28 ene. 2015

La lenta construcción de un aparato de terror



Acostumbrados como estamos a pensar al país a partir del contratiempo o la tragedia ocurridas en el último minuto, solemos perder perspectiva sobre sucesos que, como en este caso, resultan en realidad de procesos de construcción lentos, colectivos, y respecto de cuya factura no todos somos igualmente responsables. Por lo dicho, la pesadilla que rodea a la muerte del fiscal Nisman merece ser deconstruida de otro modo, y a tales fines propongo una “mirada más larga” sobre los siguientes tres eventos.

La fortaleza de la denuncia de Nisman. A comienzos del gobierno de Néstor Kirchner, Alberto Nisman -quien trabajaba desde 1997 en la causa AMIA y no se había destacado especialmente en la investigación del caso- fue designado al frente de la Unidad Fiscal Especial para la causa AMIA, por el ex Presidente. Al mismo tiempo Kirchner, fiel a su estilo, conminó a Nisman a proseguir su investigación de la mano de un “agente especial” de inteligencia, hoy públicamente denostado (el ex Presidente se especializó en vincular, indebida e innecesariamente, a la política con los servicios de inteligencia). Pasaron más de diez años desde entonces, y a pesar de los cuantiosos recursos económicos invertidos, el personal injustificadamente incorporado, y las redes de espionaje tendidas (o tal vez justamente por ello), la investigación en la causa sigue bloqueada. Se trata de un fracaso estrepitoso construido lentamente por el gobierno –una muestra más de la chapucería, improvisación, mentiras y oscuridades propias de una gestión, que muestra resultados igualmente nefastos en casi todas las áreas de gobierno (en la política exterior, en el manejo de la inflación, en la medición de la pobreza, etc.). Pero resulta ahora que los “juristas amigos” del gobierno vienen a decirnos que la denuncia de Nisman “no prueba delito”, y la claque oficial aplaude y reproduce el asunto con orgullo. El hecho, propio de una mala película, cómica o de espías, debiera generar tristeza y desencanto colectivos: el gobierno saliendo a demostrar que la investigación que él mismo promovió, frente al peor atentado sufrido por el país en su historia, “no prueba nada”, luego de diez años de inversiones cuantiosas. Peor aún, se pretende que procesemos este fracaso impactante como un triunfo del gobierno (“lo demostramos: la investigación no prueba nada¡”). Frente a la claque oficial, corresponde señalar que si la investigación de Nisman resultó apresurada, chapucera, y enredada o sucia por la intervención de los servicios de inteligencia, ello representa el exacto resultado de lo construido por el kirchnerismo en diez años: un cabal producto más, no de su éxito, sino de su rotundo fracaso.

El pacto con Irán. La limitada “denuncia” del fiscal Nisman –“incapaz de probar un delito”- resulta muy relevante entre otras razones por su verosimilitud: ella permite reordenar las piezas de un rompecabezas que, de otro modo, resultaría difícil de explicar, entender y armar. En este sentido, el aporte que realiza el trabajo de Nisman vale, por un lado, como puntapié inicial para una investigación que se torna urgente, en torno a las acciones y complicidades del poder actual, frente al atentado a la AMIA; y por otro lado, permite dar cuenta del virulento y de otro modo inexplicable giro de la política exterior argentina, frente al caso AMIA, y que culminara en el año 2013 con la firma del “Memorando de Entendimiento” con Irán. Otra vez, nos encontramos aquí con un hecho –la impunidad después de más de 20 años- que, más allá del escándalo,  es el resultado, entre otros factores, de una política errática, oportunista y carente de principios, que lleva ya diez años marcada por el sello del kirchnerismo. La práctica absurda desde el gobierno promovida terminó con la firma de un acuerdo inmoral, ofensivo para la comunidad judía, jurídicamente inconstitucional, y políticamente fallido: las consecuencias están a la vista. Se trata de un acuerdo despreciable, que la denuncia de Nisman permite entender, y por el cual un gobierno antisemita, negador del Holocausto y acusado de complicidad directa en el atentado a la AMIA, terminó participando como par en la investigación relativa a la presunta responsabilidad criminal de sus propios funcionarios –un despropósito jurídico tan comprensible y decente como lo hubiera sido invitar a Hitler o a Al Capone a participar en la comisión de verdad sobre los crímenes de los que se los acusaba, dado que “la investigación no avanzaba”, u “otra salida no había”.


