26 mar. 2013

Castigar a Scioli, premiar a Insfrán

Hace un tiempo, luego del debate que tuviera en la TV pública sobre el kirchnerismo, recibí un comentario insistente, derivado de mis críticas al apoyo que el oficialismo daba al gobierno criminal de Gildo Insfrán, en Formosa. Yo sostenía que era inaceptable que, luego del asesinato de integrantes de la comunidad qom, por parte del gobierno provincial, la Presidenta hubiera ido a fundirse inmediatamente en un abrazo con Insfrán, para brindarle su apoyo. Agregaba que, en lugar de dar ese abierto respaldo, debió haber presionado al gobernador para hacerle saber que ese camino -el asesinato de opositores pobres- era por completo impermisible. Se me dijo entonces que era un consejo antipopular, que Formosa era una provincia importante, que las sanciones podían llegar a repercutir en la gente, y que además no entendía nada de política: no sabía nada de las alianzas que había que mantener para sostener al proyecto nacional, y otras sandeces.

Sería bueno que los que avanzaron esas críticas trataran de hacerlas coherentes con el "apriete" político, institucional, financiero con que desde hace más de un año se trata de asfixiar y ahogar a otra de las ramas de la derecha k: el gobierno de Scioli. Caramba, en este caso el "apriete" se da en la provincia más poblada, es durísimo, y repercute directa y duramente en sus habitantes. Nada importa, sólo hundir al ocasional enemigo. En todo caso, deja en claro la hipocresía del comentario que me hacìan: si lo que se pretende es "darle" lecciones a un gobernador, sobre lo que debe hacer y lo que no, los medios sobran. El kirchnerismo ahoga a Scioli y premia a Insfrán porque le preocupa que haya un tibio competidor frente
a la presidenta, pero en absoluto le interesa si, en el camino, se mata a los opositores (mucho menos en casos como el citado: finalmente, eran dos indiecitos pobres). Que lo desmientan si no es así.

(en su nota de domingo, MW deja leer, entre líneas, algunos comentarios que no van en dirección contraria de lo que digo -se trató de un tema que conversamos en nuestra amable discusión de la semana anterior: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-216482-2013-03-24.html )

11 comentarios:

pic dijo...

totalmente, robert; te acusaron de querer desfondear a formosa con la coparticipacion federal en 678. yo me acuerdo.

Anónimo dijo...

RG, la crítica que en su momento te formuló Edgardo Mocca en 678 (lo recuerdo de forma patente) tan sólo estuvo referida a una sugerencia tuya que vos mismo juzgaste impropia. Vos habías dicho que una de las formas de combatir desde la Nación algunas prácticas provinciales por demás censurables podía consistir en el retaceo de recursos, a lo que Mocca te respondió razonablemente que un pueblo (el formoseño) no tiene por qué pagar las faltas de su clase política (la encabezada por Insfrán).
Que ahora el Gob. Nac. esté apelando a la misma clase de prácticas que Mocca (y otros) juzgaron impermisibles no significa que Mocca (y otros) no hubieran estado en lo cierto en su momento. ¿Por qué, sin embargo, Mocca (y otros) omiten hablar sobre lo que está sucediendo con la Prov. de Bs As.? Bueno, ahí sí creo que tenés razón. Quizá es porque temen quedar en evidencia. De todos modos, tampoco es que estén contra las cuerdas. Lo que podrían decirte es que los problemas que tiene la Prov. de Bs. As. han sido generados por una mala administración de la que el Gob. Nac. no tiene por qué hacerse cargo. Y el mismo argumento, con más de un fundamento, podrían darte para justificar por qué el Gob. Nac. también arrincona financieramente a provincias como Santa Fe o Córdoba. Con respecto a esta última, por ej., hay que reconocer dos verdades: por un lado, la verdad de la deuda que la Nación tiene con la Provincia; pero, por el otro, la verdad de que los problemas financieros de Córdoba han sido generados nada más ni nada menos que por las malas gestiones de Schoretti y (Hacerse) el Sota.

El Imparcial del Norte

rg dijo...

pero si ese es todo el punto: arrinconas a scioli, mostrando que si queres podes tomar medidas, pero lo haces por las peores razones.no por la maldita policia, sino porque puede ser candidato alternativo. insfran, mientras, que mate tranquilo, que lo seguimos apoyando

Anónimo dijo...

Dejame ver si entiendo tu razonamiento. Si las razones son atendibles, está bien ahogar financieramente a una provincia. Si no son atendibles, no está bien. ¿Es eso lo que afirmás? Porque desde mi punto de vista, nunca está bien ahogar financieramente a una provincia, especialmente si es la población de esa provincia la que terminará pagando los platos rotos por su dirigencia. ¿Qué otras alternativas tiene la nación a su disposición para expresar disconformidad con una administración provincial? Pues muchas. Por ej., en el caso de la Prov. de Formosa, más que de retacearle recursos que dificulten la gobernación de Insfrán, de lo que se trata es de poner en práctica una política efectiva tendiente a visibilizar la situación de los qom y darles el amparo que merecen. Y lo mismo te podría decir del gob. de Scioli y la situación de la maldita policía. El retaceo de recursos nunca debe ser una salida permisible.

