4 ene. 2015

1. El quiebre moral: lo que se dicen

I. El oficialismo vive una larga etapa de quiebre moral: son demasiadas las injusticias cometidas, y se hace cada vez más difícil explicar cómo es que uno sigue comprometido con el esquema que las hace posible (enumero algunas: concentrar la comunicación cuando anunciaban democratizar la palabra; servilizar la justicia, cuando proclamaban su democratización; entregar los recursos naturales a empresas extranjeras y a precio vil, cuando hablaban de recuperar para el país el petróleo y la energía; ampliar la frontera sojera desplazando a poblaciones campesinas, cuando armaron su discurso contra la "patria sojera"; dejar la seguridad en manos de la extrema derecha, cuando se proclamaron garantistas; normalizar el control de los tribunales desde los Servicios de Inteligencia, cuando hablaban de terminar con las cloacas del poder. La corrupción en la forma de lavado de dinero no sólo "manchó al poder," sino que, simplemente, explica buena parte de las decisiones tomadas desde la llegada al poder de NK).

II. Me pregunto cómo tramitan este largo pasaje los principales actores del poder político oficial. Uno de los legados más tristes que nos dejaron la dictadura, el menemismo, el delarruismo y ahora el kirchnerismo es la comprobación de que existe en nuestro país un numerosísimo elenco de personas dispuesto a "aprovechar el momento", aún pagando costos reputacionales muy altos, con el fin de "salvarse", o posicionarse mejor en la estructura del poder (cierro la causa de enriquecimiento ilícito contra los Kirchner; archivo la causa en la que se investiga a Milani por la desaparición del soldado Ledo; legitimo a Berni y las políticas contra las que me pronuncié toda la vida...mientras me quedo con un sueldazo, o me gano un ascenso, y después vemos). No son éstos -los casos de los que han vendido su alma- los que más me preocupan: éstos son irrecuperables, y no tenía sentido nunca apostar por ellos (Tampoco me interesan casos como el de la Procuradora General, y de muchos de quienes trabajan con ella -fanáticos que han convertido a la Procuración, en lo que los toca, en una maquinaria al servicio del encubrimiento de crímenes hechos desde el poder. Tampoco pienso en el sabatellismo en el AFSCA, el ejemplo contemporáneo más vergonzoso de quiebre moral -nunca olvidaremos, por lo demás, el rol de Sabatella en la defensa de la Ley Antiterrorista). 

III. Me interesan más los otros casos. Me pregunto qué se dicen a sí mismos para justificar lo injustificable o tolerar lo intolerable,  los que guardan alguna reserva moral; los que tienen dudas sobre lo que hacen o lo que ven que ocurre a su alrededor (un vicepresidente involucrado en la compra fraudulenta de la imprenta de la moneda nacional; la familia presidencial comprometida directamente en operaciones de lavado de dinero). 

IV. Me pregunto:

1) Creerá alguno de ellos, genuinamente, que lo peor de lo hecho (pongamos, nombrar y o tolerar a un jefe del ejército responsable de violaciones de derechos humanos), era necesario para asegurar lo positivo (AUH, matrimonio igualitario)?
2) Creerá alguno que se trataba del costo a pagar para lograrlo (dado, por ejemplo, el tipo de presiones internacionales que se reciben)?
3) Creerá alguno que la aceptación de lo inaceptable era requisito indispensable impedir la llegada de la oposición al poder, porque la llegada de la oposición al gobierno implicaría automáticamente el fin de las principales políticas apoyadas (la AUH o la continuidad de los juicios contra los represores)?
4) Se dirán a sí mismos la mayoría de ellos que cualquier concesión a cualquier crítica serviría directamente a la llegada de la oposición al gobierno e implicaría automáticamente el fin de las principales políticas apoyadas (la AUH o la continuidad de los juicios contra los represores)?
5) Pensarán que el único o principal poder realmente temible o peligroso es el poder económico concentrado?