Los servicios de inteligencia. Finalmente, la obsecuencia oficialista pretende hoy que aplaudamos la “disolución de los servicios de inteligencia,” ocultando las únicas dos cuestiones realmente importantes en dicho respecto. Primero, la disolución de la Secretaría de Inteligencia viene de la mano de la re-construcción de la Secretaría de Inteligencia. Segundo, y lo que es más relevante aún, la (una vez más) improvisada medida sigue a diez años de construcción de un aparato de terror y persecución sobre jueces y activistas opositores, blindado a la transparencia y al control popular. El cuento oficial nos dice hoy que se trataba de un área en la que “todavía estaba pendiente” una reforma. Como es habitual con el discurso kirchnerista, la verdad no es ésa sino la contraria a la enunciada: no se trata de un área “todavía abandonada,” sino de una sobre-trabajada, y cuya construcción demandó una década, implicando millonarios recursos, cientos de funcionarios incompetentes, y un sofisticadísimo y caro aparataje destinado ilegalmente al espionaje interno (que se suma, por cierto, al espionaje realizado desde las fuerzas armadas, y a cargo de un general acusado por crímenes de lesa humanidad –otra “área pendiente”). De ese pozo del delito surgen luego los crímenes, de todo tipo (escuchas ilegales, “carpetazos”, persecuciones de opositores) que hoy nos agobian, y que el kirchnerismo deja como principal herencia de su década en el poder: una política infestada por la corrupción oficial, y sostenida a partir de voces compradas y silencios provocados por la intervención de los servicios de inteligencia –brazo sostén y ejecutor, oculto detrás de todas las políticas de este gobierno.

30 comentarios:

Maximo S dijo...

Es tremendo, lúcido y tremendo.
Cuales son/serían los mecanismos dentro de nuestra democracia para evitarlo? Por que no fueron/están siendo utilizados?
Como ciudadano/espectador que me digan que por haber ganado las elecciones tienen derecho/atribuciones para socavar el estado de derecho no tiene sentido... como se deshace lo andado?
En otras palabras, como defendemos lo que queda y trabajamos por mejorar el tejido de nuestros vínculos sociales?

Anónimo dijo...

rusconi es el abogado de lagomarsino, quien paga los honorarios de rusconi? no es que rusconi defiende siempre las malas causas? recuerdo haberte leído algo así acá en el blog rg

rg dijo...

leiste mal. no es que defiende las malas causas, sino que como todos los maestros del derecho penal argentino, no se mueve por principios sino por lo que le puedan pagar. pensá en las grandes cabezas del derecho penal, los grandes tratadistas: todos han hecho lo mismo. no es lo que yo defiendo

Anónimo dijo...

por eso roberto, lagomarsino es un muerto de hambre, quien le paga los honorarios a rusconi? pregunto de buena leche

rg dijo...

lagom no creo que sea un muerto de hambre sino un colaborador de los servicios, que gana un sueldazo. supongo que alguno de la si estará involucrado, pero ni idea. la pregunta es si está del lado de los buenos? acá veo sólo lo contrario, por donde miro, sólo que algunos peores que otros

andresvas dijo...

Moreno Ocampo y Maier serían juristas amigos? los dos dicen que la denuncia no configura delito alguno (Urien Berri también y no es periodista amigo, es uno de los pocos periodistas dignos de Argentina) obviamente esto no tiene nada que ver con repudiar el asesinato y exigir una investigación hasta las últimas consecuencias pero para que totalizar un hecho político totalmente sujeto a debates con un crimen absolutamente repudiable?

rg dijo...

el problema no está en los juristas amigos (al menos, no en todos). yo tampoco estoy seguro de que "configure delito". lo que me llama la atención, como abogado, es festejar el hecho, que sólo demuestra que hiciste todo mal (hacerlo trabajar a nisman con stiusso es joderlo todo desde el minuto uno: qué vas a investigar, con qué medios, de qué modo)¡. mi punto no está en los juristas amigos (no en todos al menos, más allá de que algunos serían amigos míos) sino en lo que se ha hecho con ellos

andresvas dijo...

De acuerdo entonces

Anónimo dijo...

Veo el titular: "Para la jueza es llamativo el seguimiento que le hicieron a Nisman en el aeropuerto".
Yo me pregunto. Cómo, lo seguían hasta el aeropuerto antes incluso de que hiciera la denuncia explosiva y ahora dicen que no saben que paso quien subió a matar o a "suicidar" al fiscal?
Alguien me explica?
Cómo, Berni llegó corriendo antes que la jueza y/ofiscal pero no tenía idea que nisman estaba en zona liberada?

Cómo, no esque Nisman es una agente de la cia y no lo vigilaban ni siquiera para conocer sus contactos?

