18 mar. 2012

Sampa 2: Lo público

Además de la inmensidad y el profesionalismo que se respira en la Universidad pública, en este corto tramo en San Pablo quedé muy impresionado por la limpieza de los espacios comunes, y la calidad del transporte público. En particular, sorprende la red de subtes (322 km de subtes que llevan a más de 5 millones de personas por día): de los más eficientes, seguros, limpios y modernos del mundo.

En contraste, pienso que en la Argentina los pobres viajan y viven peor que animales: claro, los funcionarios públicos ni comparten espacios comunes con ellos (no los ven nunca), ni viajan en el transporte común: se desplazan en autos de alta gama. Peor todavía, el gobierno -criminalmente responsable de 51 muertes recientes en la masacre del Once- luego de insultar a las víctimas, sólo se preocupó por dos cosas (como lo hace siempre en estos casos): dilatar las investigaciones para que todos nos olvidemos del hecho; y limpiar las pruebas de su crimen (lo mismo, claro, que con la masacre sobre los qom, o con el Proyecto X y aledaños, diseñados para perseguir a la izquierda). No es poca diferencia.

12 comentarios:

PIK dijo...

Para vos, Garga

http://articles.cnn.com/2012-03-16/world/world_europe_belgium-switzerland-bus-crash_1_bus-crash-dual-nationality-rtbf?_s=PM:EUROPE

Saludos,

Intelektual

Anónimo dijo...

Puede ser que alguien que no haya visitado nunca San Pablo pueda creer en tu romántica descripción de esa ciudad bulliciosa, atestada de autos, con demoras de tránsito en cortas distancia que se cuentan por horas, con autopistas estéticamente espantosas, etc, etc, etc.
Criticar lo nuestro está muy bien. Ahora, hacerlo sobre la base de una comparación romántica con una de las ciudades más estresantes y espantosas de américa latina ya me parece demasiado.

rg dijo...

justamente ese es el punto: megalópolis tremenda, hiper poblada, y sin embargo, en los ultimos años mejoro un sistema de transporte publico ya interesante. hoy por hoy, insisto, la red de subte es muy superior a la de nueva york, londres, ni hablar buenos aires. dice algo de como se usa el dinero: no es una defensa de la politica de aqui, que no me interesa, sino un reconocimiento de que aca hay una inversion en lo publico notable, mientras en la argentina es pura criminalidad

Andrea dijo...

Doy fe de lo que dice Roberto. El anio pasado visite la universidad en Sao Paolo, y no solo la calidad academica es excelente, sino que el nivel de funding que tienen los grupos de investigacion es muy alto, casi comparable con algunas universidades europeas. De mas esta decir que nunca estuve en un centro de investigacion con los pisos y lugares comunes tan impactantemente relucientes, ni en Alemania! que eso ya es mucho decir! En cuanto a Sao Paulo ciudad, la encontre una ciudad muy limpia. Ademas es una de las pocas ciudades en el mundo con cero contaminacion visual ya que carteles y letreros en las calles estan absolutamente prohibidos. No tuve en ningun momento la sensacion de una ciudad estresante. Algo que me llamo la antencion es que todo el mundo te sonria en esa ciudad, toda la gente que encontre te transmitia alegria. Asi que estresante???!!: Para nada! De lo que vi de Sao Paulo, muy limitado por cierto, volvi con una impresion muy placentera de la ciudad y con la inevitable sensacion que Brasil muy pronto estara anios luz de nosotros, si es que ya no lo esta.

gracia dijo...

Hola Robert! q bueno q hayas vuelto a escribir ... y con estas cronicas tan lindas, contandonos todo ... lo bueno y lo malo, gracias :) ..espero q la pases bien, q te diviertas, q tomes aire..... vivir aca es un poco agobiante .. ademas cuando viajamos vemos todo mas claro.. de lejos es como q ampliamos nuestra mirada ... se ven mejor las cosas...

beijinhos !!! :)

p.d: me encanto Caetano :).. me gusta tambien Chico.. Milton ..

http://www.youtube.com/watch?v=q0RjFhymjho

pd2: estoy medio triste porq recien vi un programa donde estaban las victimas de once, nadie les da bola.. muy triste.. :(

SDM dijo...

