19 mar. 2010

Las distintas esferas de la desigualdad


De Thomas Nagel, hace décadas (en 1973, Philosophy and Public Affairs), sobre desigualdades económicas y diferente trato

"Cuando la injusticia racial y sexual se hayan reducido, todavía nos quedará por delante la gran injusticia del inteligente y del que no lo es, que reciben compensaciones tan diferentes por esfuerzos comparables. Esta situación seguiría reflejando una injusticia, aún si el sistema de diferencias económicas y compensaciones sociales no reflejase diferencias sexuales o raciales. Por el otro lado, si la estima social y las diferencias económicas vinculadas con las diferentes ocupaciones y los logros educacionales fueran mucho más uniformes, habría menos razones para preocuparse sobre el peso de los parámatros raciales, étnicos o sexuales en la educación o el trabajo. Sin embargo, y por supuesto, actualmente no tenemos un método que nos permita divorciar el estatus profesional de la estima social y las recompensas económicas, al menos sin un incremento gigantesco en el control social...Tal vez, alguna vez alguien descubra la forma en que reducir las desigualdes sociales producidas (especialmente las económicas) entre el inteligente y el que no lo es, entre el talentoso y el no talentoso, o aún entre el bello y el feo, sin limitar la existencia de oportunidades, productos y servicios, y sin tener que hacer más uso de la coerción, ni tener que limitar la libertad en la elección del trabajo o el estilo de vida."

73 comentarios:

Juan R dijo...

Es una visión bastante peculiar de la igualdad, que me remite inmediatamente a la pelicula Harrison Bergeron, basada en una (ignota) obra de Kurt Vonnegut.
La peli muestra un futuro hipotético en el que el estado se toma en serio su obligación de igualar a las personas, y como advierte que no puede lograr que todos sean igualmente inteligentes o inspirados, planta obstaculos que les impidan destacarse de cualquier manera (cuerdas o pesos para los bailarines, censura en programas de tv inspirados, operaciones de cerebro para los muy inteligentes, etc).
Es claro que intenta demostrar su postura desde el absurdo, pero requiere al menos un cierto esfuerzo argumentativo explicar por qué una visión extrema de la igualdad no debería conducir a ello.
Espero no haberme ido de tema. Saludos

mica dijo...

Qué bonito!

rg dijo...

si, es el corazon de la posicion igualitaria, que desde entonces esta metida en esa linea. en todo caso, no se lo ve tanto como una utopia sino como un ideal regulativo, respecto del cual podemos acercarnos...muchisimo

PIC dijo...

es consistente con una teoría de la justicia donde uno no es dueño de su propio cuerpo. algunos rawlsianos han radicalizado la teoria de la compensación de rawls y llegado a conclusiones similares.
sin embargo, yo me hago la siguiente pregunta: si las pelirrojas pechugonas salen favorecidas en una sociedad (porque otros deciden darles su dinero voluntariamente), debe el estado compensar a las no pelirrojas o no pechugonas con subsidios (cobrando impuestos a las pechugonas pelirrojas), o debe prohibir a otros que entreguen su dinero a las primeras? en cualquier caso, por qué?

PIC dijo...

también habría que preguntarse si alguien querría vivir en una sociedad así. si todos los hombres fueran como aristóteles o marx, difícilmente habría incentivos para mejorar.

por otra parte, la película Harrison Bergeron ya se ha dado en las escuelas públicas y privadas de los barrios periféricos de Capital, donde se integra la necesidad educativa especial, y los alumnos con un desempeño estandar o superior a la media deben atrasarse en su aprendizaje.

para otra distopía, recomiendo ver la película Idiocracy. es un resultado posible de la política de Nagel.

rg dijo...

a vos igual te compensamos pic, no te hagas problemas

Jacol dijo...

PIC tu argumento se parece mucho al que usa Nozick con el jugador Chamberlain, si los espectadores quieren pagarle más por sus talento pues que lo hagan, por qué restringir las habilidades del jugador?. Pero cuando lo subis a nivel macro, con los inteligentes, ricos, etc se generan cargas y costos que si le preguntas a la gente no los pagaría. El problema de la igualdad por supuesto es complejo, pero pienso que hay cosas que se pueden corregir. Un saludo =)

PIC dijo...

Jacol,

sí, es parecido al argumento de Wilt Chamberlain. de hecho, nozick mismo se pregunta si valdría la pena vivir en una sociedad donde todos los hombres estén a la altura de un aristóteles o un marx (cita de Trotsky en Literatura y Revolución), y que incentivos tendrían los hombres para progresar.

a mí me resulta una idea peligrosa: porque, además, es impracticable y, si se intenta, contraproducente. primero, porque no hay una definición de inteligencia que sea correcta. pero si la concebimos como una facultad instrumental para resolver problemas, entonces seguirá el problema (también instrumental) de determinar quién es inteligente, para soportar la carga impositiva. en última instancia, se traduce es una casta de inteligentes y cultos que pretenden regular a los demás, que son demasiado inteligentes como para prosperar.

este tipo de propuestas tontas como la de nagel me recuerda lo que escribiera nozick: el izquierdismo de los intelectuales no es sino una venganza de estudiantes que han fracasado para enriquecerse y entonces proyectan la metáfora del aula a nivel macrosocial, y pretenden que el estado sea como el maestro que les ponga buenas notas a ellos y castigue a los malos alumnos (los que han prosperado más que ellos).

por último, me resulta sospechoso que estas tonterías que aparentan ser muy radicales se esgriman desde universidades que no son nada igualitarias: que limitan el cupo de estudiantes y graduados con exámenes estandarizados (malos predictores de éxito académico pero buenos indicadores de capacidad de pago), tuitions impagables, etc., etc.

sería más interesante estudiar el sistema educativo japonés, donde un egresado del secundario sabe más de cálculo y álgebra que un undergraduate estadounidense (sin pagar un dólar a la escuela), y donde el sistema político puede jactarse de tener varios primeros ministros provenientes de las clases bajas. estoy seguro que ningún sociotécnico japonés se inspiró en las ideas de rawls, nagel o cualquier otro igualitarista de ivy league.

