17 dic. 2011

Penalistas

El admirado jurista Marcelo S. nos sorprendió, hace tiempo, con un alegato contra la importante figura del enriquecimiento ilícito, en el caso "Angeloz." Luego, con varios tomos donde criticó las acusaciones contra Gregorio Ríos y Alfredo Yabrán. Luego con otra extensa obra en defensa del juez Antonio Boggiano en la Corte. Ahora con dos tomos sobre el "caso Grassi", en donde se niega la existencia del abuso sexual infantil (acá). Me gustaría repetir una pregunta que hicimos hace ya un tiempo, sobre los casos que toman y los extremos que llegan a argumentar para ello nuestros grandes penalistas. Por qué?

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Por guita, por que otra cosa va a ser...

Anónimo dijo...

$)

Anónimo dijo...

Si, es por plata, pero llegan a ser tan hipócritas (o perversos) que lo justifican para evitar "el fin del estado de derecho"

Anónimo dijo...

claro que es por plata. es muy preocupante que un jurista tan brillante como Sancinetti alquile su saber al mejor postor.
También coincido con lo que decía el anónimo anterior. Siempre es importante levantar la voz cuando se violan garantías. El problema es que algunos levantan la voz cuando se violan garantías de los poderosos pero no lo hacen cuando al pibe chorro le aplican penas altas o lo apremian en una comisaría. Con esto no justifico que al poderoso lo maltraten o lo condenen sin pruebas, sólo me pregunto si no habría que ser más coherente y levantar la voz siempre bque una garantía sea violada. Pero esto tiene vinculo con lo que decia al principio. La voz se levanta cuando la mosqueta está sobre la mesa. Preocupante.

Anónimo dijo...

una verguenza para la facultad de derecho de la UBA. no puteo para que publiques mi comentario pero la reaccion natural de cualquier bien nacido a esta nota es la madre de las puteadas. haganle juicio academico en la uba en vez de entretenerse con alterini.

Anónimo dijo...

PORQUE TODOS SON INOCENTES HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO. NO LO SABÍAS?

Anónimo dijo...

muy triste.
en el "caso cabezas" fue el abogado en las sombras de parte de los acusados, parece que no le daba la cara para hacerse cargo -a diferencia de rusconi en la "causa armas"- de la opción laboral que había tomado, por un -merecido, porque es un jurista de primer nivel- altísimo precio.
es un nuevo ejemplo de la misma discusión que se dio en su momento en este mismo blog, a propósito de la citada defensa en la "causa armas".
ante estas situaciones sólo pido dos cosas: 1) que el abogado prestigioso, a quien nadie discute su derecho a elegir los clientes y a cobrar muy bien por su trabajo, se haga cargo públicamente de los casos que toma; 2) que nunca más escriba una letra criticando la selectividad del sistema penal. cuando la pluma escribe siempre para el mismo lado, no hacen más que consolidarla.

Anónimo dijo...

¿Y por qué no? ¿Te sentirías más feliz si lo defendiera Durrieu?

P dijo...

Mira, Roberto, no se si me da mas asco el libro de sancinetti o el articulo de pagina12, hediondamente parcial y de descomunal difusión si se lo compara con el libro, que pusiste de referencia.
Lo único que me falta es que algún infra dotado boga ande despotricando sobre lo que significa ser un "jurista serio". A ese diario hay que usarlo de papel higiénico, ni para envolver huevos sirve.

Anónimo dijo...

lo único brillante de sancinetti es si frota algún bronce heredado de su abuela... la defensa de Boggiano fue bochornosa y perdió por paliza.

otro chanta con chapa de importante. como Tawil, etc... en la UBA hay cada uno !

tito

Anónimo dijo...

Por amor a la disidencia. Sancinetti cree que su análisis dogmático carece de prejuicios.

Anónimo dijo...

Lo que habría que pensar es cuanto le pagó la iglesia a Sancinetti, dinero que seguro viene de la guita que el estado le da

F dijo...

¿Este es el mismo Sancinetti que hace unas semanas argumentaba fuertemente en favor de imponer castigo penal por protesta social, no? Supongo que seguirá así hasta que alguna agrupación sindical le encarge un libro por unos verdes.
No tengo ninguna duda de que es un tipo talentoso, pero no tiene ni un poco de vergüenza.

CV dijo...

Tito:

No coincido para nada. Marcelo Sancinetti es, en mi opinion, el mejor penalista argentino.

Es un lector atento y meticuloso, y muy "preciosista" en sus producciones escritas.

Por ejemplo, recuerdo, hace ya varias anios, cuando ante una pregunta que le hice, el tipo se tomo el laburo de sugerirme y prestarme un libro de gramatica castellana (!): "el uso de la coma".

Sobre el "caso Grassi", no lo conozco en profundidad, asi que no puedo opinar.

Saludos.

PD: El tema del abuso sexual infantil en la Iglesia Catolica es terrible. Mira que yo no me conmuevo facilmente, pero hace un tiempo vi un documental en Dailymotion, "Deliver us from evil", y es durisimo...

Anónimo dijo...

Marcelo Sancinetti esta lejisimo de ser el mejor penalista argentino, es bueno y nada mas y de ultima esto es opinable.

De lo que no queda ninguna duda es que defiende una ideologia profundamente conservadora y antiliberal.

Nicolas

CV dijo...

Bueno Nicolás, esa es tu opinión. Permitíme tener la mía. Capaz que a algunos penalistas argentinos leí, no?

Lo mismo vale para lo de "antiliberal". Yo, muy por el contrario, creo que es un jurista liberal (quizás, si querés "liberal conservador"; no lo sé, pero liberal)

Saludos.