El Imparcial del Norte

rg dijo...

no, estas diciendo cualquiera. me parece una tonteria pensar que la unica forma de apretar a un gobernador es ahogando financieramente a la provincia. mira la imaginacion que usaron para daniar a sciloi¡¡ hay miles de caminos posibles para causarle "danio"¡

Anónimo dijo...

Con otro punto de vista, lo que correspondería sería intervenir la provincia de Formosa o promover el juicio político de su gobernador. Méritos tiene.
Lo de asfixiar a una provincia es "mala in se".
No hay chantajes buenos.
La distorsión de las relaciones financieras entre Nación y Provincia derivadas de la obsolescencia de la coparticipación federal (estancada por la Reforma Constitucional de 1994) es aprovechada por el gobierno nacional como lo hizo Menem con los ATN. Sólo que ahora, con el paso del tiempo, se considera natural y normal.
Es cierto, Mocca tenía razón en aquel debate, aunque ahora calle. Me quedo con el Mocca parlante y no con el Mocca callado.

Anónimo dijo...

Ah, ok. Entonces estamos de acuerdo. Mi confusión vino a cuento de aquella afirmación que alcanzaste a esbozar esa vez en 678, cuando sugeriste que un camino posible para llamar al orden al gobierno de Insfrán era mediante el retaceo de recursos. Como sé que ahora no estás de acuerdo con esa afirmación, entiendo el punto que venís a marcar con este post. Saludos y mantenenos al tanto de ese seminario sobre derechos sociales!

El Imparcial de Norte

Anónimo dijo...

RG, te estás olvidando de una variable fundamental, que es la desigualdad de recursos con que cuenta cada jurisdicción y la posibilidad de generarlos. Bs. As. tiene las tierras más ricas y rentables del país, Scioli no tuvo la "capacidad" de cobrarles los impuestos que deberían pagar para aumentar la caja de su provincia. ¿De dónde obtendría recursos Formosa o cualquiera de las provincias del NEA si no es a través de la inyección de recursos del gobierno nacional? Te escribo desde Misiones, donde la situación es similar, y realmente la "caja" de Nación es necesaria y ha producido importantes cambios a nivel infraestructura,salud, etc. (a pesar de lo mucho que falta aún). Tu análisis parte de una posición porteño-céntrica, con total desconocimiento de la realidad del interior profundo del país.

rg dijo...

y tu mirada es de un nivel de prejuicios que espanta. dije mil veces incluyendo mi ultimo comentario aca, que hay muchas formas de "apretar" a un gobernador. puede empezarse con no ir a abrazarlo cuando acaba de matar a dos indigenas, sino quitarle la palabra, como se la quito a todos los gobernadores opositores. ese puede ser el comienzo, mira que facil. no aplaudir al asesino. pero capaz no te importan las muertes porque eran dos negritos

GerardoD dijo...

Hablar livianamente de desigualdad de recursos con que cuenta cada estado, creyendo ese mito de que la provincia de Buenos Aires es "rica" y por eso hay que desfinanciarla, mientras que otros estados no se cuidan de generar actividad productiva genuina, de vigilar y/o procurar mejorar sus ingresos y egresos, porque total viven casi en exclusividad de la caja del Estado nacional. La riqueza de Buenos Aires no es tan así, en cuanto se aprecian otras variables además de la tierra: la gran población, la ingente y continua necesidad de infraestructura (nueva y mantenimiento de la existente), los bajos salarios de los agentes estatales comparados con la media nacional, las enormes carencias de un sector importante de la población bonaerense, etc. Y con esto no quiero defender la mala gestion de Scioli. Para nada. Pero no es menos horrenda en cuanto a administración, que el manejo efectivo de los recursos propios de muchos otros gobiernos provinciales, incluidos por cierto, Formosa y Misiones. No es posible sostener un estado pcial que alberga al 40% de la población, con solo el 20% de recursos coparticipables. Y es la más desfavorecida, cualquiera sea el indicador objetivo que se elija.

Anónimo dijo...

El prejuicio es tuyo, claro que me importan las muertes de "dos negritos". El sentido de mi comentario no era defender al gobierno de Insfrán, en absoluto, sino plantear mi desacuerdo con la idea central de tu post, que sostiene que el gobierno nacional ahoga financieramente al de Bs. As. Literalmente:"Sería bueno que los que avanzaron esas críticas trataran de hacerlas coherentes con el "apriete" político, institucional, financiero con que desde hace más de un año se trata de asfixiar y ahogar a otra de las ramas de la derecha k: el gobierno de Scioli". El punto es que el gobierno de Scioli pudo obtener una masa de recursos propios y no lo hizo, se limitaron a una tímida suba de impuestos (lo mismo Córdoba y Santa Fe), en cambio para Formosa y otras provincias pobres los fondos nacionales son imprescindibles. El artículo de Wainfeld dice algo en este sentido: "La política fiscal es un ejemplo notable: contadas provincias han renunciado a lograr ventajas competitivas espurias merced a la pasividad a la hora de fijar o recaudar impuestos, tasas o tributos. El rebusque es macanudo, porque se combina con imprecaciones contra “el centralismo”, gratos a los sectores dominantes, sobre todo si condimentan relativas jaujas a la hora de ponerse". Podrá haber "muchas formas de "apretar" a un gobernador", pero vos acá estás hablando de "ahogo financiero", no de otra, y en ese caso Scioli corre con muchas más ventajas que Insfrán para generar sus propios recursos.