Sergio M dijo...

Me pregunto cuanta validez tiene hoy (o si ha perdido algo de validez) la idea de Nagel de que no se puede separar estatus profesional de estima social y recompensas económicas. Si yo vivo en un pequeña comunidad alejada, parece muy razonable. Ahora si yo vivo en una comunidad que tiene interacción a diferentes niveles (por ejemplo en la web) quizás esa conexión rígida que hace Nagel empiece a perder peso.
Si el "menos inteligente" tiene oportunidades de participar en o crear redes sociales alternativas, su estatus social cambia y se diversifica en diferentes sentidos. Esa conexión trabajo/ingreso = estatus social cambia dado que el individuo tiene posibilidades de crearse de distintas maneras, no solo a través de su empleo.
Entiendo que las diferencias extremas estarían menos afectadas por esto (ingreso magro versus multimillonario de internet), pero de todas maneras me pregunto si no pierde fuerza la idea de Nagel.

alfre dijo...

Disculpen la analogía, pero una sociedad con todos marx o aristóteles (que tampoco fueron perfectos por cierto), sería una sociedad incompleta. Es como sería en el fútbol, jugar con 11 números 10 (once messi, once maradonas, once el que quieras). Ese equipo no tendría defensa, y caería goleado ante uno de menor calidad. Creo que la clave de la igualdad no está en "igualarnos", sino en aceptar, buscar y utilizar la diversidad existente.

josé dijo...

Roberto, muchas de las objeciones que se efectuan al planteo de Nagel en los comments, no son de alguna manera tomadas por M Walzer en su noción de la igualdad compleja? Es ese un planteo superador o estoy comparando peras con manzanas?

Ramiro dijo...

Que tema para comentar algo con poco tiempo... Pero como somos nijas, diría una cosa cortita: algunos comentaristas se van del planteo central de Nagel, a la cuestión de cómo implementarlo y señalan como riesgo las posibilidades totalitarias que el mismo Nagel reconoce. La objeción (que, de nuevo, Nagel reconoce) no elimina la arbitrariedad moral de las desigualdades que señala. Ahí está la cuestión, me parece, que hace que el planteo hecho en 1973 siga siendo interesante. Slds.

PIC dijo...

yo critico la arbitrariedad moral de lo que él señala: en su concepción, uno no es dueño de su propio cuerpo. por el contrario, yo afirmo el self-ownership.

me pregunto si con el argumento de nagel no se podría defender la gestación compulsiva de un feto, como compensación al feto disminuido. (pienso en el violinista de J. Thomson). ahh, me olvidaba, para ser izquierdista no es necesario ser consistente...

Jacol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jacol dijo...

De acuerdo con tu último punto PIC, de hecho soy Colombiano y aca se ve claramente como las Universidades públicas han ido perdiendo apoyo y una buena Educación privada implica gastos muy complicados de Costear, creandose así una nueva forma de segregación, ya quelas personas historicamente marginadas son los que en la actualidad mayores problemas tienen de ingresar a una Universidad de élite (Hasta aquí) Ahora, el texto de Nozik de por qué se oponen los intelectuales al capitalismo creo tiene muchas inconsistencias, ya que hay muchos intelectuales conservadores, además creo que igual hay ricos (exitosos en el sistema capitalista) como diria G. Cohen igualitarios, en fin. Frente a tu relativismo moral bueno PIC creo que hay formas de exclusión en las que se puede trabajar. Pensaba en lo del post de Scanlon. Bajo qué argumento un profesor de escuela, una madre cabeza de hogar tienen derecho a ganar menos dinero que otras profesiones menos fuertes y mejor remuneradas? y así hay muchos temas que los igualitarios pueden defender como lo hecho el mismo Roberto. Un Saludo =)

CV dijo...

Ahora, una cuestión interesante es que el propio Thomas Nagel ha vuelto en cierta medida sobre sus pasos en "Justice and Nature", ¿no?

PIC dijo...

Ramiro:

no es tan fácil distinguir el problema moral de la solución institucional. en efecto, me pregunto a qué llama thomas nagel inteligencia. y me pregunto, además, si es posible dar una definición de inteligencia que prescinda del marco institucional. a esto último, mi respuesta es no. si concebimos a la inteligencia como una facultad adaptativa (que parece ser el uso más común del término "inteligencia"), entonces esto es inseparable de las instituciones.

(pregunta extra: véase la siguiente paradoja: que sería "inteligente" en la sociedad donde se compensa a los menos inteligentes? respuesta: pasar por hipodotado.)

pienso si se relaciona inteligencia con desigualdad social, parece inevitable concebir a la inteligencia como una facultad que permite prosperar (i.e., maximizar un ingreso monetario o no, e.g., la aprobación de una sociedad) bajo cierto marco institucional. o sea que ya estamos discutiendo instituciones de antemano, porque no se puede dar una definición de inteligencia como una facultad desencarnada. luego, no es que primero definimos el concepto in abstracto y luego lo medimos y vemos cómo igualamos a los menos inteligentes con los más inteligentes: si damos una definición de inteligencia operacionalizable en contextos institucionales ello ya implica "medir" la inteligencia de los individuos en una sociedad, las instituciones incluídas en el razonamiento.