rg

habiendo vivido años en sampa, te diría que el subte, lejos de ser uno de los mejores del mundo es de increiblemente deficiente para una megalópolis de ese tamaño. Las líneas de subte son cinco (sólo dos de ellas son extensas) y hasta el año pasado se daba la curiosidad de que algunas no estaban conectadas entre sí sino aisaladas unas de otras (planificación cero).

la línea que integra (la 4, la más moderna, la que va hasta la USP) tardó unos doce años en hacerse y tuvo varios accidentes (con decenas de muertos) durante su construcción. En buena medida, el problema para esta obra fue similar al que hoy aqueja a Buenos Aires: discusiones entre el gobierno del Estado y la prefectura (que durante años pertenecían a diferentes partidos.

El subte paulista es moderno y limpio, ninguna duda. Pero también se viaja como ganado (ver el video en http://www.youtube.com/watch?v=IxdRq0aGOF8) en la hora pico.

Dicho esto, el transporte urbano ha mejorado (y mucho) en estos últimos años. Parte importante de esa mejora se consiguió con los corredores de ómnibus y el bilhete único (el SUBE paulista).
También agregar que el transporte público tiene precios europeos (3 reales, o sea 1 euro y monedas el pasaje) y que el salario mínimo en Brasil es bien latinoamericano (500 reales, o sea 210 euros).

En este sentido, estoy lejos de compartir tu fascinación por la inversión en lo público en sampa. Y lejos de acordar con tu idea de que en Argentina la elite comparte menos espacios con los pobres en comparación con São Paulo... A tal punto no comparten espacios que (volviendo al tema de los subtes) se impidió que la línea 4 llegase a la USP y también hubo protestas para que no se pusiera una estación en el barrio de higienópolis (similares a las de los vecinos de Plaza Francia, digamos). Además, es increíble pero aún hay ciudades de la periferia que no tienen acceso al tren suburbano (Guarulhos, por ejemplo... el viaje hasta Sampa, de unos 40 km, algo así como Moreno-Buenos Aires, está calculado en casi 3 horas de transporte público (y unos 4/5 euros el tramo).

Pero por otro lado, habiendo estado años allá, diría que Sampa es una de las ciudades más fascinantes y más interesantes de América Latina. Una megalópolis sin igual a la que vale la pena descubirr de a poco, que merece muchos recorridos y muchas miradas.

saludos

Anónimo dijo...

Uno de los hechos más importantes de la "Revolución Peronista" y clave para la consolidación de la independencia económica argentina fue la compra de los ferrocarriles. "...los ferrocarriles constituyen la llave fundamental de una nación, la economía nacional, pública y privada, el equilibrio de las diversas regiones que la integran, la actividad comercial e industrial, la distribución de la riqueza y hasta la política doméstica e internacionalestán íntimamente vinculadas a los servicios públicos de comunicación y transporte".
El ferrocarril extranjero es el instrumento del anti progreso.
Bismarck consolidó la unión de Alemania con la centralización ferroviaria de las líneas particulares y estaduales, impuesta por expropiación. La unidad italiana se afirmó, asimismo, en la apropiación por el Estado de todos los sistemas ferroviarios de la península. Los estadistas que hicieron la grandeza del Japón demostraron también haber comprendido cual es el cimiento básico de una unidad nacional orgánica, y a pesar de tener más energía que medios, nacionalizaron todos los ferrocarriles por expropiación.
Tal vez no haga falta mirar hacia afuera, tal vez en algún tiempo no tan lejano fuimos mejores...nosotros, los argentinos y nuestros dirigentes.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con SDM, yo también vivi mucho tiempo en Sampa y además de que es verdad que te diria ni lo que nosotros llamaríamos clase media nuestra nunca jamas toma transporte público en Brasil. Es tán asi que es verdad que se opusieron a que el metro llegue a varios barrios ricos para que no se les llene de "negros". Además cada vez que vienen amigos paulistas además de adorar Buenos Aires no pueden creer que el transporte público acá sea tan bueno (y ni que hablar tan barato) es muy loco no?

Anónimo dijo...

