6 jul. 2010

La injusticia del aborto

Del amigo Mario Pecheny, ayer en P12

La ilegalidad de la interrupción voluntaria del embarazo es una de las fallas más graves de nuestra democracia. Nuestro sistema legal, sostenido por el Estado y reproducido por nuestros representantes y funcionarios, considera a las mujeres como ciudadanas a medias, las ignoran como sujetos capaces de tomar las decisiones que afectan a sus vidas.

Una iniciativa volvió a traer el tema del aborto a la agenda. Pero la experiencia indica, es probable que quede en una iniciativa sin consecuencias. Cada vez que se plantea el asunto, las mayorías legislativas y los liderazgos ejecutivos hacen oídos sordos, apelan a la falta de importancia del tema, a lo inadecuado del momento, o a que no se puede enfrentar tantos problemas y encima ponerse en contra a la jerarquía de la Iglesia Católica. Siempre se invoca la necesidad de un debate más amplio y serio, para el que los momentos de campaña electoral no son apropiados, como tampoco los momentos en el medio. Mientras tanto, el aborto –que en condiciones de seguridad, pericia e higiene es una intervención poco riesgosa– sigue siendo en Argentina la principal causa de muerte de mujeres relacionada con el embarazo.

Hace décadas que las personas tienen prácticas sexuales que escapan o escapaban a los marcos normativos vigentes: tratan de decidir el número y espaciamiento de los hijos, usan anticonceptivos, interrumpen embarazos, buscan “artificialmente” embarazos, y tratan de pasarla bien en sus encuentros eróticos. El Estado, que se ha ido aggiornando, implementa políticas para que esas prácticas dejen de tener consecuencias negativas para la salud e incluso la vida de gran parte de la población. ¿Qué parte de la población? La formada por aquellas y aquellos que, debido a las desiguales relaciones de género, clase y otras, no pueden garantizar hacer eso que hacen en materia de sexualidad y reproducción, de manera satisfactoria, segura y eficaz.

La persistencia de la ilegalidad del aborto y las dificultades en el acceso a abortos no punibles muestran que los enemigos de la “democracia sexual y reproductiva” siguen estando ahí: la Iglesia Católica, los conservadores, los fundamentalismos, muchos políticos y muchas políticas... Son fuertes, pero están perdiendo. No está de más resaltar este hecho. Hay que decirlo y escribirlo, con insistencia, pues nuestros compañeros y compañeras de ruta del progresismo político, o este mismo gobierno, o esta misma oposición, creen que apostar a la salud reproductiva y los derechos reproductivos y sexuales pueden hacerles perder elecciones. Y no. Quienes hacemos esta apuesta somos mayoría en la Argentina.

Nuestro Congreso se tomó veinte años para aprobar una ley de salud reproductiva y aún más años para una ley de educación sexual. ¿Cuánta más información y argumentos son necesarios para que el Estado reconozca una práctica que, cotidianamente, resuelven moralmente miles de mujeres y de parejas? Ninguna mujer interrumpe un embarazo livianamente, sin sopesar sus necesidades, deseos y valores, los de los suyos, y los de los demás. ¡Qué fácil es sostener altisonantes discursos defendiendo la prohibición del aborto y criminalización de las mujeres que abortan, cuando no nos cuesta nada, cuando nuestros cuerpos, vidas y proyectos no están directamente en juego!

Es al Estado y sus representantes a quienes les corresponde justificar por qué mantienen reglas inmorales para el conjunto de la población y en particular para las mujeres, es al Estado y sus representantes a quienes les corresponde justificar por qué una mujer que se haga o consienta un aborto debe ir presa. No a nosotros justificar lo contrario.

* Politólogo, investigador Instituto Germani (UBA-Conicet).

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Tanto quilombo para resolver el debate por la legalización del aborto a través de la carga de la prueba. Buenísimo. Ja.

Anónimo dijo...

Y como sabe que los que estan a favor del aborto "son mayoria en la Argentina"? Es imposible la "democracia deliberativa" con estos fundamentalistas que quieren imponer a la fuerza el "matrimonio" gay y el aborto. Sin duda que si los K, pensaran como el autor (que la mayoria apoya el aborto) ya se hubiesen decidido a apoyarlo. Y donde estan los derechos de la persona por nacer? Lo unico coherente que tiene este articulo es el titulo de decir que el aborto es una injusticia.

