta organización. Desde ya que no es así porque el Conicet, como se sabe, no se trata ni de una empresa ni un partido político que requieran de estrategias comunicacionales en pos de objetivos de conquistas mercantiles o electorales. Hasta donde sabemos, los que observamos de afuera, se trata de otra cosa. ¿No?.

Se pone en riesgo, además, algo vital y prioritario: la Identidad del organismo. Quienes saben de Comunicación, entenderán de qué se trata este valor, el de la Identidad, y de los méritos necesarios para alcanzarlo. Sabrán qué es lo que no hay que hacer para que se vea alterado, el valor de la Identidad. Sabrán también, lo que cuesta remontar una imagen dañada. No habría que menospreciar el valor intangible de la credibilidad alcanzada relacionado con la capacidad de observación de la opinión pública, quien cuenta con recursos suficientes como para asimilar este tipo de sucesos con otros que transcurren, como la avanzada oficial contra el Indec y los medios audiovisuales, entre otros.

Protejan al Conicet; no al gobierno de turno.

Anónimo dijo...

Qué es lo que les llama tanto la atención? Cualquier institución, estatal o privada, opera en una línea de acción que se traduce en un discurso comunicacional. Ese discurso lo expresa un vocero o bien funcionarios habilitados a tal efecto, o bien profesionales, agentes o quien sea que haya consensuado determinado perfil de opinión con alguna autoridad para pronunciarse sobre uno o más puntos vinculados con la gestión institucional. También está quien sale a decir lo que le canta el culo, y luego, lógicamente, debe atenerse a las consecuencias. Esto es así acá, en Noruega y seguramente en cualquier planeta que dé señales de vida y organización social. Corre tanto para un parripollo como para un Ministerio. ¿De qué estamos hablando? ¿Dónde está la novedad y, sobre todo, el “rasgo opresor?

Vamos, va a ser toda la tercera gestion asi? Armando prensa de cachivaches? Construyan un discurso serio, por favor.

Claudio

Lilia dijo...

He sido testigo privilegiada de la censura que se ejerció sobre el Presidente del CONICET desde 2003 que no podía hacer declaraciones sin autorización del Ministro de Educacion. Lo mismo le ocurrió después al Secretario de Ciencia y Técnica. Lo que estaba en discusión era la "unidad del discurso". Hay una evidente concepción jerárquica de la comunicación pública que ahora se manifiesta amenazante sobre la comunidad científica y sobre la propia autoridad máxima del CONICET. Esto no es nuevo: en los diarios de la época se comentó que así como se terminaban las conferencias de prensa los funcionarios debían pedir permiso a los Ministros y éstos eran férreamente controlados por el Presidente.

Anónimo dijo...

¿Cuáles serían las "consecuencias" de decir lo que "se te cante el culo" en un organismo como el Conicet?

cristian dijo...

Sinceramente me parece que se esta armando una enorme bola de nieve en base a nada. El comunicado simplemente pide a los investigadores que aclaren que lo que opinan corre por cuenta de ellos y no de la institución en su totalidad. Si vamos a criticar al conicet y a sus politicas, mejor hablemos de los pesima estructura de incentivos que tiene, de sus bajisimos estandares de calidad, del aislamiento y falta de recursos de sus investigadores, de la inutilidad y mediocridad de muchos de sus proyectos de investigacion, de su desconexion con el resto del mundo, de lo dificil que es para sus integrantes participar en el proceso de decisiones por la burocratico y poco transparente que es, del bajo sueldo que cobran sus investogadores en comparacion a otros paises como Chile, Colombia, Mexico, etc; de la desconexion entre investogacion y docencia, etc. etc. Eso serviria un poco mas para avanzar en la discusion que esta circular, que poca importancia tiene.

d dijo...

prueba

DRK Blog dijo...

Pretender que este comunicado del Conicet es una forma de censura es, cuanto menos, infantil. El texto es perfectamente claro, pide a los empleados que no opinen en nombre de la institución. Igual que cualquier empresa no permitiría que un empleado exhiba su cargo y luego haga una declaración que pueda dar lugar a entender que esa es la opinión de la empresa. Un ejemplo de censura o castigo a la libertad de expresión es el caso del diario La Nación que echó a un empleado por opinar que la película Juan y Eva era buena.

Anónimo dijo...

Ahora se llama "unidad de discurso"? Qué raro. Antes se llamaba "bajada de línea". RG tiene razón. Si bien el comunicado no dice nada explícitamente, es raro que en años nadie se preocupó por la unidad de discurso en el CONICET. Esto se acentúa lo peligroso que demostró ser este gobierno.