IV. Ellos deben saber que toooodos los argumentos anteriores, y similares, son insostenibles (como lo ayuda a probar la historia nacional y regional):

1) Es claro que ninguna de las medidas más "derechistas" del gobierno (proteger a Milani o a Berni, usar los servicios de inteligencia para presionar a la justicia) resulta necesaria para garantizar políticas igualitarias (la AUH, el matrimonio igualitario, o políticas afines); ni es condición indispensable para su mantenimiento (ni Milani ni Berni estaban en el poder cuando llegó la AUH, y todos recibieron igualmente bien a la medida: quien decidió no convertirla en ley fue el gobierno, el mismo que encumbró bastante después a Milani o Berni).
2) Las políticas de "ampliación de derechos" se ponen muchísimo más en riesgo cuando el gobierno se empieza a rodear de Milani, Berni o los servicios de inteligencia (que arrasarán con la vida privada de aquel a quien investiguen, o impulsarán las políticas de seguridad que odiábamos), que cuando se los critica (Ver 3, 4 y 5)
3) Presidentes latinoamericanos "anti-neoliberales", no necesitaron propiciar o tolerar ningún caso de corrupción, para mantenerse en el poder (compárese con una década de gobiernos del Frente Amplio en Uruguay: pueden defenderse y ampliarse derechos perfectamente, sin incurrir en ningún acto de corrupción).
4) Un presidente puede despedir sistemáticamente a los corruptos del poder, e incrementar -por eso mismo- su popularidad (Dilma en sus comienzos)
5) El poder internacional puede convivir perfectamente con gobiernos que no aplican políticas neo-liberales (Mujica, Lula)
6) No es cierto que, a esta altura de nuestra democracia, criticar a un gobierno implique poner en riesgo a la misma, o a políticas socialmente respaldadas. (Marchar y ser implacables contra el punto final o la obediencia debida de Alfonsín no implicó -como ahí sí pudo esperarse- poner en riesgo la democracia, o propiciar un golpe, sino que ayudó a la consolidación de la democracia y de las mejores políticas del gobierno alfonsinista).
7) Pensar que, una vez llegada al poder, la oposición va a desarticular la AUH o los juicios de derechos humanos es no entender la historia argentina. Por un lado, ni el indulto de Menem pudo frenar la resurrección y continuidad de los juicios, porque se trata de una causa colectiva que trasciende la voluntad discrecional de cualquiera. Por otro lado, ningún gobernante pagaría el costo de desarmar una política socialmente respaldada como la AUH (Debieran preguntarse sus defensores por qué es ley la Ley Antiterrorista y no la AUH).
8) Bancar a Milani, a Berni o a Boudou, es consolidar la derecha de adentro, mucho más que "hacerle el juego" a la derecha que está afuera (la derecha vernácula criticará al gobierno cualquiera sea loque haga o deje de hacer el gobierno, o digan sus defensores).
9) Es una ingenuidad enorme pensar que el poder político concentrado es necesario para atacar al poder económico concentrado. Simplemente, es esperable que ocurra lo que de hecho ocurrió: el poder político concentrado tiende a expandir su poder, típicamente, construyendo su propio polo de poder económico, pactando con parte del poder económico concentrado existente, y preservando riesgos iguales o superiores a los anteriores, con los resultados conocidos: la comunicación sigue en manos de pocos; el petróleo se entregó a precio vil; la minería está en manos extranjeras.

14 comentarios:

andresvas dijo...

en relación a 7) te veo con una fe tan monolítica que me siento obligado a transmitirte mi escepticismo tanto en relación a tu interpretación de la historia reciente como a tus predicciones sobre lo que hará el próximo gobierno.
Con causa colectiva que trasciende la voluntad discrecional de cualquiera y todo como vos decís, los indultos y la política menemista significaron una demora de 20 años en la política de aplicación de justicia sobre las violaciones a los DDHH por parte del terrorismo de estado (y seguramente eso también tuvo mucho que ver con que esa política se continuara de un modo mucho menos institucional y sostenible que como había comenzado en los ´80).
Pensando en el futuro próximo, no tengo la menor duda de que cualquiera sea el que gane de los tres, Scioli, Massa o Macri, lo primero que pasa es que ni bien asuma cualquiera de ellos los jueces no mueven más un papel y todos los juicios en marcha quedan paralizados. Me baso para eso en cómo Macri destruyó lo poco de bueno que tenía el Poder Judicial de la Ciudad autónoma hasta el 2008, llenándolo de jueces chorros y/o fachos , en cómo Scioli retrocedió en todo lo que Arslanian trabajosamente había comenzado en la Pcia.y en cualquiera de las declaraciones de Massa.
Con las causas colectivas sólas no hacemos nada, siempre puede haber representantes que las lideren y las transformen en viables u otros que las traicionen,me encantaría ser tan creyente pero me parece muy ingenua tu visión.


rg dijo...