Jacol:

es cierto que hay igualitaristas ricos. este tema lo han tratado mejor que cohen, Allan Bloom y Daniel Bell. en efecto, parece ser una contradicción cultural del capitalismo que los ñiños mimados de padres capitalistas se vuelquen al socialismo. pero generalmente este suele ser un socialismo tímido, pacato y auto-frustrante, como en el caso de muchas universidades de elite fundadas gracias a las primaveras neoliberales, que son alma mater de socialistas y otros esnobs de clase alta.

rg dijo...

pic, no entiendo eso de que el es arbitrario moral, y que vos afirmas el self ownership cuando el no. las dos cosas estan equivocadas. primero, porque la idea de arbitrariedad moral, en el contexto que la usas, siempre se empleo para hablar de aquello de lo que uno no es responsable (i.e, el color de piel, que por caso puede ser caso puede ser base para que te traten peor). o sea, tu uso de arbitrariedad moral aca no pega ni con cemento.

la otra cuestion es la critica del self ownership. error tambien. porque te basas en algo que alguna vez se le dijo a rawls, pero frente a cual rawls tiene muchas salidas (ver, ponele, kymlicka). todo basado en la idea del "acervo comun" que uso alguna vez rawls. y lo que siguio luego fue una trivializacion de la idea absolutamente sensata de que uno no hizo nada para merecer los talentos con los que nacio.

curioso, sin embargo, porque esta idea de merecimiento y talentos es afirmada en la teoria por todos aquellos que se toman en serio la idea de arbitrariedades morales, que es justamente la que vos invocas sin, me parece, consciencia de lo que andas diciendo. abraccio

Anónimo dijo...

Todo esta cuestión tira por la borda cualquier idea relacionada con la libertad, el esfuerzo y el mérito o ando algo equivocado con lo que supone se plantea?

sl dijo...

Yo creo que no existe ni existirá nunca un método que sea capaz de discriminar los beneficios que son fruto de la inteligencia innata y los que son fruto del esfuerzo personal, de la voluntad. De los primeros puede decirse que son fruto del azar, y como tales serían fuente de compensaciones. Pero los beneficios que alguien obtiene por su esfuerzo o su voluntad no, esos son en general fruto de las elecciones autónomas de las personas.
Conozco gente hiper inteligente que se ha dedicado a la vagancia, que desperdiciado su vida y sus oportunidades, y gente muy limitada que ha creado cosas valiosas para la sociedad. Si tuvieramos que ser coherentes con la idea de compensar las circunstancias inmerecidas, tendríamos que gravar con impuestos a los inteligentes vagos, y compensar con subsidios a los tipos limitados esforzados. Lo cual no parece intuitivamente muy justo.

PIC dijo...

"uno no hizo nada para merecer los talentos con los que nacio."

Es que está mal planteado el problema, porque "uno" no es una mente desencarnada que "recibe" por donación de la lotería natural talentos como la computadora a la que se le instalan componentes. El hombre es un sistema parcialmente natural y parcialmente artificial, es sus genes + sus propiedades emergentes + el medio.
Por eso mismo es que no puedo pensar en Diego sin su talento para el fútbol.
Por otra parte, es erróneo sostener que exista una distinción entre naturaleza y sociedad (como lo hacen las filosofías idealistas). (Por caso, sé que esta crítica también se la podés aplicar al self-ownership.)

Pero además hay otro problema: los talentos existen en sí mismos o sólo como ideas en los cerebros de otros que los aprecian y los hacen tan extraordinarios? Si optamos por la segunda opción, entonces la pregunta es: por qué no regular a otros para que no tengan esos deseos?. En cualquier caso, si sostenemos una concepción subjtiva del valor, no se sigue que para que exista compensación se deba gravar a los talentosos. Para eso hay que explicitar otras premisas.

Al margen de esto, me parece que toda esta discusión es al ñudo si versa sobre una idea borrosa (i.e., si no definimos primero qué es inteligencia).

Por otra parte, sigo preguntándome por qué no se justifica la gestación compulsiva de un feto como compensación a su inviabilidad y sí el deber de no elegir cómo usar el propio cuerpo los llamados talentosos para compensar a los menos favorecidos. Yo estoy a favor del derecho a elegir en ambos casos.

Sobre la arbitrariedad moral, releí la única oración donde digo eso, y creo que usé el término para decir que lo que sostiene Nagel es un infundio ("lo que él dice es una arbitrariedad moral"). No para referirme de nuevo a la lotería natural, moral luck, etc.

Jacol dijo...

¿qué es la inteligencia? ¿Qué es valor? PIC estas llegando al extremo de relativizar, ¿Cuantos pelos se necesita para ser calvo? respondeme está última... Creo que existen ciertos valores sociales que se aprecian y que generan cargas para otros. Mira no mas con la propiedad, qué le da derecho al hijo perezoso de un rico llegar a tener lo que su padre tal vez (si es que no por herencia o robo también) con esfuerzo consiguio. Esto continua creando segregación sobre otros. Ahora SL tiene razón es dificíl ponernos a ver la inteligencia ya que hay hombres brillantes que desperdician oportunidades y gente que sin ninguna educación logra ser rica y exitosa en el sistema capitalista. Pero esto no impide que por ejemplo se busquen soluciones para que ciertas personas no tengan que sufrir las adversidades de su posición original. Un saludo =)

PIC dijo...

Jacol:
Si leés lo que dije antes, verás que la definición de inteligencia es importante porque trivializa la distinción entre el planteo del problema (la arbitrariedad de los talentos) y la propuesta institucional para solucionarlo. Por ejemplo, si yo creo que no se puede hablar de inteligencia artística, entonces no gravaré con impuestos el trabajo de Marta Minujin, León Ferrari o Guillermo Kuitca. Si considero que existe una inteligencia artística, sí. (Todo esto cuando sabemos que gana más Minujin que un científico que investiga sobre tratamientos para el cáncer.)

Saludos,

PIC

PIC dijo...

Dónde hay gente más inteligente?

http://www.martaminujin.com/

http://www.lalcec.org.ar/

???

PIC dijo...