Por otra parte, RG, ves lo que pasa cuando le damos tanto poder al gobierno?

Tomatis dijo...

Dejate de joder DRK, lo de ese periodista de La Nacion fue una verguenza. Le habían publicado la critica de cine, y un mes despues lo corrieron al igual que a otra gente de otras areas por achicamiento de personal. El tipo, en una estrategia muy inteligente, ahi nomás fue a victimizarse a 678 y hoy es un super empleado de Telam que gana un buen sueldo. Vamos, no seamos infantiles.

Anónimo dijo...

La idea de opinión es inseparable del individuo de ahí que pedirle a quienes opinan que "aclaren" que lo hacen en forma personal es como mínimo un poco absurdo y viniendo del Estado para tener en cuenta. Además, a título de qué viene el comunicado, ¿dónde está la declaración donde alguien dice algo en nombre del Conicet y que merece ser rectificado? Largar ese comunicado porqué sí es muy poco serio.
"Igual que cualquier empresa no permitiría que un empleado exhiba su cargo y luego haga una declaración que pueda dar lugar a entender que esa es la opinión de la empresa".
El trabajo forma parte de la identidad de un persona, y nadie puede obligarte a que cercenes un trozo de tu identidad para dar una opinión, en todo caso tendrás que rectificarte una vez que hablaste si es que lo que dijiste puede ser malinterpretado (pero para que haya malinterpretaciones primero hay que dejar hablar), ya aparecen quienes sutilmente apoyan la censura previa.
En todo caso el problema será del Conicet que tendrá que hacer uso de los medios que tiene (mucho mayores al de un individuo en particular) para posicionar su discurso como institución (que por lo que dice el comunicado todavía ni siquiera existe), para eso no hace falta que los investigadores estén aclarando que cada vez que hablan lo hacen en nombre propio.
Aviso que este comentario, en el sector destinado a comentarios, es un comentario, por si quedan dudas, quizá alguien interprete que es la visión del blog como institución.

Leandro dijo...

Que alguien que se dice "Investigador del conicet" ponga como una palabra "dudosa" que le genera temores a "unidad ejecutora" resulta bastante extraño, ya que el concepto de "unidad ejecutora" esta en uso desde hace años y cualquier investigador en serio lo conoce de memoria y sabe que no hay nada de terrorifico en ellas.

Es de muy mala leche darle a entender a los que no conocen la institucion que esas "unidades ejecutoras" serian cosas maquiavelicas y horrorosas, cuando cualquiera "de adentro" sabe perfectamente qué son, desde hace años. O sea, se le nota la burda maniobra para agitar fantasmas a partir de tergiverzar la informacion para el que no conoce, gargarella. Un poco de honestidad intelectual no estaria de mas eh!

Anónimo dijo...

Decreto 1880/2011
"CONSIDERANDO:
Que la finalidad del INSTITUTO NACIONAL DE REVISIONISMO HISTORICO ARGENTINO E IBEROAMERICANO “MANUEL DORREGO” será estudiar, investigar y difundir la vida y la obra de personalidades y circunstancias destacadas de nuestra historia que no han recibido el reconocimiento adecuado en un ámbito institucional de carácter académico, acorde con las rigurosas exigencias del saber científico"

Surge un comunicado interno del Conicet para disciplinar el discurso de sus integrantes, en lugar de desmentir la afirmación del primer párrafo del decreto, que alude a la falta de rigor científico en la investigación de de la historia argentina.

Link del decreto: http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/190000-194999/190107/norma.htm

DRK Blog dijo...

El comunicado dice "Directorio del Conicet continúa preservando la pluralidad de las ideas de sus miembros, de modo que cualquiera de ellos pueda comunicar sus opiniones o los resultados de sus investigaciones, aclarando cuidadosamente que tales resultados u opiniones, sean de una investigadora, investigador o de un grupo, no representan necesariamente la opinión del organismo sobre el tema"

Básicamente, mientras no uses el nombre de la institución para darle relevancia a tu opinión, podés decir lo que quieras. Al contrario de los empleados del diario La Nación. :)

Diego Blondes dijo...