Anónimo dijo...

MS defiende una teoria de la imputacion que permite graves injerencias en la vida de los ciudadanos ante conductas inocuas y que permite en definitiva una mayor aplicacion de violencia por parte del estado en casos en que no es necesaria.

Un solo ejemplo es la postura de Sancinetti de castigar la tentativa inidonea siempre que el dolo del agente sea racional.

No es casual que MS se este acercando rapidamente a Jakobs, ya que, vencido absolutamente el subjetivismo trasnochado que pregona, el ultimo refugio que le queda es el funcionalismo radical, profundamente autoritario y antiliberal.

Nicolas

Nicolas

CV dijo...

Bueno Nicolás. Es tu idea. El "subjetivismo trasnochado" está más o menos en la misma línea del que defendieron Armin Kaufmann, Diethart Zielinski y Eberhard Struensee (y se podría decir que también Hans Welzel). A mí me parece que estos tres eran juristas liberales.

Y, por ejemplo, creo recordar que Sancinetti se ocupa de argumentar profusamente la compatibilidad de su posición subjetivista con el art. 19 de la CN.

Saludos.

Anónimo dijo...

Según página 12, el dictamen está compuesto por dos tomos; uno de ellos tiene 423 páginas y el otro, 646. En total, suman 1069 páginas. También, según la nota, "el libro fue editado en 2010" y recién se dio a conocer ahora públicamente.
Es admirable el nivel de lectura en este país. Debemos tener los mejores juristas del mundo: podemos leer páginas y páginas de lectura jurídica y todavía nos queda tiempo para andar discutiendo en un blog.
FK.

Anónimo dijo...

Habiendo leído y estudiado en la cátedra de Derecho Penal de Sancinetti, creo que se encuentra lejos de ser el mercenario que el artículo de página 12 describe y que el blog cita. No pretendo hacer una defensa, ni mucho menos, puesto que creo que sus escritos hablan por él, pero algo que siempre lo ha caracterizado es su enemistad con el poder. En 1990 publicó un libro llamado “El derecho penal de los derechos humanos” en el que fulminaba las leyes de obediencia de vida y punto final, lo que le costó ciertas enemistades con el poder de turno. Además, cabe señalar su posición crítica frente al indulto de Menem. Sin olvidarse también de la ardua lucha que llevó adelante como asesor del senador Quinzio en la época que Duhalde quería aprobar la ley del arrepentido.

Por otra parte, me parece que las opiniones expresadas condenan a Sancinetti sin haberse interiorizado de los pormenores de los libros a los cuales aluden. La verdad que no puedo expresar una visión acerca del nuevo libro del Padre Grassi puesto que no lo he leído, pero sí puedo hablar sobre el caso Cabezas puesto que he leído gran parte. En primer lugar, me gustaría aclarar que, como bien detalla un artículo de página 12 (http://www.pagina12.com.ar/2000/00-04/00-04-04/pag09.htm): el contrato del dictamen acerca del caso Cabezas incluía una cláusula de salvaguarda para ambas partes: “Sancinetti exigió trabajar con “absoluta independencia”, (lo que suponía la posibilidad de un fallo adverso) y los contratantes se reservaron el derecho de mantener oculto el dictamen en caso de que resultara negativo para los hombres que pretendían reivindicar”.

Asimismo, es ineludible prestar atención a la cantidad de nulidades y violaciones de derechos constitucionales como el de defensa (por no encontrarse estipulada la acusación en tiempo y forma circunstanciada, etc.) que se llevaron adelante en el caso Cabezas. Esto no significa defender a Yabrán (en el supuesto de que siguiera vivo) ni que si acaso fuera culpable (por sentencia firme) no deba ir a la cárcel, pero sí es menester aclarar que el derecho penal no puede beneficiarse de procedimientos y violaciones de derechos constitucionales (ya sean amigos o enemigos aquellos que se encuentran siendo juzgados).
Podemos discutir aparte nuestra coincidencia o no con la visión subjetivista de Sancinetti, bien explicada en su tesis doctoral “Teoría del ilícito y disvalor de la acción” para aquellos que erradamente piensan que esta posición aumenta el poder coercitivo del Estado, pero desde mi perspectiva (por supuesto falible) Sancinetti es un académico intelectualmente honesto.

Juan

rg dijo...

no es mi intencion escrachar a nadie. aprecio y admiro en muchos sentidos el trabajo de ms y hago una pregunta genuina

Anónimo dijo...

me encantan las opiniones de todos los muchachos, ahora bien, rg., el dia que choques con el auto, espero que no lo vayas a buscar a sancinetti! no te veo yendo a una defensoria oficial, ni tampoco a los que hablan de contreaselectividad y esas yerbas.

Anónimo dijo...

jajaja, es verdad, es una lastima que el sueño del estudiante de derecho sea conseguir un lugarcito en el poder judicial, en lugar de ejercer la profesion de abogado. Si señores, el abogado penalista cobra! como un medico, un ingeniero, de eso vive!
ahora son todos son todos santos,o funcionarios grises que no tocan dinero con sus manos, por que es pecado, y cobran fortunas sin saber lo que cuesta un lapiz o pagar un impuesto! No me parece un genio Sancinetti, pero, sin duda, si tuviera un problema penal, y el dinero suficiente, le pagaria para que me defendiera y estoy seguro de que todos los que escribieron aca tambien ¿o van a renunciar a una defensa tecnica solo por razones ideologicas? Yo, lo siento, y me defiendo con todo lo que tengo a mano... en fin... alla ustedes y su etica.

Anónimo dijo...

Alguien los leyó o son verdaderamente inhallables?