Anónimo dijo...

¿Decir que la equiparación del matrimonio homosexual al heterosexual, o el aborto no punible, están "dentro del margen de apreciación de los Estados" (TEDH) no importa reconocer cierto ámbito propio de valoraciones colectivas, como “utilidad pública”, “moral pública”, "bien común"?

Anónimo dijo...

Me parece muy bien lo del aborto. Pero ya que estamos, si las mujeres tienen ese derecho sobre sus hijos, sale más barato y es menos riesgoso esperar a que nazca y ahí pegarle un balazo en la nuca.
Y lo dice alguien que ha abortado y se arrepiente.
María S. Bocalom
DNI 27.446.265

Anónimo dijo...

No hay derecho a decidir por otro.
La mujer decidio que el embarazo se produzca.
No tiene derecho a afectar otra vida.
Su eleccion fue aceptar el riesgo.

Anónimo dijo...

La injusticia del aborto es que el padre no tiene ninguna decisión.
Para estar embarazada, la mujer sola no pudo. ¿Y cómo va a destruir sola lo que construyó con otro? En mi barrio se dice que el que lo hace, lo deshace; pero cuando lo hace más de uno, uno sólo no puede deshacerlo.
Llamalo desamor, arrepentimiento, negligencia, imprudencia, impericia, etc., pero cuando la mujer -en total libertad de acción- tiene relaciones sexuales con un hombre y queda embarazada, salvo que ambos no quieran tenerlo, no puede abortar.

paparulo.blog.com dijo...

No se trata de estar a favor o en contra del aborto.

Se trata de que el estado tiene que regular las situaciones que se dan de hecho en la sociedad.

Se trata de decidir si queremos 1 o 2 muertes. El bebe y la madre. Los abortos se siguen practicando igual.

Este debate hay que darlo en los terminos justos, no se trata de una situacion perfecta.

Juan Carlos K dijo...

No me considero conservador, ni fundamentalista ni mucho menos, catolico religioso (de hecho, soy ateo).
Creo el progresismo, cuando debate sobre el aborto, debe dejar de lado que los terminos peyorativo contra quienes estan en contra del aborto y concentrarse en intentar refutar los argumentos contrarios al aborto.
Porque putear a la Iglesia Catolica es facil y tentador, ahora demostrar porque un feto no es un ser humano que merece los mismos derechos que Mario Pechiny, no resulta tan obvio...

Anónimo dijo...

Maria, que te arrepentis de haber abortado. Crees que merecias ir a la carcel por hacerlo? crees que lo mereces ahora? o nos dejas tu dni para que te denunciemos porque no te animas a ir sola en cana?
Crees que las miles de mujeres que abortan y no tienen los recursos que vos tenes (como minimo, podemos razonablemente pensar que tenes un acceso a una computadora y tuviste acceso a un aborto que no te mato) deberian ir presas?
No se que te lleva a arrepentirte, tal ves no fuiste autonoma al tomar la decision, y nadie dice que el aborto es una practica placentera, lo que esta en discusion es si deberia estar penalizada.

Con respecto a la decision de ambos, puesta por anonimo de las 3.09. Que el padre tenga la decision es quitarsela por completo a la madre. Pensalo asi, en una situacion en la que ambos estan de acuerdo la decision de la madre seria superflua, y si los dos estan en desacuerdo decide el hombre porque le otorgas 'veto' sobre la decision. veo una mayor injusticia en eso.

saludos

Anónimo dijo...

roberto, vas a decir algo del proyecto de matrimonio gay y ahora de union civil? que opinas del argumento de la iglesia de que las parejas homosexuales son 30 veces mas violentas que las heterosexuales? parece que los K no pueden juntar los votos en las comisiones. van a tener que salir a apretar senadores y hackerle las paginas webs como hicieron con hotton... cuanto odio, por favor

rg dijo...

ya dije mil cosas sobre (a favor) del matrimonio gay.

sobre este debate, al menos me alegro de que, por suerte, por suerte, las opiniones no hayan sido las de "asesinos". vamos mejorando! otro exito de la democracia deliberativa?

Anónimo dijo...