Dame al menos una definición ostensiva de "inteligencia". Te dejo algunos ejemplos. Dónde hay (más) inteligencia?:

http://centroculturalrecoleta.org

http://www.frhutn.org/cms/index.php?seccion_generica_id=394

http://www.utdt.edu/ver_contenido.php?id_contenido=3503&id_item_menu=7079

http://www.ib.edu.ar/

http://hospitalargerich.org.ar/index2.html

Sobre las herencias, si lo que defendés son los impuestos a las herencias (como el estate tax), yo estoy en contra. Esos impuestos son contraproducentes para las clases medias, que no pueden pagar el costo de operar bajo instituciones para salteárselos, y la mayoría de los bienes que posee entran en sucesión por ser bienes registrables (Mirta tiene varias veces el precio de su vivienda en joyas, que no entran en sucesión). Por eso, países altamente igualitarios como Suecia, Austria y Nueva Zelanda lo han abolido.

CV dijo...

PIC:

"y me pregunto, además, si es posible dar una definición de inteligencia que prescinda del marco institucional. a esto último, mi respuesta es no."

En dicho caso, algunos (supuestos) talentos, como la "alerta empresarial" (I. Kirzner) no deberían generar ningún ingreso monetario adicional, porque el talento para identificar "nichos de mercado" depende que, efectivamente, existan instituciones de libre mercado.

O los talentos dependen del marco institucional (y entonces no podés descansar en la autopropiedad para defender los ingresos diferenciales derivados de la "empresarialidad") o éstos sí dependerían de la autopropiedad (y entonces sería en principio posible definir inteligencia con prescindencia del marco institucional (y de cualquier ingreso monetario!)).

En cualquier caso, me parece que no podés sostener ambas cosas.

No vayas a creer, pero para muchos "derechistas" tampoco es necesario ser consistente, eh.

PIC dijo...

La teoría de entitlement de Kirzner es tremendamente naïve (es un lockeano extremo) y no logra probar su criterio de el primero que lo encuentra se lo queda. Fijate que relativicé mi alusión al self-ownership. De todos modos, Kirzner sí estaría cerca de mi postura en su entendimiento evolutivo (hayekiano) sobre las instituciones sociales, donde fines y medios son descubiertos ex novo, y entonces es imposible desligar la racionalidad del marco institucional.

Sobre el segundo cuerno de tu dilema, ya comenté que en una sociedad como la de Harrson Bergeron, ser inteligente consistee en aparentar ser hipodotado.

PIC dijo...

Por otra parte, no soy derechista. Soy un socialista tradicional, influído por el socialismo liberal de Juan B. Justo y D. F. Sarmiento (quien varias veces se definió como socialista).

CV dijo...

Yo no sostuve en ningún momento que fueras "derechista".
Sí, que tus afirmaciones (no las de Kirzner o las de Domingo Faustino Sarmiento) son inconsistentes.

PIC dijo...

No lo son, porque soy escéptico de las definiciones de inteligencia ingenuas basadas en la razón instrumental. Fijáte mi alusión a Hayek para entender de qué hablo.

CV dijo...

No, no entiendo de qué hablás... No sé que significa "soy escéptico de las definiciones de inteligencia ingenuas basadas en la razón instrumental."

PIC dijo...

Si das definiciones de inteligencia basadas en razón instrumental, sobre la habilidad para resolver problemas, entonces posiblemente muchos de los primeros filósofos de Ionia no serían reputados como inteligentes. Ni siquiera habría razón para considerar como tal a un músico.

En cualquier caso, toda definición de inteligencia, creo, presupone compromisos institucionales. Como dije, no es posible separar la inteligencia como una facultad desencarnada y luego indagar cómo se inserta en distintos marcos institucionales. Ciertamente, hay que abandonar el concepto mentalista de inteligencia que es presupuesto por la teoría funcionalista o computacional de la mente, que no es sino viejo mentalismo en nuevas ropas (pace los behavioristas).

La defensa de la propiedad sólamente basada en el self-ownership es propia del liberalismo más ingenuo. Ya ha sido refutada por Nozick y por M. Rothbard, y no es la mejor versión como para criticar.

Repito, porque quizás no lo leíste: yo creo que las ideas son emergencias de cerebros individuales bajo instituciones sociales: es impensable un Mozart en la edad de piedra. Pero hay que refinar mejor qué es básicamente natural (ya a nivel genético, ya a nivel biológico) y qué artificial, social (sin olvidar que no existe una distinción entre naturaleza y sociedad). Lo que propongo, por tanto, es escapar entre los cuernos de tu dilema (instituciones vs. naturaleza). Yo sólamente sostuve la tesis más austera de que, en términos muy generales, es imposible concebir a la inteligencia sin compromisos institucionales involucrados en la definición (dada la definición vaga, de sentido común que tenemos del término a falta de una estipulación de Nagel-Gargarella).

PIC dijo...

Como sea, aludiste a mi chicana de la interrupción del embarazo, pero no la refutaste. Lo más gracioso es que el argumento de J. Thomson presupone el self-ownership. Murray Rothbard podría sostenerlo con total consistencia: para él, la mujer es dueña de su cuerpo y puede desprenderse del embrión, lo cual se sostiene aun si este es persona. Si muere, será una consecuencia accidental (evicción). Sin embargo, si uno asume que debe compensar a los hipodotados (e.g., discapacitados), hay sólo un paso a añadir que debe compensar a los fetos no (todavía) viables, especialmente cuando esa viabilidad se adquiere en unos pocos meses.

En verdad, parece que todos estos argumentos tan exquisitos n oson sino racionalizaciones para justificar política pública que ya se decidió de antemano.

PIC dijo...

Yo, por mi parte, creo que el subsidio de discapacitados debe ser tan voluntario como la decisión de gestar un feto o no. (O sea, totalmente voluntario).

CV dijo...

No, no veo cómo podrías escapar de entre los cuernos de TU dilema (no es mío, es un dilema en el que, si te fijás bien, te metiste vos solito).

Todo el resto no lo entendí (y no sé qué mucho tiene que ver aquí)

PIC dijo...

