21 dic. 2010

De Liberpueblo, sobre Soldati

Los amigos de Liberpueblo nos hacen llegar esta nota, sobre los sucesos recientes en Soldati:

A LA LUCHA POR VIVIENDA DIGNA CRISTINA Y MACRI RESPONDEN CON REPRESION Y MUERTE

La represión y los asesinatos.

El martes 7 de diciembre tomamos conocimiento a raíz de llamados de vecinos de Soldati, que se extendía una gran toma de tierras en los terrenos linderos al Parque Indoamericano (entre el Parque Indoamericano y la playa de estacionamiento de lo que era el Parque de la Ciudad).
Ante esto la Policía Federal y la Metropolitana desplegaron un enorme despliegue de fuerzas policiales. Exigían a los vecinos que se retiren del lugar fundando su exigencia en una supuesta decisión judicial que ordenaba el desalojo. La Policía Federal, quien se encontraba a cargo del operativo se negó a mostrar la orden judicial a los vecinos.
A pedido de los vecinos, concurrieron una compañera abogada y un estudiante de abogacía pertenecientes a XASP (Por Abogados al Servicio del Pueblo) a fin de exigir a la Policía la exhibición de la orden judicial.
Cuando estaban llegando al lugar, pese al conocimiento de la Policía de que a 100 metros estaban yendo los abogados para entrevistarse con ellos, el Jefe del Operativo ordenó comenzar a reprimir.
La represión fue sorpresiva, desproporcionada y salvaje. Sin que existiera ninguna agresión por parte de quienes se encontraban en el Indoamericano, la Infantería de la Policía Federal con personal de la Metropolitana avanzó disparando y pegando palazos con el apoyo del carro hidrante. Un helicóptero policial también sobrevolaba la zona.
Los más jóvenes resistieron la agresión policial como pudieron, contestando los balazos policiales con piedras.
Tal fue la violencia con la que se produjo el desalojo que el Parque Indoamericano quedó totalmente desocupado en alrededor de 20 minutos.
Durante estos 20 minutos la Policía Federal detuvo a 12 vecinos, algunos de los cuales fueron salvajemente golpeados, incluso cuando ya se encontraban reducidos por personal Policial.
No conformes con haber realizado el desalojo del Parque, la Policía Federal y la Metropolitana, persiguieron a los vecinos que corrían hacia la Villa 20 para escapar de la represión policial. De esta manera la Policía Federal y la Metropolitana, cruzaron la Avda. Escalada (tanto por arriba, es decir por la Avenida, como por abajo, es decir por las vías del tren) para continuar la represión en la Villa 20.
Debe quedar completamente claro que el Parque Indoamericano se encontraba ya sin ocupantes y que la Villa 20 no era objeto de desalojo, conforme surge de la orden policial que recién exhibieron pasadas las 21hs. en la comisaría 36ª PFA.
En el momento en que la Policía Federal cruza la Avenida Escalada, las cámaras de televisión filman en vivo, como cuatro policías de la Federal hacen caer a un chico que corría hacia la Villa 20 y una vez en el piso, cuando ya se encontraba reducido, esos policías lo patean y golpean con sus cachiporras.
Al llegar frente a la Villa 20, la Policía Federal y la Metropolitana comenzaron a disparar hacia dentro del barrio. Los Policías se encontraban apostados tanto debajo del puente de la Avda. Escalada donde están las vías del ferrocarril, y sobre el puente de la Avda. Escalada desde arriba de las vías del ferrocarril hasta el cementerio de autos (toda la Avda. Escalada a la altura de la Villa 20 se encuentra elevada unos 10 metros por sobre la villa para pasar sobre las vías del tren que se encuentran a nivel del piso).
Desde estos dos lugares es que la Policía disparaba con saña sus armas contra los vecinos que se encontraban dentro de la Villa 20.
En este momento es donde cae herido de bala en el abdomen Bernardo Salgueiro, quien se encontraba unos 100 o 150 metros de la Avda. Escalada dentro de la Villa 20, en un lugar descubierto donde se encuentra una canchita de fútbol y una de vóley. Los vecinos gritaban con indignación: “¡Pedimos al gobierno vivienda y nos responden con balas!”.
Aproximadamente en el mismo horario, es herida de bala en Rosemary Chura Puña, cerca del Barrio Los Piletones, a más de 700 metros de la Villa 20.

La investigación judicial.