Roberto, el cargo de "asesino" se lo hacen los mismos de su bando... como Antonia Senior (no tenés apellido, tampoco...). Vea el artículo "Yes, abortion is killing. But it’s the lesser evil" publicado en The Times el 30 de junio de 2010. Asesinato "for a cause", seguro.
Saludos,
Sandy Claws

Constanza dijo...

Me parece que los primeros anónimos hablan más desde un punto de vista personal. Esto no se puede generalizar para todas las mujeres.

Primero, si el aborto se legaliza, cada uno tiene derecho a elegir. Si estás en contra del tema, podés tomar una decisión acorde. No por ello tenés que obligar a otra persona a hacer lo que creés que es correcto.

Segundo, esa persona que dice "la mujer decidió que el embarazo se produzca" y el otro que habla sobre los derechos del ¿padre?. Además de un comentario bastante machista: la mayor parte de los casos de embarazos no deseados se dan en mujeres de menores recursos o mujeres menores de 21. No veo como alguien sin recursos puede acceder a pastillas anticonceptivas u otro método de alto costo. Gracias si tienen obra social o consiguen un turno en un hospital público.

Por último, seamos sinceros, con plata y un poco de educación es sencillo acceder médicos que llevan a cabo estas prácticas. Sin embargo, hay muchas mujeres que van a lugares clandestinos, con gente que ni siquiera leyó un libro de biología, y sin la higiene necesaria. Estas mujeres son las que necesitan ayuda y creo que legislar sobre el tema salvaría muchas vidas.

Anónimo dijo...

Pero Constanza las pastillas son gratuitas.
Ademas la mujer elige embarazarse o no y si queres agrega al hombre.
Por eso no veo razon para terminar con la vida de un inocente que voluntariamente se fecunda.

Anónimo dijo...

Perdón, Roberto, sé que el post es sobre el aborto, pero quería preguntarte por lo del matrimonio gay en el senado. ¿Qué pasó? Lo leo en los diarios y no termino de entender: ¿entonces qué se va a discutir en el senado el miércoles que viene? Si tenés un minuto, ¿podrías explicarlo brevemente? Muchas gracias.
Ezequiel

Sabrina dijo...

La ciencia no esta de acuerdo en referencia a cuando se da el comienzo de la vida. Por lo que la decisión que se da en un determinado ordenamiento jurídico es política. Ahora lo que hay que pensar es en base a que estándares se da esta decisión y esto se vincula con la cuestión de la personalidad del feto: El código civil, por medio de una decisión política (repito) establece que se es persona desde la concepción y que la clausula resolutiva para adquirir los derechos de manera irrevocable es el nacimiento con vida. Ahora si es persona en la misma magnitud que los que hemos ya nacidos, por que la pena del aborto es menor que la del homicidio calificado (porque la que comete el ilícito es la madre, por lo que la pena sería de perpetua)??? Además si tuviera el mismo valor que las personas nacidas los no punibles perderían razón de ser.
Evidentemente hay un bien jurídico tutelado, pero de manera alguna tiene la misma protección que las personas nacidas, por lo que asignarle el mismos estatus jurídico al feto que a los ya nacidos con vida no creo que pueda ser un argumento de peso absoluto . Por otra parte el art 4 del pacto de San José de Costa Rica no protege a los fetos (al respecto la CIDH en el caso "Baby boy" Aclara que este instrumento no protege en manera absoluta el derecho a la vida de los fetos) por otra parte los trabajos preparatorios de la Convención de los derechos del niño se expresan en el mismo sentido, y en lineas generales cuando se le ha consultado a los organismos internacionales de DDHH respecto al derecho a la vida de los fetos, la respuesta a sido negativa, por lo que no parece ser válido utilizar a los pactos de DDHH para proteger a los fetos.
El derecho que tenemos puede ser modificado, el mismo código civil que en este momento habla de la personalidad de los fetos hace años consideraba que las mujeres eran incapaces,el mismo código penal que hoy prohíbe el aborto hace años establecía que el adulterio era un delito. Los tiempos cambian y las concepciones también, entonces la discusión pasa por si queremos prohibir el aborto o no, y acá amores míos la cosa se pone "peluda" como diría una abuela. Porque empiezan a jugar las concepciones personales más íntimas, que a fin de cuentas son morales. Pero en este sentido cabe preguntarse si estas cuestiones son válidas para generar una política pública que ataña a todo la población restringiendo sus derechos, en este caso restringiendo el derecho que tiene una mujer respecto lo que pasa sobre su cuerpo.
Es verdad los métodos anticonceptivos evitan embarazos, sin embargo la sexualidad es un aspecto de la vida de lo más irracional, por lo cual por más educación sexual que se reciba y disponibilidad de métodos anticonceptivos se tengan los embarazos no deseados seguirán existiendo.
Respecto a lo que se dijo del aborto como trauma, declaro yo aborté (al igual que muchas de las mujeres que ustedes conocen, de hecho la estadística marca que las mujeres en Argentina tenemos la misma cantidad de hijos que de abortos), en mi caso viví la experiencia del embarazo como algo terrible, la pase realmente mal, todo mi plan de vida estaba tambaleando, elegí (elección difícil, era la vida o la libertad, yo podía abortar pero el precio podía ser la pérdida de mi vida y eso si me preocupaba) aborté, y fue un alivio, de llorar todo el día pase a continuar con mi vida, por lo que no coincido con la postura de que todos los abortos son experiencias traumáticas.