el punto me parece muy muy importante andres, y sabiendote un conocedor, yo creo que tu problema es doble: ingenuidad o vana fe k, por un lado, y por otro, un malentendido sobre la historia argentina. primero esto ultimo: te olvidas que con el menemimo, con todo en contra, los jueces empezaron a impulsar los juicios sobre la verdad. es decir, habia un diluvio, y los juicios siguieron. y mas: todos aprendimos de la historia, y no se vuelve al mismo punto con el costo que tuvo, pudiendo eludirlo. y lo primero: creo que, como tantos, crees el cuento del gran apoyo que el gobierno dio a las causas de derechos humanos. y lo cierto es que, en este tema como en otros, hubo sobre todo cualunquismo y chambonismo. y las causas las lleva el poder judicial, no el gobierno. quiero decir, en sintesis: la historia te juega en contra, y el kirchnerismo te juega muy poco a favor. en todo caso, con el agravante de que estos tipos, en mas de diez años, solo ayudaron a mover a la sociedad a la derecha, y los candidatos que pueden presentar son una lagrima, pero ese es otro tema, muy vinculado por cierto.

post data: para no ser mal interpretado: mi fe para el futuro es nula, como lo es para el presente. pero a los tipos que inundaron la vida de servicios de inteligencia (me consta el aparataje infernal de inteligencia que esta entrando al pais) no les confio ni para comprar cigarrillos

rg dijo...

lo que decis sobre "los jueces fachos de macri" tambien me parece antologico: primero, porque implica poner un punto ideologico, que no es tal: para macri o para el kirchnerismo, hablamos de personal judiical hdp y oportunista, no de izquierda y derecha. otra ingenuidad de tu parte. pensa medio minuto en la gente que esta metiendo el k en la justicia o en las fiscalias: tipos preparados para vender a su madre o archivar las causas de milani, con tal de mejorar el puestito. hdp, no ideologos

rg dijo...

viste el reportaje a estela de carlotto hoy en pagina, andres? me da la razon, no a ti :)

Anónimo dijo...

Ah Carlotto, sí, sí. También, en el mismo reportaje, hizo algunas referencias desconcertantes a Carlos Saúl y a Milani.
http://www.clarin.com/politica/Carlotto-justifico-saludo-Menem_0_1279672161.html

rg dijo...

el titulo del post

andresvas dijo...

No leí lo de Carlotto, Roberto, después lo veo. De mi lado, cero fe, cero k y obviamente cero fe k. No pienso que el k haya movido los juicios por buenos motivos, no era ése mi punto, sino el de que la reapertura de las causas no se da sólo ni primordialmente desde abajo como me parece que querés dar a entender (por supuesto que sí importa la presión de abajo), sino que también es importante lo que pase desde arriba. Por eso te marqué como veo el futuro,a partir de lo que sabemos de los antecedentes de los tres posibles.
Dentro de esto, lo que marqué del Poder judicial ampliado y rellenado a medida por Macri muestra acomodaticios oportunistas, como vos decís, y también fachos (yo lo reduje a chorros y/o fachos), dejo el caso a caso para el que quiera mirarlo en detalle, pero hay de ambos.
No hablé ni elogié la política k, mi punto eran tus afirmaciones de 7) y ahí, bien acotadito a eso, te diría que me temo que en un año gane quien gane, los juicios van a ir para atrás.No pierdas tiempo atacando al k porque no lo estoy defendiendo, ¿porqué pensás que atacar lo que Macri hace en el PJudicial de la Ciudad implica defender o desconocer lo que haga el k con el PJ de la Nación?, no me respondas algo que yo no digo, simplemente no me convence tu fe basista de 7).

rg dijo...

no tengo ninguna fe basista. entiendo que todo va a salir mal porque han dejado todo hecho una bosta, y porque ni scioli, ni cristina, ni massa ni macri tienen medio principio por el que pelear. en todo caso, lo positivo es que aun en el peor momento, con indultos y nula disposicion politica, como en la era mendez, la presion de ciertos grupos hizo que se tuvieran que comer los juicios por la verdad. ese es el tamaño de mi esperanza. todo lo demas: crapulas, y eso porque no empezamos a hablar de la clase empresarial, en donde crapula es un elogio

andresvas dijo...

imposible diferir Roberto, firmo abajo de tu última respuesta (retirá lo de fe k, yo borro lo de fe basista y cerramos)

andresvas dijo...

me acordé, hablando de eso, de la marcha del 96 (un punto de inflexión para mí) a veinte años de la dictadura que se llenó, contra lo que todos los políticos especuladores marketineros de encuestas pensaban, y de Chacho Álvarez yendo a último momento cuando vió por la tele que estaba llena, que los DDHHH garpaban y no estaban out. Asco y orgullo a la vez.

