27 nov. 2009

Boogie, el menemista



Hace unos años, en Barcelona, vi "Torrente, el brazo tonto de la ley," película protagonizada y dirigida por el muy talentoso Santiago Segura. La peli trataba sobre la historia de Torrente, un ex policía corrupto, explotador, racista, sexista. Con esos ingredientes, y el genio de Segura, la peli se convirtió en la más vista de la historia del cine español (!!!!), lo cual dice bastante sobre el asunto, sobre el film, sobre el cine español, sobre los espectadores españoles. En fin. Por supuesto, cuando uno ve este tipo de películas, sobre todo si son hechas, como en este caso, por personas con las cualidades de SS, debe relajarse y gozar, dejando la corrección política de lado. Sin embargo, a mí la peli me produjo incomodidades permanentes. Recuerdo una escena-sueño, por citar una, en donde el protagonista SS-Torrente era perseguido por una banda de inmigrantes africanos ilegales. Cuando estos estaban a punto de alcanzarlo, el policía Torrente soltaba un pedazo de carne cruda que acababa de comprar, lo cual tenía como efecto inmediato que los inmigrantes se arrojaran desesperados como perros al piso, para pelearse hasta llegar a comer algo de la carne desparramada por la calle. Ver este tipo de escenas rodeado de catalanes estallando de risa me resultó muy molesto. Finalmente, el director progre había hecho un un film explícitamente fascista, cuyo meta-mensaje irónico podía detectarse, pero que no negaba el hecho de que él se llenaba de dinero apelando al fascismo anti-inmigrante de una mayoría de espectadores muertos de risa cuando se aplastaba o humillaba a un negrito. Para un inmigrante susceptible, como yo, ese escenario era inaguantable.

Ayer vi "Boogie el aceitoso," basado en la historieta del genial Fontanarrosa. La peli-comic está muy bien hecha, técnicamente, y responde a la misma lógica del film de Torrente: buscar dinero apelando al fascismo de los espectadores, bajo la salvaguarda de "ojo, que esto está basado en las ideas de un humorista buenísimo y progre." Por desgracia, en este caso la ausencia de Fontanarrosa es evidente, por lo que la innegable gracia que Torrente encerraba aquí se disuelve en una sucesión de acciones y declaraciones de fascismo altisonante, del tipo "toda mujer quiere que el hombre le pegue." Graciosísimo, sin dudas. Una peli propia de publicitarios argentinos: mensaje tonto, de pretensión cool, que atrasa 50 años y carece por completo de gracia. Pobre Fontanarrosa.

18 comentarios:

GB dijo...

RG,
es cierto lo de Torrente, hay escenas que son tremendas...el principio de la pelicula cuando patrullando (ebrio) en su auto ve todo tipo de delitos y sólo se detiene para pegarle a un tipo que juntaba cosas con su carro te muestra como viene la pelicula. Igual no coincido en que deba encender la alarma sólo por el racismo de Torrente en contra de los inmigrantes. Creo que el juego es más amplio y casi que no deja nota sin tocar, y en esto me refiero a que también tocaba las notas de los españoles. A ver: el perro que se llamaba "Franco", la cantidad de droga que tomaba mientras que después se daba el lujo de llamar "yonki" a cualquier de sus secuaces de turno (en las restantes películas van cambiando). Su rechazo a los homosexuales, siempre que contrastan con sus invitaciones cuando tenían que hacer guardias en su autos ("pero sin mariconadas", aclara siempre). En fin, hay de todo, lleva todo al extremo que el primer mal trago pasa de largo. Me ha pasado el mismo efecto al ver en Peter Capusotto, las apariciones de "Micky Vainilla". Por otra parte, tampoco cargaría las tintas contra Segura. Que una película como esa sea la más vista del cine español en todo caso habla de los españoles y como se ven ellos asi mismo. Quizá ver a Torrente es una forma de ver a alguien que ellos no creen que son...
Otra pelicula marca Segura que me gustó mucho es ISI/DISI, muy buena. Espero a ver que se dice de "Boogie".
salutes,

rg dijo...

si, a ver, no quisiera ser malentendido. cuento lo que me paso a mi, alla, como inmigrante, e hiper sensible como estaba frente al racismo anti/inmigrante cotidiano que se vivia. en ese contexto, ver esa peli graciosa, canchera, muy risible, me resulto irritante. pero la pregunta que me formulo entonces es otra (lejos de "entonces hay que prohibir," blabla). Como posicionarse frente a estas peliculas que aparecen bajo la idea de "tranqui que aca somos todos progres" mientras lucran con las peores bajezas? A mi, el hecho de ver esa peli como inmigrante enojado me ayudo a pensar, por caso, que tal vez a mujeres golpeadas tampoco les guste ver pelis re/progres en su confeccion, y que lucran con la idea de "aca a la mujer que habla le cerramos la boca a patadas."