daniela dijo...

declaran la existencia del derecho a la vida de una "persona" por nacer, pero no dan razones para decidir en favor de ese derecho, que choca con muchísimos otros, otros que por empezar afectan a mujeres, y mujeres pobres. dan un salto lógico y arbitrario: existe X derecho que choca con derecho a Y (no me atrevo a presumir que niegan su existencia), por lo tanto debe prevalecer X

Carlos Martínez dijo...

Coincido en dudar que la mayoría esté a favor del aborto. Creo que el planteo más inteligente, para los pro-aborto o 'free of choice' sería el tema de los derechos como cartas de triunfo que usás habitualmente Roberto, aunque yo lo tomaría para el otro lado, o sea, en contra de legalizar el aborto.
Es que, según mi opinión, si se pone en la balanza, el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo (que nadie lo discute en general) con el derecho de la persona por nacer (si, ya sé, pueden atacar que yo designe así al feto, pero que yo sepa, para la Argentina, de acuerdo a como ratificara el Pacto de S. José de Costa Rica -incorporado a la CN por el 75 inc. 22-, la vida se protege desde la concepción, no sólo lo dice el CC) no encuentro suficientes razones para hacer prevalecer el primero.
Está bien, me dirán que el mismo Código Penal admite la práctica del aborto en ciertos casos, pero allí se dan hay razones suficientes (peligro de la salud de la madre y el otro inciso del aborto eugenésico que está muy vetusto).
Me dirán que es una realidad que hay que regular, que son hechos que ocurren a diario... hay muchos delitos que se cometen a diario y por esa razón a nadie se le ocurrió legalizar el robo, la estafa, etc.
Está bien, la persecusión penal no sirve para nada, el Cod. Penal está inflado de delitos, qué ganamos con perseguir a las mujeres que deciden (por h o por b, seguramente no de manera liviana) interrumpir su embarazo?? pero bueno, protegemos a otros bienes jurídicos por medio del CP y si bien, sabemos que en Argentina los delitos que se persiguen son el 10% y los que reciben condena sólo el 1%, al menos -de manera pobre- la persecución penal actúa en algunos casos de disuasor. Sé igual que la teoría de la pena como prevención general positiva o negativa tiene muchas críticas, como todas las otras teorías de la pena... pero puedo decirles que estando temporáneamente en Europa desde varios meses, se nota que la solución 'aborto' al estar legalizada, muchas veces se toma como primer solución ante la mínima complicación (si el bebe parece que va a salir 8 puntos y no 10, si va a tener síndrome de down, etc.). El disuasor no está, al contrario, el Estado te facilita la solución, quizá para ahorrarse una buena cantidad de plata en tratamientos posteriores, educación especial, salud, etc. (es mucho más barato abortar un feto que no te gusta, que tener que bancarte el "problema" de ese chico por unos cuantos años). Sí, sé que hablamos de derecho, no de moral, pero resulta muy inmoral el desprecio que se tiene a veces por los derechos de un tercero... y el derecho no puede hacer nada al respecto? la solución a la europea no me gusta...

Carlos Martínez dijo...