No, es que no es mío porque jamás sostuve el dualismo naturaleza/sociedad, ni la tesis de Kirzner sobre alertness empresarial y adquisición originaria.
Cuando en una discusión se llega al punto de remitir al otro a lo que ya se dijo, ahí sabemos que el diálogo se agotó.

PIC dijo...

El ejemplo del aborto sí es pertinente, por una suerte de equilibrio reflexivo en la discusión.

Jacol dijo...

Vale PIC, otro problema soy super talentoso, pero naci en una posición donde mis talentos se desperdician que haces?

Demole una visión entonces diferente al concepto de inteligencia, porqué gana más un artista que un investigador?. (por no poner un caso extremo), igual preparación, "igual talento" diferente salario ¿cómo lo justificas?. Lo del talento parece más un azar que otra cosa. Todo cae en cuestiones que la sociedad les ha dado valor si queres ponerlo así y se generan injusticias, se generan injusticias que se pueden trabajar. saludos

PIC dijo...

Jacol:

A tu primer ejemplo, me viene a la mente lo siguiente. Un tipo con el talento y entrenamiento de Maradona en sus mejores momentos, que nace en una sociedad donde el fútbol no es popular, en el s. 19, tiene talento? Del mismo modo, Anaximandro y otros físicos jónicos fueron inteligentes en su tiempo. Hoy, no sé si podrían ser considerados como tales. (En cualquier caso, hoy posiblemente no escribirían lo mismo.)

El talento es intersubjetivo, e inserto de manera diferente en cada contexto institucional. Hay que pensarlo en términos de las relaciones entre individuos que buscan su propia satisfacción.

El problema de la aplicación de política pública acorde con la teoría de Nagel no es simplemente práctico, es teorético: la política (de impuestos a los inteligentes) no se puede aplicar bien porque no hay una buena definición de inteligencia (que necesariamente tendrá compromisos institucionales, porque no hay inteligencia en un vacío social). Por eso, es mejor buscar un impuesto basado en la riqueza (al menos hay sistema de precios para operacionalizar el concepto de riqueza) que en la inteligencia.

Toda esta discusión me parece trivial, es un malgaste de recursos de las universidades dedicarse a investigar este tema. Es una tontería. Ni siquiera hay un consenso en la comunidad de científicos sobre qué debe considerarse inteligencia, mucho menos podrá esto ser resuelto por los abogados, la mayoría de los cuales jamás pasó por un curso universitario de cálculo y biología (al menos en Argentina).

Gana más un artista que un investigador por diversas razones. Bajo ciertos marcos institucionales, es más beneficioso para otros el arte que la ciencia. Generalmente a los científicos les paga el Estado. Los artistas se han ganado un espacio en el mercado, o bien tienen privilegios exhorbitantes de los que carecen los investigadores (o los docentes, por caso). Sobre este último caso, quizás eso explique por qué gana más un artista con contratos con el estado (como Nacha Guevara o Diego Capussotto) que un científico que investiga sobre propulsión a chorro, que seguramente es más útil para la sociedad.

Te doy otro ejemplo. Cuando sube su costo de vida, el verdulero remarca el precio. Sin embargo, el docente no puede cobrar más por la educación, o el médico de hospital público, porque se entiende que ofrece un servicio público y que todo el mundo tiene derecho a la salud y la educación (independientemente de cómo se le pagará a quien la ofrece).

Creo que también tiene que ver con las preferencias de quienes compran teorías científicas y obras artísticas. En Argentina hay más fundaciones que subsidian el arte que la investigación sobre el cáncer. Así son las preferencias intersubjetivas de la gente. (Quizás muchos crean que el Estado debe pagar por la salud, y entonces confinen al subsidio estatal a los científicos.)

CV dijo...

¿Qué tiene que ver el "dualismo naturaleza/sociedad" (lo que quiera que eso sea)?
La mención a Israel Kirzner fue a los efectos ilustrativos.

El dilema es tuyo (y sólo tuyo) porque sostenés que (a) los talentosos (las pelirrojas pechugonas? Martha Minujín?), por el sólo hecho de ser talentosos, deben tener un ingreso monetario diferencial porque son dueños de sus propios cuerpos y A LA VEZ sostenés que (b) la definición del talento (o, más precisamente, de la inteligencia) depende del marco institucional.

Si sostenés (a) basado en la doctrina de la autopropiedad, entonces (b) no puede ser cierto, y sí sería posible dar una definición de inteligencia o talento con independencia del marco institucional (o de los ingresos monetarios).
Y si defendés (b), entonces (a) no puede justificar el ingreso diferencial (nuevamente, éste dependería del marco institucional, y entonces lo que habría que discutir es la legitimidad de marcos institucionales alternativos, no asumir el libre mercado como dado, y cometer petición de principio).

Ponete de acuerdo con vos mismo, y tal vez podamos seguir el "diálogo"...

PIC dijo...

CV:
Yo mismo hice una crítica al self-ownership cuando dije que es un error concebirnos como fantasmas que stamos equipados de ciertas capacidades, sino que estas nos constituyen.
Vos elegiste la versión más extrema de self-ownership para presentar. También enfaticé que es difícil pasar del self-ownership a la adquisición originaria, y que esta teoría ya había sido refutada por Nozick y Rothbard.
Por consiguiente, de ningún modo hice una defensa partisana del self-ownership. Sobre la inteligencia, también te señalé la postura hayekiana, que está presente en Kirzner pero es incompatible en su base, y apunté su mérito de que concibe un continuo evolutivo entre racionalidad individual e instituciones, y entre fines y medios.
En todos estos argumentos, estoy haicendo una crítica a los fundamentos de posiciones como las de Rawls, Nagel o libertarios como Kirzner.
Ahora bien, entre una posición donde los derechos sólo surgen del contrato y uno no debe tener un derecho legal ni de su cabello y una de self-ownership, creo que me inclino por esta última.