GB dijo...

No se, a mi esas películas me hacen pensar más que quizá otras sobre estos problemas. Salgo de Torrente. Hace poco vi "Leonera" y más allá de que la película es intersante por la temática, la siento muy descriptiva en algunos aspectos. Ese tipo de peliculas que también logran concientización sobre ciertos problemas me incomodan. Quizá es bueno que mucha gente pueda descubrir que las cárceles no son hoteles y que se generan lazos de relación fuerte en esos contextos también. En ese sentido, Torrente me ayuda más a ver esos problemas, más que la presentación de la situación en si...en fin, quisiera ser más claro, pero bueno...

GB dijo...

algo más: me encontrado con españoles que han tenido dos reacciones: reirse y por el otro lado señalar que no todos los españoles son así. Creo que encuentro atractiva estas peliculas porque me muestran algo que no es evidente y que en general se oculta. Nadie se declara abiertamente como racista y discriminador pero no quiero que los homosexuales se casen, esto es, siempre hay una razón para justificar esto, siempre un chivo expiatorio...quiero decir me muestra cosas que son obvias pero dificil de reconocer...que se yo...sigo sin encontrar a los que votaron al menemismo en el 95, pero alguien lo hizo seguramente...

Anónimo dijo...

Roberto, no entiendo porqué lo dejás a salvo a Fontanarrosa. De acuerdo a lo que decís me parece que sería equiparable a Segura. El contenido de muchas de las historietas de Boogie es similar (o peor incluso)a lo que contás de la pelicula de Torrente.
Paco.

Camila dijo...

RG “lejos entonces de que hay que prohibir” creo que lo pensaría lejos de la censura y cerca de los derechos. No estoy en tema, pero entiendo que hay legislación e instituciones cuya preocupación son los derechos de la mujer, la no discriminación, y si se quiere una política incipiente por parte de Elena H como parte de la CSJ (sin entrar en detalles ni comentarios) que va poniendo en la agenda pública la preocupación por el tema de la violencia contra la mujer y la violencia doméstica. Lo pensaría como recurso por alguna organización o ente desde el derecho. Obviamente es un camino a construir.

rg dijo...

camila, pero no me arriesgaria a tomar ninguna medida que pueda reinstalar formas de censura, como horizonte aun lejano. por eso es que me satisface, por ahora, la critica.

paco, el tema del post no es hundir o salvar a nadie, en todo caso planteo un tema que tiene aristas que me interesan, en este caso los modos en que se resignifica un mensaje, a partir del contexto. capaz, para decir algo (lo sugiero mas que afirmarlo): leer al boogie de fontanarrosa en una revista, pongamos hortensia o humor, donde hay un cierto pacto de lectura, y donde sabemos quien es el autor, y sabemos que alli no hay miles de dolares en juego (un intento insaciable de atraer mas consumidores), es una cosa. otra seria si esa misma persona hace lo que no hizo, una peli basado en su personaje, para publico masivo, con la consigna de ganar todo lo posible, y apelando a efectismos que en la realidad de quienes miran la peli implican, muy cercanamente, discriminacion y violencia. ahi el mensaje cambia de sentido, me parece, y merece ser leido de un nuevo modo

jh dijo...

Camila

si el argumento para censurar una película es que transmite un mensaje susceptible de generar "conductas discrminatorias", entonces podemos prohibir cualquier obra artística: el Martín Fierro (discrimina contra los pueblos autóctonos), 24 (la serie de Fox) (discrimina contra los musulmanes), El Mercader de Venecia (discrimina contra los judíos), The Birth of a Nation (discrimina contra los afroamericanos en EEUU), las obras de León Ferrari (discrimina contra los católicos), etc etc. Sería lamentable transitar ese camino.

Como dice rg, lo que hay que hacer en estos casos es alzar la voz y llamar la atención acerca de los prejuicios que puede transmitir determinada película, libro o serie de tv. En muchos casos, esto puede funcionar. Por ej., ante las quejas de grupos musulmanes, los guionistas de 24 aflojaron un poco en las últimas temporadas con los prejuicios anti musulmanes

Camila dijo...

Jh: Solo responder que tu comentario no dialoga conmigo. Yo no hago mención a pedir la censura de la película, ni a que la discriminación sea argumento para censurar una película. Saludos.

Uno que pasaba (y pasa siempre, jeje) dijo...

Lo que comenta de Torrente (no ví la película, ojo) me recuerda a "Micky Vainilla", el genial sketch del cantante pop nazi de Capussoto. Igual ahí está clarísimo el meta-mensaje irónico que no sólo no festeja el nazismo (ni el fascismo vernáculo), sino que el sketch es mas bien una condena del mismo.