Coincido en dudar que la mayoría esté a favor del aborto. Creo que el planteo más inteligente, para los pro-aborto o 'free of choice' sería el tema de los derechos como cartas de triunfo que usás habitualmente Roberto, aunque yo lo tomaría para el otro lado, o sea, en contra de legalizar el aborto.
Es que, según mi opinión, si se pone en la balanza, el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo (que nadie lo discute en general) con el derecho de la persona por nacer (si, ya sé, pueden atacar que yo designe así al feto, pero que yo sepa, para la Argentina, de acuerdo a como ratificara el Pacto de S. José de Costa Rica -incorporado a la CN por el 75 inc. 22-, la vida se protege desde la concepción, no sólo lo dice el CC) no encuentro suficientes razones para hacer prevalecer el primero.
Está bien, me dirán que el mismo Código Penal admite la práctica del aborto en ciertos casos, pero allí se dan hay razones suficientes (peligro de la salud de la madre y el otro inciso del aborto eugenésico que está muy vetusto).

Carlos Martínez dijo...

Bueno, es inmoral tmb que mueran las madres... ahorremos muertes, permitamos que se practique en hospitales públicos. Esto se hace tmb en Europa, pero no quiere decir que las mujeres asistan a estos lugares necesariamente para practicarse el aborto, ya que muchas veces por la vergüenza que implica dar la cara en una situación así, lo hacen de forma clandestina. No está vedado realizar políticas públicas activas con respecto al tema, que no impliquen interrupciones de embarazos, sino que apunten a soluciones más duraderas, no corto-placistas.
No nos olvidemos también, que a veces hay planteos medio maltusianos con respecto a este tema (no lo digo por ninguno de lo que ha opinado en el blog), y curiosamente, desde la Fundación Ford, por ej, bancan programas referidos sólo a desarrollar este tipo de políticas públicas, sin apuntar a otras de mayor relieve. No me recuero bien la cita de Galeano, en las "Venas abiertas de Latinoamerica" decía ¿Qué se proponen los herederos de Malthus sino matar a todos los próximos mendigos antes de que nazcan? Robert McNamara, el presidente del Banco Mundial que había sido presidente de la Ford y Secretario de Defensa, afirma que la explosión demográfica constituye el mayor obstáculo para el progreso de América Latina y anuncia que el Banco Mundial otorgará prioridad, en sus préstamos, a los países que apliquen planes para el control de la natalidad." (sé tmb que dijo que si los hombres quedáramos embarazados, el aborto sería legal... pero me parece un argumento sin mucho sentido)
Bueno, eso sería todo. No me den masa como lo hacen con Roberto G., no me genera ningún placer que me traten mal gratuitamente (sé que al tampoco, pero tiene más cancha a esta altura), aún por este medio que es más impersonal. Si algo no les parece, crítiquenlo o no, pero evitemos atacar a las personas y no a los argumentos.

Carlos Martínez dijo...

Roberto, se me chanfleó el 2do comentario (está incluido en el primero), lo podés borrar? gracias!

Anónimo dijo...

¿Hasta dónde pretenden llegar quienes postulan la autonomía de la voluntad por sobre todas las cosas? Si vivimos en comunidad, existen ciertas pautas de cooperación, intercambio y solidaridad que debemos observar.
Entre ellas, respetar la vida de los demás, es básico para el resto de los derechos.
Si la pareja no quiere quedar embarazada, posee métidos anticonceptivos. Si no los quiere usar en un momento de calentura e igualmente queda embarazada, debería asumir su responsabilidad y si verdaderamente no desean al niño que han concebido, podrían darlo en adopción, pues hay numerosísimas familias que desean adoptar niños (si la madre lo quiere y el padre no, o viceversa, la solución es muy sencilla).
1.- Que tenés que bancarte 9 meses al niño en el vientre? Parece un mal menor al lado de extinguir poqrque sí una vida. De última, es una acción de madurez y asunción de responsabilidad.
2.- Que durante los primeros meses no hay ni vida? Es un pensamiento funcional. Desde la concepción se genera esa vida que se desarrolla sin solución de continuidad, permanece un lapso dentro del vientre materno y muchos años fuera de él, hasta que se extingue.

Anónimo dijo...

Gargarella das vergüenza. Sos un fiel reflejo de la autodestrucción de la sociedad moderna. Serás muy inteligente y muy estudioso pero dudo que seas buena persona sino un individualista de lo peor, poco solidario y de ideas nefastas.