30 oct. 2011

Petro

Grande Petro, aca

1 comentario:

Mabel dijo...

Me encantó encontrame con esta nota acá. De nuevo la izquierda colombiana recobra sus esperanzas con un excelente representante (le perdonamos lo de Mons. Ordoñez). En dos de las ciudades más importantes, Bogotá y Medellín, perdió Uribe, sin embargo no nos podemos descuidar pues el fantasma, el leviatán desatado, sigue rondando y sonando para el 2014. Noooooooo.