RG, yo no asumo de ninguna manera que la declaración de conicet sea ni una bobada ni oportuna y además me parece bastante clara. El diario Clarín hoy tituló en la tapa que CONICET limitó la libertad de expresión y esto no es cierto, sólo pide que se aclare en nombre de quién se habla en cada caso. Este titular del diario Clarin, que claramente tergiversa y deforma intencionadamente la declaración de CONICET sólo es posible porque se sostiene desde las declaraciones de RG y Romero, por lo que me pregunto si esas no habrán sido bobadas inoportunas, puesto que en un momento político complejo hacen campo orégano para la deformación de la realidad por parte de los monopolios de la comunicación. Un saludo cordial, Diego Blondes (MILES)

Anónimo dijo...

¿Puede ser posible que cada tema del cual se discute necesariamente desemboque en una demonización del monopolio Clarin - La Nación? ¿Puede ser posible que cuando los argumentos se acaban, o no se quiere, o no se puede discutir, se cierre el discurso con una demonización de esos dos diarios? La pobreza retórica de "la campora" y sus seguidores es absoluta. ¿Podremos dialogar sin mencionar a esos dos medios? ¿O es un mecanismo de huida en el sentido más técnico posible?

rg dijo...

leandro, no se trata de "unidad ejecutora," sino de un lenguaje militar, un vocabulario mas propio de la policia federal que de un instituto de investigadores

diego: me sorprende que no puedas ver el problema -que no es mortal, pero no es irrelevante. decadas lleva el conicet sin tener que aclarar nada nadie ante nadie, forzando a los investigadores a poner "conicet" al lado de cualquier cosa que escribis. y de repente, luego de un pronunciamiento de unos pocos contra una iniciativa gubernamental, viene esta proclama militar, que ni ella sabe lo que quiere decir ("solo puede hablar la presidenta o quien designe", en nombre del conicet todo, y firma el vice presidente no designado para hablar en nombre del todo). es tragicomico, sin sentido, policial. el problema no es de clarin que lo publica, sino del bobo que lo motoriza, tratando de que la presi no se enoje

sl dijo...

el comunicado es un mamarracho y el que lo escribió no sabe nada de dirigir una entidad dedicada a la investigación, debería renunciar ya mismo.

sl dijo...

La política de comunicación de un organismo como el CONICET sólo puede estar dirigida a publicar y difundir los resultados de las investigaciones de sus miembros. Punto. El concepto de asegurar una "unidad de dicurso" es autoritario, absurdo, y contraproducente. Es autoritario porque la "unidad de discurso" puede tal vez ser una idea valiosa dentro de un partido político, a la hora de votar o posicionarse sobre determiandos asuntos de política pública. Pero el CONICET no es un partido político. Es un organismo que no tiene porque posicionarse sobre ningún punto como institución. Tiene que fomentar la investigación, incentivar la captación de los mejores recursos humanos, captar fondos, dar becas, pero "asegurar la unidad de discurso" es una idea absolutamente extraña a su función. Una idea con connotaciones autoritarias.
Es también absurda y tonta: la aclaración de "esta opinión no representa el pensamiento del conicet como institución" no aclara nada, porque el investigador nunca se arroga la representación de nadie, a menos que lo diga. Pero la misma pretensión de representar a una parte de la población, o a un organismo entero, lo descalificaría como librepensador. Tener la obligación de aclarar que no representa a la institución es absurdo porque ya hay una presunción de que nadie representa al pensamiento de una colectividad, a menos que lo hayan designado para eso. Con el comunicado lo que se hace es invertir esa presunción natural (todos los investigadores hablan en nombre de la institución a menos que aclaren que no lo hacen). A mi si que me despierta miedo el tipo que escribio ese comunicado.

Y es contraproducente porque lo que hace es espantar a la gente inteligente. Es un insulto a la inteligencia de los investigadores del conicet.

Anónimo dijo...

En 2009 cuando todavía estaba caliente el tema de la 125 Página/12 publicó una nota anunciada como una investigación de un científico del Conicet sobre el glifosato y las consecuencias de su uso, acá.Luego Barañao salió a "aclarar" las cosas, acá.
Me gustaría saber porqué en ese entonces no se envió este comunicado y sí ahora dos años después y sin ninguna razón aparente. Qué hubiesen dicho los que hoy defienden esta ridiculez si en aquel entonces hubiese aparecido este comunicado, probablemente hubiesen dicho que la unidad de discurso implicaba acallar voces críticas al oligopolio de agroquímicos.


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-123111-2009-04-13.html

http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/57009/baranao-desmiente-estudio-contra-el-glifosato-no-es-del-conicet.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-124288-2009-05-03.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-163821-2011-03-10.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-151480-2010-08-17.html

mm dijo...

exacto, sl, acuerdo con tu posición.