15 nov. 2009

González viaja en taxi, como ninguno



Terminé de dar mi clase el fin de semana, en Córdoba, y me fui a la gran librería de Rubén, a ver si conseguía un libro que no había encontrado durante mi breve recorrida libresca porteña. Se trataba de "El arte de viajar en taxi," de don Horacio González, con quien me unen tantas entrañables diferencias. El libro es pequeño y cuesta algo caro (casi dos de sus viajes en taxi!). En él se relatan brevísimas historias sobre sus cotidianos desplazamientos tacherísticos desde su domicilio, en Parque Lezama, hasta la Biblioteca Nacional (14 pesos!). Incluye referencias a radio 10; a las peleas entre taxistas por subir al mismo pasajero; a las peleas entre pasajeros por conseguir el mismo taxi; a las ocasionales gentilezas, entre pasajeros, en idéntico caso; a las confusiones que suscita su parecido con Lito Cruz (sic!); al día en que tomó por segunda vez un taxi que ya había tomado; a las pequeñas estafas con el cambio o con el "piripipí;" y recurrentes análisis semiológicos del lunfardo tachero (expresiones espectaculares del tipo "Hago el Bajo?," frente a las cuales él concluye "Hagamos el Bajo, chauffer!!"). Me reí sólo durante todo el viaje de vuelta. Horacio en su mejor versión.

2 comentarios:

Lucas A. dijo...

Leí, hace tiempo, esta reseña de Guillermo Piro, que tiene muchia muchia saña contra HG.

Por ejemplo dice: "Leyéndolo, uno tiende a confundirlo con el padre Farinello, sólo que en vez de hablar en susurros y apelar a los diminutivos, habla en susurros y apela a los aforismos de la bondad, a la liviandad ética como motor de una prosa de la aceptación, de la resignación. La ética, "el peso moral de un incumplimiento irrelevante", no acude en nuestra ayuda."

http://www.wimbleblog.com.ar/2009/09/el-arte-de-ser-una-buena-persona.html

Piro piró contra HG.
Me fui todo el día, che,
Salud!
L.

rg dijo...

feo y equivocado. hg ES estafado en el taxi y da larga cuenta de ello. pero en fin