Prezado prof. Gargarella. Vim aqui conhecer seu blog e confesso que me espanta sua percepção sobre São Paulo. Você está totalmente equivocado quando diz que há investimento nos espaços públicos na cidade, se o que está ocorrendo há décadas é uma tremenda e voraz privatização desses espaços. Talvez andar apenas pelos bairros nobres do trajeto USP/Hotel te levaram a essa percepção, mas te garanto que você não tem idéia do que ocorre fora desse seu circuito. A cidade há 20 anos sofre com o governo do PSDB, que é um partido mafioso e que ganha as eleições pq tem toda a mídia a seu lado. Além disso, quem manda nesta cidade são as empreiteiras que financiam as campanhas eleitorais e que por isso, não respeitam nem o zoneamento urbano. O resultado é uma cidade cada vez mais caótica, sem planejamento, refém dos interesses econômicos. Eu poderia listar uma centena de problemas que vão na contramão dessa sua percepção, mas não tenho tempo para isso. Sugiro que você conheça alguns urbanistas da Faculdade de Arquitetura da USP, entre eles, Ermínia Maricato e Raquel Rolnik. Já fui algumas vezes a Buenos Aires e posso te garantir que a cidade é (e está) infinitamente melhor que a oprimida São Paulo. Não há nenhum parâmetro de comparação.

rg dijo...

hola. pero fijate los proximos posts, sobre el dinero, la desigualdad, la violencia. estoy lejos de fascinarme con el estado de san pablo. pero eso es consistente con ver que, en terminos comparativos, hay una evidente inversion aqui, y un cuidado en el transporte publico que -insisto, comparativamente- me resulta asombroso. jugaba en estos dias al siguiente juego: cuanto tardo en ver un papel arrojado al piso del metro, y las estaciones de metro. en la argentina, el subte y los trenes son la degracion, la putrefaccion misma, gente que viaja con la puerta abierta, en los techos, colgando de las puertas abiertas. es incomprable, y eso es compattible con decir que las cosas aqui no estan bien, o estan mucho peor de lo que podria ser, dado el dinero que hay

Anónimo dijo...

Prezado prof. Gargarella
Eu entendo sua percepção positiva quanto à aparência do metro de São Paulo. Nem sempre as primeiras impressões se correspondem com os processos e situações reais. Visualmente, sem dúvida que o metro daqui é mais bonito que o de Buenos Aires. Contudo, o preço de não se ver um papel jogado ao chão é caríssimo para a população trabalhadora da cidade. O metro de BsAs pode ser mais feio e sujo, mas ele é muito mais democrático, custa muito menos. Aqui não existe subsídio governamental, transporte público visa lucro para as empresas (que no casos dos ônibus, são verdadeiras máfias). BsAs tem uma malha proporcionalmente bem maior que a de São Paulo. Rola muito dinheiro por aqui, é verdade, mas o investimento público, ao contrário do que vc diz, é pífio. Pra se ter uma idéia, desde o início de sua construção, o metrô de São Paulo cresce apenas 1.600m por ano. É uma cifra rídicula para o porte desta cidade. A malha é muito pequena e não atende satisfatoriamente a população, sobretudo a que vive na imensa periferia. Essas pessoas demoram até 3 horas diárias para chegar ao seu local de trabalho. Muitas vezes tem que pegar 2 ou 3 ônibus diferentes até chegar a uma linha de trem. É muito triste essa realidade. O sofrimento é visível no rosto das pessoas, vale observar (caso queira averiguar, o melhor é conhecer a linha vermelha do metro. Esta linha faz a ligação leste-oeste. A leste é uma das regiões de maior concentração de pobreza). Um abraço

Anónimo dijo...

Meu amigo,

no existen 332 km de subte por aquí, lamentablemente. Lo que se llama subte tiene la misma extensión que el de Buenos Aires para una ciudad mucho mayor. Me parece que en las cuentas sumaste a la CPTM, que es el sistema de trenes, y que deja bastante que desear. El precio es carísimo y, como en Buenos Aires, hay líneas y líneas. La Línea 4 es de lo más moderno del mundo. El problema es que es privada y eso está generando conflictos con las otras (únicas) 4 líneas existentes (1, 2, 3 y 5), que son públicas y que son bastante parecidas a la Línea D y B de Buenos Aires.

Estamos mal en Buenos Aires a nivel transportes, pero San Pablo para nada es modelo de nada: es un desastre vivir acá. Una cosa es verla como turista 15 días, y otra muy distinta es vivirla, comerse la aglomeración, el calor, los embotellamientos en cualquier horario...