Sobre el dilema que planteás, no sé si es un buen argumento contra el self-ownership. Me pregunto por qué, si aceptamos el self-ownership, deberíamos rechazar que un individuo que viaja a un país extraño donde es considerado un dios deba devolver los regalos que le obsequien voluntariamente los demás.

Por último, mi referencia a la dicotomía naturaleza/sociedad, al igual que otras varias, remite a las raíces filosóficas de la discusión. Cuando vos me decís que si defiendo el self-ownership no puedo defender que la inteligencia depende del marco institucional (y vice versa), el que presupone el dilema sos vos no yo.

PIC dijo...

Perdón, en el anteúltimo párrafo debí escribir:

Sobre el dilema que planteás, no sé si es un buen argumento contra el self-ownership. Me pregunto por qué, si aceptamos el self-ownership, deberíamos rechazar que un individuo que viaja a un país extraño donde es considerado un dios deba CONSERVAR los regalos que le obsequien voluntariamente los demás.

Anónimo dijo...

pido algun posteo de futbol asi puedo tener la capacidad de opinar!!!!

Anónimo dijo...

PIC, como es que eres un "socialista tradicional" si sigues a Nozick y al "anarco-capitalista" Rothbard?

Anónimo dijo...

Gran discución. Espero se realicen discuciones de este tipo más a menudo. Sinceramente entiendo que aquí se ven las mas grandes inconsistencias de la "izquierda igualitaria"; en donde uno ya no es dueño ni siquiera de lo que "es"... Lo recibió... y hay personas que no lo recibieron " inteligencia, belleza, etc. "

Anónimo dijo...

Todos somos "absolutamente iguales", o deberiamos serlo... De donde viene ese afan tan igualitarista... Ese nihilismo asombrosamente denunciado por Nietche... Ese rechazo a la vida, a las diferencias e incluso a las injusticias propias de la vida... Por que tanta cobrardía ?

Anónimo dijo...

En fín... tengo el serio problema de ser "petiso", de rostro no "agraciado" y a mas tengo una panza prominente que no me la puedo quitar. Como es obvio, tengo algunos problemas para conseguir una "linda" novia (que es lo que quiero). Les pido por favor a los "intelectuales" que se aboquen de lleno al problema cultural de la "belleza". Ataquemos esa seria "desigualdad". Que los culturalmente feos dejen de serlo... así, de una buena vez, los feos podemos conseguir algo "bello"...

PIC dijo...

Anónimo:
Lo peor del caso ese que en un Estado maximalista como el que imaginan los que sostienen la tesis de Nagel no habría ningún lugar para el disidente. En efecto, el celebrado "consenso" se vuelve así anti-pluralista en estas circunstancias.
Saludos,
PIC

Anónimo dijo...

y lo último: una vez conseguido aquello, por favor, concentremonos en el serio problema "desigualitario" del "amor"... Esa desigualdad horrorosa que se da en toda pareja en donde uno siente mucho mas amor por el otro que el otro respecto de uno. Ay ! No hay una injusticia ahí ? Que uno se desviva en amores y bondades respecto de otro ser humano, y de repente te encontras con que "no te ama mas"... O que no siente lo mismo que vos sentis por ella... INJUSTICIA SI LAS HAY !
Amigos igualitaristas, por favor, aboquemonos a ello... "No solo de pan vive el hombre"

Anónimo dijo...

y lo último: una vez conseguido aquello, por favor, concentremonos en el serio problema "desigualitario" del "amor"... Esa desigualdad horrorosa que se da en toda pareja en donde uno siente mucho mas amor por el otro que el otro respecto de uno. Ay ! No hay una injusticia ahí ? Que uno se desviva en amores y bondades respecto de otro ser humano, y de repente te encontras con que "no te ama mas"... O que no siente lo mismo que vos sentis por ella... INJUSTICIA SI LAS HAY !
Amigos igualitaristas, por favor, aboquemonos a ello... "No solo de pan vive el hombre"

F dijo...

La discusión es interesantísima, pero me permito una digresión: ¿qué pasó con Lucas?

Anónimo dijo...

Saludos PIC. Es la primera vez que participo en el blog del estimado Gargarella. Estuve buscando con ahínco los comentarios del Criador de Gorilas y no los encuentro... Por favor Criador ! Volve !

Anónimo dijo...

Si ! Que paso con Lucas y el criador ? Si en un blog no podemos mantener la deliberación; y a mas es deliberación por deliberación misma... No estamos obligados a consensuar ni a construir un consenso; como sostenemos epistemológicamente nuestro ideal de una "democracia deliberativa" ?

Anónimo dijo...

Y amigos, no nos olvidemos de las "injusticias desigualitarias" en el deporte que tanto nos gusta... Soy hincha de Boca Unidos de Corrientes. Propongo que todos los equipos jueguen en primera A y que todos los partidos salgan empatados... No hace falta tener mucha imaginación para darse cuenta de los innumerables factores de desigualitarismo que ocasionan que ha un equipo le conviertan un gol... Para mí, como para muchos, el futbol es mas importante que vivír en puerto madero.

Anónimo dijo...

PIC: por que eres "socialista tradicional"???

Anónimo dijo...

No fue Pol Pot el que implementó este ideal igualtiario tan lindo???

Anónimo dijo...

PIC: y entonces como es que te llamas a ti mismo "socialista tradicional"????

Anónimo dijo...

Amigos, soy el anónimo de hasta las 6:06. Mi nombre es Gustavo. Soy de Corrientes; y como ya metí el bocadito de Boca Unidos y tengo que ir a terminar un trabajo, me despido y les dejo un gran saludo a todos y felicitaciones por el Blog. Por último, que vuelva también la Señorita que se mandaba unas poesias de la gran siete en medio de una super discución. Era grandioso.

Anónimo dijo...

Es que, PIC, eres inconsistente, contradictorio, repetidor de lo que te va conveniendo de otros. Bah, no tiene caso...

CV dijo...

PIC:

Realmente, no entiendo de qué hablás.