La autopsia que se realizó sobre Bernardo Salgueiro informa que murió a las 19.30 horas.
La Policía Federal informa la muerte de Bernardo Salgueiro al Fiscal de turno, Dr. Abraldes, después de las 22 horas. O sea que la Policía tardó más de 2 horas y media en informar al Fiscal de Turno de la muerte de una persona, cuando dicha comunicación deba hacerse de inmediato.
Tal es el grado de sospecha sobre la Policía Federal que el Fiscal a cargo, la separó de la investigación en la misma noche del martes 7 de diciembre, poniendo en su lugar a la Gendarmería Nacional.
Desde el mismo miércoles 8 por la mañana comenzó a circular la versión de que las balas que asesinaron a Bernardo Salgueiro y Rosemary Chura Puña eran de calibre 22 mm, así como que los disparos provinieron de armas “tumberas” (armas de confección casera), y que la Policía había utilizado solamente balas de goma.
Esta versión ha sido totalmente destruida.
Los testigos que han declarado en la causa son coincidentes en que sobre las vías del tren se encontraban efectivos de la Metropolitana y de la Federal y que sobre la Avda. Escalada se encontraban efectivos de la Policía Federal.
También coinciden los testigos en que al momento que es herido Bernardo Salgueiro la Policía Federal se encontraba disparando sus armas, entre las cuales había escopetas itakas, hacia la villa 20.
Se encontraron numerosos cartuchos rojos de escopeta tanto en el Parque Indoamericano como en la Villa 20, iguales a los utilizados por la Policía Federal (el color rojo indica que el cartucho contiene munición de plomo, cuya utilización ha sido prohibida desde del 2001).
La pericia que realizó Gendarmería sobre las balas halladas en los cuerpos de Rosemary Chura Puña y Bernardo Salgueiro informaron que ambas balas son perdigones de plomo idénticos a los que llevan los cartuchos rojos encontrados en el lugar de los hechos. Según el informe de Gendarmería esos perdigones pertenecen a cartuchos de bala de 12 mm, disparados desde escopetas compatibles con las que utilizó la Policía Federal la noche de los crímenes (las itakas o escopetas de la Policía Federal disparan cartuchos de 12 mm de munición múltiple, esto quiere decir que un cartucho contiene 9 perdigones que son disparados en forma independiente).
La trayectoria de ingreso del perdigón que impactó en el cuerpo de Bernardo Salgueiro (de arriba hacia abajo) coincide plenamente con la posición de la Policía Federal (que se encontraba arriba del puente) y con la posición de Bernardo (que se encontraba debajo del puente a unos 100 o 150 metros).
Otros hechos que permiten descartar la versión del arma “tumbera” son: 1.) Los perdigones hallados en los cuerpos de Salgueiro y Chura Puña son idénticos; 2.) Nadie afirmó ver disparando a otros que no sean policías. Ni aún la propia policía presentó ninguna prueba o indicio que permita dar sustento a la versión de la “tumbera”.
No se debe olvidar que la Policía Federal informó el miércoles 8 de diciembre, a los medios que Bernardo Salgueiro había fallecido varias horas antes de los hechos, en otro lugar de la villa 20. Esta información ha sido desmentida por la autopsia que realizó personal del Cuerpo Médico Forense.
Todas estas pruebas, que se encuentran en el expediente judicial, destruyen la versión oficial de la Policía Federal y el Gobierno Nacional en cuanto a que se utilizaron balas de goma únicamente y que la Policía nada tiene que ver con los asesinatos ocurridos en la noche del viernes 7 de diciembre.
Por el contrario las pruebas recolectadas acreditan que la Policía Federal mintió cuando dio información sobre el horario y lugar de la muerte de Bernardo Salgueiro, que demoró más de 2 horas y media en poner en conocimiento de la Justicia las muertes, y que la Policía Federal mintió cuando afirmó que solamente utilizó balas de goma.