Lo triste fue cuando Gustavo Posse adoptó una idea que Micky Vainilla había tenido antes: ahí la realidad superó a la ficción en su modo mas grotesco.

martín soto florián dijo...

Roberto,
no son africanos, en la pela de SS, son ecuatorianos!

"eh! porque... somos amigos, verdad"
"vaish!, vaish!"

no sabía que era la pela más vista, pero sin duda es una gran pela, yo le tengo gran cariño, pues ayuda a que con los patas y sin caer moralina, entendamos un poco más de los roles, falso dilemas, y hasta paradigmas de nuestra propia cultura.
Lo extraño es que no recuerdo cómo llegué a la pela, pero si que la vi en la biblioteca de la pucp.

un abrazo,

M.

ps.-Gorki Gonzales, maestro y amigo con quien he trabajado largo tiempo, acaba de publicar un texto contundente que veré de hacerte llegar. (http://elvanguardista.wordpress.com/2009/11/26/los-jueces/)

Anónimo dijo...

Creo que RG solamente conto una sensación, no hagamos juicio de eso y pasarlo a ver si tiene que censurarse o no, no creo que fuera su idea.

Otro tema: Ayer vi en canal 7 el programa de los presi lationaomericanos y correa hablaba de que aumentar el gasto del estado (en por ejemplo educacion salud) violaba leyes, y pagar los intereses de deudas no. Hay algo mas grave que eso? Decia que eran leyes corruptas, bla. Como se fundamenta que el estado no pueda dar un derecho queriendo hacerlo, quien se lo niega? Que tipo de sistema de justicia puede exigir el pago de una deuda antes que necesidades basicas? Los tenedores de deuda son mas importantes que un Estado, Hay gente que tiene mas derecho a Cobrar que otros a alimentarse?


Andres

mm dijo...

Hola Martin,
entré al link y leí la reseña del libro. Busqué en las librerías en inernet pero todavia no está disponible. Tienes información sobre cuándo estaría en el circuito de venta? Me interesa leerlo.
abrazo,
mm

cuyin dijo...

Al respecto, y por si no lo leyeron, muy bien este artículo..

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-134530-2009-11-02.html

saludoss

Anónimo dijo...

Para el caso también sería lo mismo con la revista o semanario o como sea que se diga "Barcelona". También apelan a lo políticamente incorrecto, al perfil de hacer el chiste "con el tema sensible" y ganan dinero y todo el mundo la señala como una joya de la libertad de expresión y bla bla bla. No creo que pase por tomarse a mal tal o cual expresión de acuerdo a las sensibilidades personales de cada uno de nosotros. En todo caso, si no te gusta te levantes del cine y te vas......
lo que si me jode, y no por corrección o por sensibilidad individual (digo...no vote a menem...de hecho no vote nunca hasta este año porque vivia afuera o no tenía edad todavía...por si preguntan vote a Prat-Gay) es esa sensación que me queda de burla, descalificación o pretensión de rótulo de segunda al titular a este artículo como Boogie, el menemista. En todo caso, vos RG, una persona realmente tan comprometida con la defensa de la diversidad, no deberías (al menos creo humildemente) estigmatizar como malo/a por definición a alguien que haya votado a Menem. Que a vos te parezca que Menem no fue bueno, bárbaro. Que estigmatices al que piensa diferente a vos (vamos...sabemos que el título lo escribiste con sorna) no creo que este bueno
saludos
R

rg dijo...

si titular boogie el menemista es estigmatizar a alguien, chau, todo es estigmatizar a alguien. no, no comparto en absoluto. tampoco la comparacion con barcelona, que incluye chistes incorrectos, y por incorrectos en cualquier direccion. boogie tenia una sola linea, que era la de chistes fachos, con la pretension de estar salvaguardados en un pacto previo que no existia. barcelona no es un conjunto de chistes fachos, sino un conjunto de chistes incorrectos. mas alla de que barcelona es graciosa, y con boogie la peli dudo de que alguien se haya reido en algun momento

Anónimo dijo...

entiendo su punto Roberto...pero al decir en el artículo que la película consistía en un desfile de chistes "fachos" y titularlo asi, ¿no implica que estas estigmatizando a aquel que por H o por B haya apoyado, votado o simpatizado con las políticas de menem? Digo a tipos que lo han votado, con los que quizás no comparto ideas, pero lejos estoy de considerarlos fachos. A eso apuntaba...y de hecho Barcelona me hace reir mucho...la ultima tapa de Guerrilla Friendly, la leiste?
Saludos!
Rodrigo

Anónimo dijo...

quise decir que conozco o tengo amigos que....