Yo te presenté cuál era claramente el dilema que se te presenta, y te dí soporte textual para mostrarte por qué se te presenta.

Todas las parrafadas en las que mencionás a Hayek o a la "razón instrumental", o a que Kirzner no puede justificar que "quien lo descubre se lo queda", o la teoría computacional de la mente, me parece que aportan CERO a esa cuestión.

"Sobre el dilema que planteás, no sé si es un buen argumento contra el self-ownership."

Yo no elegí ninguna "versión más extrema de self-ownership para presentar", simplemente porque no brindé NINGUNA (todas mis referencias fueron a TUS comentarios).

Tampoco presenté ningún "argumento contra el self-ownership".

Simplemente me limité a señalar que defendés algo inconsistente.

En fin... Saludos.

Anónimo: Hay muchos blogs si querés opinar de fútbol.

PIC dijo...

Me definí como un socialista tradicional porque simpatizo con el socialismo decimonónico, en especial, con JB Justo y con protosocialistas como DF Sarmiento. Ellos no tenían las posiciones estatistas de los socialistas actuales. Al igual que Marx en la misma época, sabían que el mercado era necesario para el desarrollo de la sociedad civil y para borrar los resabios de modos de producción precapitalistas.
Por supuesto, no me identifico en casi nada con la izquierda socialista actual.

albin stromber dijo...

No sé por qué tanta furia contra el igualitarismo. Parece como si toda propuesta igualitarista se redujera a cortarles las alas a los ángeles.

Tal como yo lo entiendo, cualquier posición de izquierda consecuente debería aspirar a la realización del reino de la libertad. Ese parece ser el ideal de Marx en los Manuscritos del '44. Ahora, lo que Marx detecta en El Capital es que la libertad aparente del mercado resulta en una limitación de las libertades. El libro está atravesado por la vocación de explicar que las cosas no son tal como se presentan (de ahí, por ejemplo, la insistencia en encontrar en la esfera de la producción las desigualdades que no son manifiestas en intercambio).

A lo que voy: la cuestión del igualitarismo se reduce a señalar que sin determinados imperativos igualitarios la libertad es irrealizable. Es algo bastante obvio: en un escenario de contrato rawlsiano, nadie elegiría que el único principio fuera la plena libertad para hacer cualquier cosa, porque eso conduciría a la pérdida de libertades para muchos. Nadie quiere la libertad de los pobres de París.

Desde luego, todo el problema pasa por identificar las desigualdades admisibles, y las recompensas correspondientes (sin olvidar que las recompensas no tienen por qué ser materiales). Improvisando -confieso que no es un tema que me haya detenido a pensar en detalle- diría que es admisible toda desigualdad que, generalizada socialmente, no conduzca a una pérdida neta de libertades. Propongo un ejemplo, así es más fácil corregirme o refutarme: la propiedad privada de una fábrica no afectaría directamente las libertades de los demás, si se tratara de un caso aislado. El problema es que, generalizada, la propiedad privada de los medios de producción limita más libertades de las que despliega. En otras palabras: hay más individuos que ganan en libertad con la socialización de los medios de producción que individuos que pierden por tener que renunciar a la posibilidad de poseer privadamente una fábrica.

Sé que el argumento está cargado de supuestos. Me animo a discutirlos, y no tengo problema en renunciar a alguno si me muestran que no se sostiene.

Pablo dijo...

PIC, tus objeciones están predicadas sobre la tesis de que cada persona es dueña de sí misma. Pero hasta donde alcanzo a ver, en ningún momento ofrecés argumentos en defensa de esa tesis. Personalmente, no encuentro ninguna razón persuasiva para creer en el self-ownership, especialmente si tenemos en cuenta que el derecho de propiedad privada consiste --como señala Tony Honoré-- en una pluralidad de incidents o elementos definitorios, y que parece arbitrario dar preferencia precisamente a ese conjunto de elementos por sobre alguno de los muchos otros posibles. Por otra parte, el alcance de tal presunto derecho de auto-propiedad dependerá, en parte, de la teoría metafísica que uno defienda acerca de la naturaleza última de las personas. Una teoría según la cual somos esencialmente nuestro cerebro permitirá al teórico de la auto-propiedad fundar sobre tal derecho un título solamente a esa porción reducida de su cuerpo. Y la idea de que una persona puede volverse propietaria de objetos exteriores a ella en virtud del derecho de propiedad que posee sobre sí misma requiere de algún mecanismo que permita transformar lo que en un principio no es parte de la persona en algo que sí es parte de ella. Los argumentos que se han ofrecido al respecto son sumamente dudosos; el de Locke, por ejemplo, parece descansar (según cómo se lo interprete) en el error categorial de suponer que el trabajo de una persona puede "mezclarse" con el objeto sobre el que la persona trabaja.

Anónimo dijo...

Lamentablemente discutir esto en la argentina es un lujo persa (no me malinterpreten, me parece bueno que se discuta todo, mientras sea respetándonos).
Les dejo el blog de un amigo sacerdote que trabaja en la villa 21.

http://sinpaco.blogspot.com/

Para la gran mayoría de nuestros
hermanos el partido se juega en esta cancha.
Un fuerte abrazo para todos.
Alfonso

PIC dijo...

Alfonso,

Su amigo de la pastoral villera, les enseña a los indigentes que viven en la v. 21 que una de las maneras de resolver su problema de pobreza es el CONTROL DE LA NATALIDAD, con medios como ANTICONCEPTIVOS, DIU, LIGADURA TUBAL, etc.

El cura que Vd. conoce, le dice a sus feligreses carenciados que si una familia de clase media urbana tuviera 10 hijos posiblemente terminaría en una situación de pobreza, y que, por lo tanto, más aun ellos --que ya son pobres-- deben hacer reparos en el control de la fertilidad?

Esa me parece una buena discusión para la Argentina actual. Enseña la pastoral villera a controlar la natalidad? Promueve esa práctica?