Cómo, Lagomarsino es sospechoso de autoria o complicidad con el crimen pero los custodios que demoraron 11 horas en reportar su desaparicion no? Porque no son sospechosos los custodios? Y el jefe de la federal ? Y Berni?

Porqué me parece a mi que el gobierno es el principal sospechoso de la muerte con el claro propósito de"rayar la cancha" contra futuras denuncias.....?

No se...

MarthaCasas

Anónimo dijo...

Que no configuren delito no quiere decir que no hayan traicionado el discurso que dieron al pueblo.. porque mientras decian que buscaban justicia en realidad buscaban impunidad.

Este es un gobierno que te corre por izquierda y te roba por derecha, cuando ve que la otra izquierda es muy patente les dicen troskos...

titin

Anónimo dijo...

Pero una cosa no es la investigación defectuosa del caso de la amia, y otra distinta la denuncia de nisman contra cfk, timerman, etc.? Creo que los "juristas amigos" se refieren a la segunda, cuando dicen que lo que se les intenta atribuir a la presidenta y otros funcionarios no configuraría delito alguno, por lo cual no vale la pena darle demasiada entidad.
Y eso de que la denuncia "ayuda a atar cabos sueltos" es muy, muy pobre si no esta bien apoyado en pruebas concretas y concluyentes. Podría funcionar como una conjetura para una columna periodistica o un programa de television, pero una denuncia formal? hecha por el fiscal a cargo de una de las causas mas importantes del país? Llama la atención.

Tomas

Anónimo dijo...

Lo lamentable es que el estado nacional no muestre ninguna voluntad de que las víctimas del atentado tengan algo de justicia, siempre la causa a sido motivo de algún alineamiento conveniente sin ningún criterio autónomo, sin el objetivo soberano de hacer justicia . Evidentemente es más difícil hacer justicia, que hacer payasadas para ser parte de un juego internacional que nos queda grande, los atentados siguieron a nuestra alegre participación, con las fragatas, en la guerra del golfo, y terminan en un acuerdo espureo y fracasado con Irán. Siempre renunciando a que nuestras víctimas tengan justicia por algún delirio ajeno a nuestro interés nacional.

mm dijo...

Si Lagomarsino tiene dinero o no para pagar un abogado costoso, no es más que la diferencia instalada en el acceso a la Justicia y un argumento adicional para que el ejercicio del Derecho deje de ser una profesión burguesa, sino un servicio garantizado sólo por el Estado. Pero es el texto secundario de un andamiaje cuya trama principal atraviesa la red de corrupción e impunidad tramada desde hace décadas que hizo de la legalidad, antes que límites habilitantes, puertas de acceso que compra el poder de turno.

Respecto de las interpretaciones surgidas sobre la acusación de Nisman, el mal mayor es la imposibilidad de haber sido presentada por su autor. La imposibilidad de ser discutida en el Congreso y defendida por Nisman.

Se mutiló la autoría.

Lo que nos queda son las múltiples interpretaciones sin el argumento y el sentido de quien escribió el documento,organizó las pruebas y estaba en mejores condiciones de avanzar en su defensa.

Puede resultar un razonamiento simplista, pero yo no resignaría mi lugar para la defensa de una tesis doctoral, por ejemplo. No delegaría la presentación de los resultados de mi investigación en un tercero.

La acusación de Nisman fue decapitada.

Anónimo dijo...

Tal cual!! Por eso los juristas amigos del gobierno se apuraron a decir que se la escribieron. Son tal previsibles como nefastos. Qué necesidad de Maier en 678? Lo hace para ir a la corte ? Qué bajo qué caen por el vil metal o la toga.
Lo mismo de Rusconi, se enriqueció defendiendo a quienes perseguía penalmente -cuando era fiscal- y ahora lo más lúcido que se le ocurre como estrategia de abogado es que declare la presidenta, que desastre, que siga defendiendo a los Ciccone. O esta jugando para ellos?
Saludos!

Anónimo dijo...

Algo que decir sobre la propuesta para la Corte?

rg dijo...

claro que no es lo mismo la denuncia que la causa amia, lo que es lo mismo es la estructura de investigacion, digamoslo asi, en ambos casos: un fiscal con limitaciones, y el ala mas oscura de los servicios. que se puede esperar? exactamente lo que obtenemos: grabaciones, escuchas, carpetas (es decir, la metodologia de la sec de inteligencia), y oportunismos y una conducta erratica, en el fiscal. es decir, se saca lo que se puso, en ambos casos

Vladimir Chorny dijo...

Todo esto es tremendo, creo que uno de los problemas mas grandes es la poca transparencia de los procesos y personas involucradas, y el rechazo de que los señalados comparezcan. A mí no me parece poco que se indague y haga comparecer a los señalados.

