17 mar. 2010

Ley de medios

El colega Martín Becerra, sobre la ley de medios, por acá. No había pensado sobre esta solución. Mi primera intuición es que hay espacio y posibilidades para perfeccionar la ley aprobada, y que sería importante hacerlo, pero tal vez me equivoque.

6 comentarios:

Jacol dijo...

mientras tanto su presidenta no tiene ningun problema: http://www.semana.com/noticias-gente/presidenta-botox/136271.aspx

rg dijo...

ya, pero ese es el menor de los problemas, yo no pondria el acento por ahi

Ramiro dijo...

Habría que ver en qué consiste la llamada suspensión de la ley, ¿no? Porque si es, por ejemplo, una suspensión de vigencia de los plazos de desinversión, no se está volviendo al decreto ley 22.285... Por otro lado, ¿las declaraciones de inconstitucionalidad son totales? Eso me parece raro.
Creo que, lamentablemente, los errores de 'forma' que señala MB terminaron creando una ley mucho menos fuerte de lo que podría haber sido, lo que hace que muchos más jueces se le animen ante pedidos de empresas cuyos intereses son tocados por la norma (y que, gracias a los errores de forma / fondo, ahora tienen de dónde agarrarse). Creo, igual que RG, que la ley debe y puede ser mejorada. La vía judicial también puede ser un camino para eso.

Anónimo dijo...

Hay algo de lo que no estoy seguro, puede la presidenta derogar por decreto el decreto/ley de la dictadura? No fueron esos decretos ratificados (tácitamente) por una ley cuando volvió la democracia?

mocovies dijo...

Ramiro: la aplicación de la ley de medios fue suspendida integralmente x 2 cautelares. En ambos casos se alude a las "formas" (por el trámite que la ley tuvo en el Congreso). No puede aplicarse hoy la ley.
Tenés razón en que otros fallos refieren a la presunta inconstitucionalidad por artículos puntuales. Por eso el CELS y UUNN, sindicatos de trabajadores de medios, etc., presentaron en Salta un amicus curiae (el texto está en http://www.cels.org.ar/comunicacion/?info=detalleDoc&ids=4&lang=es&ss=46&idc=1243).
Coincido en que la defensa de la ley será más sólida en la medida en que se discuta abiertamente, sin tabúes. En cambio, la negativa a abrir el debate (desde cualquier lado) sólo alimenta la conocida lógica de la "mesa chica". El aislamiento, el hermetismo, la autocracia, deslegitiman toda medida, aún cuando conceptualmente se acuerde con ella... por eso estoy de acuerdo con algo de lo que señalás, si bien contemplo que la responsabilidad por el ambiente caldeado en el debate de la ley no puede atribuirse sólo al gobierno.
Creo que las suspensiones integrales caerán (a menos que se suspenda buena parte del andamiaje legal argentino por los mismos "vicios" formales) y que probablemente la impugnación a algunos artículos perdurará en un trámite más largo.
La ley será (a mi juicio, todavía) mejor en la medida en que garantice publicidad y transparencia en su implementación y que pueda ser además complementada por una agenda que avance en las cuestiones de convergencia (telcos), de los medios públicos, de las relaciones económicas del Estado y los medios (esto incluye pero no se agota en publicidad oficial).
Perdón x la extensión.
Saludos
Martín

Ramiro dijo...

Si, la declaración total de la inconstitucionalidad de una norma tan compleja como ésta no me gusta para nada (personalmente); máxime cuando el régimen vigente previo es un decreto-ley que siempre va a perder en términos de formas con una ley del Congreso democrático. Saludos.