Saludos,

PIC

PIC dijo...

Addenda:

Le enseña su amigo cura que el control de la natalidad es una herramienta para que las mujeres pobres no sean económicamente dependientes de sus esposos (como sucede en las familias con muchos críos), sino que puedan llevar una vida laboral propia?

Saludos, PIC

miguel dijo...

Hola Roberto y comentaristas:
Sobre el tema central, para que hable él directamente y no otros por él; con más claridad y simpleza, como comentando el post de NAgel -y de pasada, resolviendo el problema (sólo que 150 años atrás)-... !El señor MArx!:
"Por eso, el derecho igual sigue siendo aquí, en principio, el derecho burgués, aunque ahora el principio y la práctica ya no se tiran de los pelos, mientras que en el regimen de intercambio de mercancias, el intercambio de equivalentes no se da más que como término medio, y no en los casos individuales.

A pesar de este progreso, este derecho igual sigue llevando implícita una limitación burguesa. El derecho de los productores es proporcional al trabajo que han rendido; la igualdad, aquí, consiste en que se mide por el mismo rasero: por el trabajo.

Pero unos individuos son superiores, fisica e intelectualmente a otros y rinden, pues, en el mismo tiempo, más trabajo, o pueden trabajar más tiempo; y el trabajo, para servir de medida, tiene que determinarse en cuanto a duración o intensidad; de otro modo, deja de ser una medida. Este derecho igual es un derecho desigual para trabajo desigual. No reconoce ninguna distinción de clase, porque aquí cada individuo no es más que un trabajador como los demás; pero reconoce, tacitamente, como otros tantos privilegios naturales, las desiguales aptitudes individuales****, y, por consiguiente, la desigual capacidad de rendimiento. En el fondo es, por tanto, como todo derecho, el derecho de la desigualdad. El derecho sólo puede consistir, por naturaleza, en la aplicación de una medida igual; pero los individuos desiguales (y no serían distintos individuos si no fuesen desiguales) sólo pueden medirse por la misma medida siempre y cuando que se les coloque bajo un mismo punto de vista y se les mire solamente en un aspecto determinado ; por ejemplo, en el caso dado, sólo en cuanto obreros, y no se vea en ellos ninguna otra cosa, es decir, se prescinda de todo lo demás. Prosigamos: un obrero está casado y otro no; uno tiene más hijos que otro, etc., etc. A igual trabajo y, por consiguiente, a igual participación en el fondo social de consumo, uno obtiene de hecho más que otro, uno es más rico que otro, etc. Para evitar todos estos inconvenientes, el derecho no tendría que ser igual, sino desigual.

Pero estos defectos son inevitables en la primera fase de la sociedad comunista, tal y como brota de la sociedad capitalista después de un largo y doloroso alumbramiento. El derecho no puede ser nunca superior a la estructura económica ni al desarrollo cultural de la sociedad por ella condicionado.

En una fase superior de la sociedad comunista, cuando haya desaparecido la subordinación esclavizadora de los individuos a la división del trabajo, y con ella, el contraste entre el trabajo intelectual y el trabajo manual; cuando el trabajo no sea solamente un medio de vida, sino la primera necesidad vital; cuando, con el desarrollo de los individuos en todos sus aspectos, crezcan también las fuerzas productivas y corran a chorro lleno los manantiales de la riqueza colectiva, sólo entonces podrá rebasarse totalmente el estrecho horizonte del derecho burgués y la sociedad podrá escribir en sus banderas: ¡De cada cual, según sus capacidades; a cada cual según sus necesidades!

Me he extendido sobre el "fruto íntegro del trabajo", de una parte, y de otra, sobre "el derecho igual" y "el reparto equitativo", para demostrar en qué grave falta se incurre, de un lado, cuando se quiere volver a imponer a nuestro Partido como dogmas ideas que, si en otro tiempo tuvieron un sentido, hoy ya no son más que topicos en desuso, y, de otro, cuando se tergiversa la concepción realista -- que tanto esfuerzo ha costado inculcar al Partido, pero que hoy está ya enraizada -- con patrañas ideológicas, jurídicas y de otro género, tan en boga entre los demócratas y los socialistas franceses." http://www.marxists.org/espanol/m-e/1870s/gotha/gotha.htm#i

saludo

Anónimo dijo...

No me gusta mucho discutir sobre si las personas tienen que tener propiedad sobre sí mismas o no. No hay distinción entre sujeto y objeto. Esta mal decir "juan tiene o no tiene propiedad sobre juan". Juan simplemente es Juan. La inteligencia no es algo que las personas tienen, como se tiene una silla. Las persona no tienen inteligencia: SON inteligentes.

Anónimo dijo...

Nagel no abandonó esa posición ya hace bastante? Sería interesante citar lo que piensa ahora también...tal vez enriquezca la discusión...

rg dijo...

no. de hecho, anios despues escribio equality and partiality que vuelve sobre ideas similares. en todo caso, es un autor interesante, aunque en lo que hace a la teoria igualitaria presenta, a mi gusto, una teoria mucho mas conciliadora que la de otros /incluyendo a rawls. en todo caso, interesa ver las implicaciones y orientaciones de una version suave del igualitarismo /ver que es lo que desafia, cuales son los presupuestos que ataca, el esfuerzo por forjar una posicion consistente con ciertos principios, que hay detras

Anónimo dijo...

Si las personas SON inteligentes, TIENEN inteligencia...

Anónimo dijo...

Y que solucion propone Nagel?

Anónimo dijo...

NO SÉ QUE SOLUCIÓN PROPONE NAGEL, LO QUE SÍ SÉ ES QUE EL DÍA QUE LE DEMOS AL ESTADO EL PODER DE IGUALAR RASGOS NATURALES, YO QUIERO ESTAR EN ESE ESTADO. NO LE VOY A DAR ESE PODER A MORENO NI A DE VIDO.