27 mar. 2013

Café italiano 1: Introducción


Tenía que preparar mi presentación del día de hoy, en un día con agenda imposible: el seminario dura el todo el día, casi sin interrupciones (los organizadores están imbuidos de un ritmo de trabajo que no es el mío). Por esa razón o cualquier otra (pienso en verdad en “cualquier otra”, según se verá luego) a las 7 de la mañana (el seminario empezaba a las 9) estaba sentado en el bar del pueblo. Estuve allí más de una hora, y la experiencia fue –en su modestia, en su pequeñez, en su total insignificancia histórica- extraordinaria para mí. Ello así, al punto que no pude leer una página de la presentación que debía preparar para esta tarde (hablo tranquilo, porque ya fue, y fue todo bien). Aclaro, sobre mi experiencia en el café, que nada realmente importante pasó: simplemente, cada detalle que veía o escuchaba me resultaba fascinante. No podía dejar de mirar, no podía dejar de escuchar. Voy a ir por partes, refiriéndome a sólo algunos de los banales hechos que ocurrieron.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

revise el capuccinno Gargarella, no sea que lleve un Epifania's flavor para que los clientes vuelvan....
cosas del marketing vio?

achira.. dijo...

...el yanqui que se los vendió aquella vez aseguraba que con estos sobrecitos levantaría su negocio. Nada mas debía agregárselos al capuchinno o al café de sus clientes para que ellos tengan una experiencia única, entonces siempre volverian para rememorar aquello: 'Epiphany's flavor', 'dulce melancolía', 'desencuentros' (que en argentina se distribuía como 'no sos vos soy yo') y otros más.
En esa oportunidad el dueño del cafe -y mozo y cocinero- lo vio al profesor hundido sobre sus apuntes, era extranjero se dio cuenta al instante y supuso imaginó que estaba allí por el congreso,... que injusto pensó, viajar tan lejos para tener mas trabajo... eligió el sobrecito: 'Epifanía'

achira.. dijo...

... se dice por ahí que según la región y el país era el suceso de los distintos sobrecitos de capuchino's flavors. Particularmente dos sabores 'guachito pistola' y 'atorranta' tuvieron mucho éxito en las previas de la noche porteña por el cual muchachos y chicas se levantaban totalmente desenfadados de la mesa dispuestos a llevarse el mundo por delante.
En otros lugares, como las playas de Brasil 'saudades' y 'tristeza nao tem fin' hicieron delicias entre los jovenes cantantes y compositores que buscaban inspiración.
Algún adolescente, sin duda, en este preciso momento se sentirá envalentonado con un 'Papa Don't Preach' que comparte con su novia sin saber nada de esto que relato aquí.
En fin me pregunto que misterioso flavor vendrá en este sobrecito de té verde con menta-limón que disfruto en los días de semana santa.