Las responsabilidades del Gobierno Nacional y de la Ciudad.-

La Policía Federal depende del Poder Ejecutivo Nacional. Hasta la asunción de Nilda Garré como nueva Ministra de Seguridad de la Nación, la Policía Federal dependía del Ministro de Seguridad y Justicia, Julio Alak.
La Policía Federal no actúa sino es por orden del Ministro de Seguridad. En muchísimas oportunidades jueces de la Ciudad han solicitado a la Policía Federal actuar y el Gobierno Nacional se ha negado.
Hace unas tres semanas, tuvimos un ejemplo de ello. Ante el acampe que organizó la CTA en la Avda. Callao frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, un Juez de la Ciudad, ordenó a la Policía Federal la desocupación de la Avenida y el Ministro Alak no dio la orden a la Policía para actuar y la misma no actuó.
El 7 de diciembre la Policía Federal fue quien se encontraba a cargo del operativo de desalojo del Parque Indoamericano. En particular la tarea fue encomendada a la Comisaría N° 36. Fue dirigida por un Comisario Inspector de la Federal que coordinó las fuerzas de la Comisarías 36 y 52 con la Guardia de Infantería. La Policía Metropolitana actuó como apoyo de la Policía Federal en conjunto con esta última.
Resulta evidente que la Policía Federal recibió una orden de Julio Alak, para actuar.
Así lo denunció el propio D´Elia el 13 de diciembre cuando afirmó que el lunes 6 de existió una reunión en el Ministerio de Seguridad y Justicia en donde el Jefe de la Policía Federal Comisario General Vallecas, y Julio Alak decidieron que la Federal cumpla con la orden judicial de desalojar el Parque Indoamericano.
Lo que no dice D´Elia es qué papel jugó Cristina Fernández de Kirchner en esta decisión.
No parece creíble que la decisión de desalojar a cientos de familias en la Capital Federal utilizando a fuerzas federales, que dependen directamente de la Presidenta de la Nación, no fuera tomada por la propia Presidenta, teniendo en cuenta las consecuencias que dicha represión podía tener sobre el discurso progresista que sostiene el kircherismo. Tampoco puede escaparse a nadie que todas las decisiones del Gobierno Nacional pasan antes de ejecutarse por las manos de Cristina Fernández de Kirchner.
La pregunta es: si la decisión la tomó Alak sin consultar con la Presidenta, ¿Por qué la Presidenta no despidió a Alak?
Esto no quiere decir que Macri no tiene responsabilidad sobre los hechos ocurridos. Macri fue uno de los que solicitó a la Jueza Nazar el desalojo del Indoamericano. La otra denuncia por usurpación la realizó Sergio Schoklender apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
Macri es corresponsable de los hechos: la Metropolitana tuvo su bautismo de fuego trabajando en conjunto con la Federal asesinando pobres. Esa es la verdadera naturaleza de la nueva Policía Metropolitana.
En la noche del 7 de diciembre en Villa Soldati los vecinos vieron como reprimían juntas la policía de Cristina Fernández de Kirchner y de Mauricio Macri.
Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri no se pueden poner de acuerdo en como resolver el problema de la vivienda, pero se pusieron de acuerdo en unas horas en reprimir en conjunto a los vecinos del Indoamericano. Presupuesto para represión hay; para vivienda digna, no.
Ante las dos muertes provocadas por la Policía Federal, el Gobierno Nacional, cambió su estrategia a fin de evitar pagar mayores costos políticos frente a su electorado progresista. Su respuesta fue también nefasta, retirar toda fuerza de seguridad, generando una zona liberada durante 48 horas durante las cuales operaron bandas formadas por barrabrabas y punteros de la zona que provocaron el asesinato Quispe Castañares, y numerosos heridos de bala, todos ocupantes del Indoamericano.
Ahora asistimos a la nueva estrategia del Gobierno Nacional, en la voz del Jefe de Gabinete, Aníbal Fernàndez, quien en el programa 6,7,8 afirmó que “El comienzo de este conflicto no es otra cosa que la Policía Metropolitana metiéndose en determinado lugar, y cuando empieza a tener el conflicto la Policía Federal se mete adelante sin ninguna instrucción, sin ninguna dirección de esas características (…) Por eso fueron expulsados de la fuerza los responsables” (Diario Perfil, sitio web del 16/12/2010).
Miente Aníbal Fernández, la Policía Federal tuvo instrucciones precisas y directas por parte del Gobierno Nacional de desalojar el Parque Indoamericano a través de la represión.
La Policía Federal no actuó por su cuenta en el desalojo del Parque Indoamericano, sino que lo hizo por expresas instrucciones del Jefe de Policía, quien cumplió la orden que le impartieron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad.
Es un insulto a la inteligencia afirmar que el Gobierno Nacional, después de más de 7 años en el Poder, con el mismo Jefe de Policía nombrado por Néstor Kichner, no dio la orden para que la Policía actuará como lo hizo.
Demostración de que lo afirmado por el Jefe de Gabinete es mentira es su silencio, al igual que el de Alak y de la propia Presidenta durante las 24 horas posteriores a los hechos.
Si la Policía actuó por su cuenta ¿Por qué ningún miembro del Gobierno al ver las imágenes en vivo por televisión no ordenó detener la represión?
Rechazamos la maniobra de los Gobiernos de la Ciudad y de la Nación de pretender negar su responsabilidad en los hechos del Parque Indoamericano y exigimos:
Cárcel y castigo para los responsables políticos y materiales de los asesinatos de Bernardo Salgueiro, Rosemary Chura Puña y Juan Quispe Castañares.

Liberpueblo, Asociación por la Defensa de la Libertad y los Derechos del Pueblo

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿y la responsabilidad de las Fundación Madres de Plaza de Mayo? ... que raro que no lo nombren. Macri pide el desalojo y es un criminal. Lo pide Schoklender y no pasa nada. Se podría argumentar que uno es un funcionario público y el otro no. Totalmente cierto. Sin embargo, irónicamente el otro representa a una organización de derechos humanos de larga trayectoria.

Anónimo dijo...

Y pensar que si hubieran utilizado las pistolas de shock electrico, hoy no habría que lamentar ninguna victima fatal... Pero bueno, a veces hay victorias a lo Pirro de parte de los que enarbolan sin criterio la bandera de los DDHH...

rg dijo...

tomo el comentario como un chiste de mal gusto

Anónimo dijo...

Ajá, sin embargo, ambos comentarios merecen contradicción, o no? En el primer caso, porque perdonar que sea Shoklender el que pide desalojo? Y en el segundo, si bien la Taser no es la solución, en el caso concreto probablemente hubiera sido mejor, o no?
Saludos
N.

Alejandro Kafka dijo...

Excelente nota de opinión de Gustavo Maurino, hoy, 22 De Diciembre, en Página/12.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-159125-2010-12-22.html