13 mar. 2009

On Puerto Rico. Un enfoque republicano


El amigo Martín Hevia, compañero futbolístico también (gran número 2), nos manda este texto que escribió con Joel Colón-Ríos (link al artículo, abajo). Acá, un resumen del texto, para colegas apurados. Es sobre el status constitucional de Puerto Rico con Estados Unidos, a la luz de la teoría republicana. Ahí va


Puerto rico es una colonia que formalmente consintió a la dominación colonial. En primer lugar, Puerto Rico es una colonia porque está subordinado jurídica y políticamente a otro país: desde 1898, a pesar de que los puertorriqueños no tienen derecho a votar en las elecciones presidenciales y ni siquiera eligen representantes con voto en el Congreso de los Estados Unidos, todas las leyes de los Estados Unidos rigen en Puerto Rico. En segundo lugar, el sistema jurídico puertorriqueño no incluye ninguna provisión que permita terminar con esa relación de subordinación. La cláusula de reforma constitucional de la Constitución del Commonwealth de Puerto Rico prohíbe cualquier tipo de enmienda constitucional que sea incompatible con la organización jurídica y política actual de la relación entre Puerto rico y Estados Unidos. Finalmente, Puerto Rico consintió formalmente al dominio colonial porque su electorado ratificó el arreglo constitucional vigente en una serie de referendums.
Es obvio que, desde la perspectiva de la democracia, la relación política entre Puerto Rico y Estados Unidos es sospechosa. Es difícil entender cómo la teoría democrática podría justificar un arreglo institucional en el que una asamblea legislativa no elegida por los puertorriqueños sanciona normas que rigen su conducta. Por ello, es muy sorprendente el hecho de que la teoría constitucional contemporánea no le preste demasiada atención al ordenamiento jurídico de Puerto Rico. Con excepción de algunos artículos, los constitucionalistas norteamericanos ven a Puerto Rico como una anomalía poco importante en una organización política esencialmente democrática. Por lo tanto, el arreglo institucional puertorriqueño no merece demasiada atención académica. En contra de esta tendencia, en este artículo nos proponemos mostrar por qué la relación jurídica y política entre Puerto Rico y Estados Unidos es problemática. Para ello, haremos uso de la teoría política republicana…
La primera parte del artículo presenta un desarrollo histórico de la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos. Nuestra intención es mostrar cómo funciona de hecho dicha relación – más allá del modo en que la describen los políticos y los tribunales tales como la Suprema Corte de los Estados Unidos -. En la segunda parte, introducimos los elementos más fundamentales del republicanismo. La sección final del artículo analiza el arreglo constitucional puertorriqueño a la luz de la teoría republicana…


(Joel Colón-Ríos and Martín Hevia
Osgoode Hall Law School, York University y Escuela de Derecho, Universidad Torcuato Di Tella, respectivamente).

Link al artículo (acá): http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1088883

5 comentarios:

rg dijo...

martin, dos pequenios comentarios. antes que nada, me parece piola tratar una cuestion institucional complicada como la de p.rico, desde la teoria, y en particular una teoria que pone el acento en el autogobierno, como la republicana. ahora bien, los dos micro comentarios. por un lado, no diria que miran el problema desde el republicanismo, sino desde la mirada -autoconsiderada republicana- de pettit. y pettit es una persona muy muy influyente dentro del republicanismo contemporaneo, pero sostiene una posicion ultraminoritaria, que diria es tan minoritaria que se reduce solo a el. eso no habla ni bien ni mal de su teoria, pero si del hecho de que me parece complicado querer decir (y esto es algo que muchos dicen) republicanismo hoy es no dominacion, como dice pettit. no, eso es, diria yo, lo que dice pettit. en todo caso, el ejercicio sigue siendo valido, por el peso e interes de esta teoria. pero al respecto la segunda pequenia observacion, y es que el republicanismo de pettit a mi me resulta -y yo me considero un simpatizante del republicanismo moderno- muy liviano, muy poco demandante. pero esta observacion posiblemente juegue a favor de vuestro trabajo, porque el status constitucional de p.rico , claramente, no pasa ni siquiera y por lejos, el (debil diria) test que le pone pettit, lo cual muestra lo mal que ranquea p.r., en terminos republicanos. en fin, eso por ahora. abraccio
r

Martin dijo...

Me parece excelente el articulo...
Es logico que en EEUU no se le importancia a este tipo de asuntos, ya que en lo que a Relaciones Internacionales se refiere, el gran pais del norte se sigue manejando con la teoria realista, es decir que solo le prestan atención a aquellas situaciones o Estados que realmente los podrian afectar,, o que pueda provocar un cambio en el equilibrio de poder,,,

rufini dijo...

Hace unos años, gracias a que mi viejo me paso este poema de Nicolás Guillen que ahora comparto con ustedes, supe sobre Puerto Rico y está particular situación constitucional, política, etc por la que atraviesa desde hace tiempo ya. Voy a leer el art. que parece bastante interesante. Por lo pronto, este hermoso y significativo poema reflexiona sobre la particular relación entre Puerto tío Sam y Estados Unidos. Espero que les guste.
Saludos...

rafa



CANCIÓN PUERTORRIQUEÑA

"¿Cómo estás, Puerto rico,
tú de socio asociado en sociedad?
al pie de cocoteros y guitarras,
bajo la luna y junto al mar,
¡qué suave honor andar del brazo,
brazo con brazo del Tío Sam!


¿En qué lengua me entiendes,
en qué lengua por fin te podré hablar,
si en yes,
si en sí,
si en bien,
si en well,
si en mal,
si en bad, si en very bad?



Juran los que te matan
que eres feliz... ¿Será verdad?
Arde tu frente pálida,
la anemia en tu mirada logra un brillo fatal;
masticas una jerigonza
medio española, medio slang;
de un empujón te hundieron en Corea,
sin que supieras por quién ibas a pelear,
si en yes,
si en sí,
si en bien,
si en well,
si en mal,
si en bad, si en very bad!



Ay, yo bien conozco a tu enemigo,
el mismo que tenemos por acá,
socio en la sangre y el azúcar,
socio asociado en sociedad:
United States and Puerto Rico
es decir New York City with San Juan,
Manhattan y Borinquen, soga y cuello,
apenas nada más...
No yes,
no sí,
no bien,
no well,
sí mal,
sí bad, sí very bad!"

Makanaky dijo...

Hola Soy Martín, uno de los co autores, buenísimos los comentarios, gracias!!!
Entonces, para ser más justos, deberíamos aclarar que no se trata de una viisón republicana sino del republicanismo de Pettit - o. alternativamente, estudiar más la tradición republicana -.
La idea de Pettit de libertad como no-dominación siempre me pareció muy parecida a la de autonomía de algunos liberales igualitarios kantianos. Quizá, podríamos analizar la organización institucional de Pto. Rico desde esa perspectiva - mostrando en qué sentido es similar a la de Pettit -. Se abren, entonces, varias puertas para seguir buceando. Gracias de nuevo!!

contacto? dijo...

Una invitación:

uyelecciones2009.blogspot.com