Ricardo F. dijo...

Una causa colectiva:
“El 75% de los argentinos, de acuerdo con las encuestas, se oponían los indultos. Dados a conocer los últimos un sabado en vísperas del Año Nuevo y de un fin de semana largo y al comienzo de las vacaciones, esa precaución no impidió que provocaran una concentración en la Plaza de Mayo frente a la Casa de Gobierno, el domingo 30 de diciembre, por la cual 100.000 ciudadanos, convocados por las organizaciones de derechos humanos, protestaron por la medida. (...)
No cabe duda, finalmente, que este episodio constituye un deterio para la frágil democracia argentina y un mal ejemplo para América Latina. Creo, sin embargo, que será superado.” / Emilio F. Mignone / http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/document/nacional/indulto_intro.htm

“Frente a la muralla que significan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos de Menem, el 20 de abril de 1995 la Cámara Federal porteña le dio un impulso decisivo a la causa por los crímenes cometidos en la ESMA. Ante un pedido del entonces presidentes del Centro de Estudio Legales y Sociales (CELS) Emilio Mignone, los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun, Eduardo Luraschi, Raúl Vigliani y Juan Pedro Cortelezzi establecieron que si bien no se podían perseguir penalmente a Astiz y otros de los represores, se debía investigar el destino de los desaparecidos. Así esa resolución puso en marcha los juicios por la verdad. (...)
El segundo hito se produjo el 6 de marzo del 2001 cuando el entonces juez federal Gabriel Cavallo declaró inconstitucionales y nulas las leyes del Punto Final y la Obediencia Debida. Todo en medio de un lobbie político y judicial de las cúpulas de las fuerzas armadas para evitar que se siguiera abriendo ese agujero en el muro de la impunidad. ” / Daniel Santoro / www.clarin.com/politica/secreta-ESMA-permitio-condena-Astiz_0_583141723.html

Ricardo F. dijo...

Una causa colectiva:
“El 75% de los argentinos, de acuerdo con las encuestas, se oponían los indultos. Dados a conocer los últimos un sabado en vísperas del Año Nuevo y de un fin de semana largo y al comienzo de las vacaciones, esa precaución no impidió que provocaran una concentración en la Plaza de Mayo frente a la Casa de Gobierno, el domingo 30 de diciembre, por la cual 100.000 ciudadanos, convocados por las organizaciones de derechos humanos, protestaron por la medida. (...)
No cabe duda, finalmente, que este episodio constituye un deterio para la frágil democracia argentina y un mal ejemplo para América Latina. Creo, sin embargo, que será superado.” / Emilio F. Mignone / http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/document/nacional/indulto_intro.htm

“Frente a la muralla que significan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos de Menem, el 20 de abril de 1995 la Cámara Federal porteña le dio un impulso decisivo a la causa por los crímenes cometidos en la ESMA. Ante un pedido del entonces presidentes del Centro de Estudio Legales y Sociales (CELS) Emilio Mignone, los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun, Eduardo Luraschi, Raúl Vigliani y Juan Pedro Cortelezzi establecieron que si bien no se podían perseguir penalmente a Astiz y otros de los represores, se debía investigar el destino de los desaparecidos. Así esa resolución (Ver facsímil ) puso en marcha los juicios por la verdad. (...)
El segundo hito se produjo el 6 de marzo del 2001 cuando el entonces juez federal Gabriel Cavallo declaró inconstitucionales y nulas las leyes del Punto Final y la Obediencia Debida. Todo en medio de un lobbie político y judicial de las cúpulas de las fuerzas armadas para evitar que se siguiera abriendo ese agujero en el muro de la impunidad. ” / Daniel Santoro / www.clarin.com/politica/secreta-ESMA-permitio-condena-Astiz_0_583141723.html

Lucio Oviedo dijo...

No se mucho de la política en Argentina pero la foto de este artículo me ha parecido chulísima.

FCM Abogados de familia dijo...

Felicidades por el artículo Andrés. Hace falta gente valiente que denuncie las cosas que no están bien hechas y son injustas.
Un saludo