3 mar. 2010

El buen Dorfman, sobre Chile

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-141290-2010-03-03.html

"Como todo infortunio descomunal, la tragedia reciente de Chile puede entenderse como una prueba, una oportunidad para preguntarnos quiénes somos de verdad, lo que de veras importa en cuanto vayamos llevando a cabo la reparación, no sólo de nuestros hospitales derribados y autorrutas cortadas y huesos molidos, sino también de nuestra precaria identidad."

4 comentarios:

werte dijo...

Lindo artículo, pero me llamó la atención esta línea: "la ciudadanía se dedica, en su mayoría, a consumir en forma desenfrenada, lo que acarrea, por lo demás, un estrés y un deterioro psíquico considerable en la población".

rg dijo...

si, pero bueno, es un poeta

Anónimo dijo...

¿Existe un ser humano que no consuma?

Pulpo dijo...

Rousseau advirtió como tantos otros autores, de esta avalancha de etnocentrismo, de multiconsumo, de impersonalismo, de degeneración del propio género humano.
Nunca estuvo en contra del avance de la humanidad, pero siempre sospecho que caeríamos en las crueldades de hoy en día.