Lo que me angustia más, que salta del discurso de CFK, fue que al anunciar la reestructuración de la nueva SI, dijo textualmente que el tema de las escuchas saldría del poder judicial para irse a la procuración. Si esto es tan literal como lo puso, podría significar saltarse la autorización judicial de la intervención de comunicaciones privadas, que es condición necesaria para no violar este derecho. No he visto que alguien advierta focos rojos, pero aguas...

Abrazos hasta allá.

rg dijo...

se te extraña vladimir¡ se te necesita por acá, me parece¡

FB dijo...

exelente y lucido articulo

Gustavo Maurino dijo...

Sobre Rusconi: lo escuchè en radio reivindicando "soy un abogado caro, y espero ser cada vez màs caro", pero diciendo tambièn que en este caso no cree que cobre sus honorarios -aunque tratarà- sino que màs bien recuperarà los gastos, y el caso estarà cerca de ser un caso pro bono.

rg dijo...

jaja, que declaracion

Anónimo dijo...

Eso Rg, queremos escuchar tu opinión de la nominación para la Corte.

Anónimo dijo...

me quedó claro. su posición es el silencio ante lo que considera algo inaceptable.

mm dijo...

Comparto nota publicada hoy en Diario Perfil, con algunas consideraciones sobre la creación de la Agencia Federal de Inteligencia

http://www.perfil.com/mobile/?nota=/contenidos/2015/01/29/noticia_0021.html

saludos!

Anónimo dijo...

Me parece mal Roberto o creo que tened una relación cordial al menos con Carlés, puede ser??
Si es así, qué incómodo pronunciarse por favor. Te compadezco

rg dijo...

no tengo problema mayor en hablar del tema. trato de ver si posteo algo al respecto

Anónimo dijo...

Muy buen análisis, es un propio mounstro que se va a comer la poca credibilidad que existía. Realmente penoso, doloroso. Y otra cuestión: el sr. vicepresidente del mercado central, Samid, comentó el ENORME esfuerzo que hicieron para que haya un diciembre "feliz", entregando comida a los sectores necesitados. Es decir festejaba la "caridad" lograda no advirtiendo lo que estaba diciendo, que sin donaciones y subsidios a la pobreza esto estalla.
saludos Pablo Cabo.

exclusivamente misiones dijo...

Excelente , deberian poner los botones para que podamos linkearlo a otras redes sociales como Tw o Fb. Gracias

Vladimir Chorny dijo...

Acá también se te extraña montones. Manda abrazos a los amigos por allá, que desde acá seguimos haciendo cosas ;) (se necesita ayuda de todas las formas). ¡Abrazos!

Anónimo dijo...

Roberto: quiero poner un poco de luz en un tema que el gobierno a logrado opacar a fuerza de su poder comunicacional. La denuncia de Nisman basicamente se refiere a un pacto de "impunidad por trueque de granos por petroleo". El tema que quiero tratar es el (por el gobierno) desacreditado supuesto interes del gobierno en realizar ese trueque. La presidenta dijo: "que interes tendria ella, en un comercio que se beneficiarian las grandes comercializadorsas de granos (Bunge y Born, etc)". Pero creo oportuno recordar y precisar que son estos trueques en la metodologia De Vido. El caso para analizar es el del trueque por combustibles con Venezuela que se hizo a traves de Enarsa. La metodologia encubre una corrupcion rampante pues el sistema funciono asi. Se compra el combustible (no muy transparentemente) y es como que se anota en una libreta cuanto se gasto. Por ese monto se negocian exportaciones a Venezula, supuestamente granos. En la practica son exportaciones de variados productos de empresas privadas de rubros varios (entre otras de maquinaria agricola) que si o si, tienen que pasar por una comercializadora armada al efecto de amigos del poder, que por supuesto para exportar cobran "peaje" mediante comisiones absurdas. Imaginense lo que hubiese sido el negocio si se importaba petroleo de Iran. El gobierno aduce que no se importo petroleo, pero lo cierto es que luego de la estatizacion de YPF, esta empresa pudo levantar la produccion local de petroleo lo que sumado al estancamiento economico no hizo necesario compras. Tambien hay que ver si el "petroleo" de Iran no reemplazaria al fuel-oil de Venezuela. En las escuchas DElia habla de tenerlo hablado con De Vido quien en su momento dijo "no es dramatico importar petroleo". Entonces, la impunidad se canjeaba, no por acuerdos economicos de comercio beneficiosos para el pais, sino por un simple negociado de los que nos tiene acostumbrado el gobierno K.
P. (Jorge)