1 mar. 2012

Educación religiosa y libertad de conciencia

Dentro de los muchos resabios feudales y/o represivos que se mantienen en las provincias kirchneristas, uno de los peores es el de la obligatoriedad de la educación religiosa en las escuelas públicas -algo insólito en el siglo xxi. Salta ha estado a la vanguardia en la materia, pero ayer la política provincial recibió un buen golpe por parte de la justicia, luego de que el Juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta, Marcelo Domínguez. El juez respondió así a un amparo presentado por una serie de individuos y organizaciones, que incluyeron a la ADC (info difundida desde la ADC, acá).

Conforme a lo dispuesto por el juez, el Ministerio de Educación de la Provincia debe ajustar el dictado de la asignatura educación religiosa a los parámetros establecidos en la Observación General 22 del Comité de Derechos Humanos y la Observación General 13 numeral 28 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El juez sostuvo también que “La elección personal respecto de las creencias religiosas de los ciudadanos pertenece a su esfera íntima, sin que el Estado, so pretexto del cumplimiento de un deber emergente del derecho de los padres a que sus hijos reciban educación religiosa, pueda vulnerarlo jurídicamente o en los hechos colocándolos en la situación de declarar si es que profesan alguna religión y en su caso cuál”.

Nota de página12, acá; info sobre el fallo, con el fallo completo, acá


1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto pasa en todos lados, en Perú (no hace mucho) su Tribunal Supremo emitió la siguiente joya:
http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2011/06111-2009-AA.html